Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 25- -9- -2007 L Oréal aclarará que Penélope Cruz lleva pestañas postizas en su spot publicitario 97 EN SU PUNTO Beatriz Cortázar EL EXTRAÑO CASO DEL NO HIJO DE CORTÉS on un comunicado en el que se desvincula profesionalmente de Joaquín Cortés, además de anunciar que está embarazada y que ella sola asumirá esa maternidad, es como termina la extraña relación del bailarín Joaquín Cortés con su asistente personal, Katie Asumu, una mujer de origen guineano que conoció a través de su mánager hasta hace dos meses, Alfonso Durán, y que desde la primavera pasada se encargaba de su agenda profesional. Desde hacía meses era habitual ver a Cortés en compañía de Asumu, puesto que se dedicaba al artista a tiempo casi completo. También por esas fechas el bailarín y la modelo Marisa Jara vivían un período de incertidumbre en su relación sentimental. Rompían, volvían, y vuelta a empezar. Pero fue hace dos semanas cuando estalló la bomba o el bombo al aparecer en Hola la noticia de que Cortés y su asistente iban a ser padres. Menudo lío. Me consta por cercanos que Joaquín negó a su gente esa paternidad y de ahí que marcara distancias con su ayudante. El bailarín estaba muy enfadado con todo ese asunto y fruto de todo es el comunicado que ayer envió Asumu confirmando que será madre soltera y que ya no trabajará con Cortés. Lo más curioso es que antes de que llegara ese aviso fue la modelo Marisa Jara quien en la première de la película de Mercero ¿Y tú quién eres? sorprendió a todos los medios declarando que el bailarín no estaba esperando ningún bebé. Está claro que Jara hablaba tras escuchar esa respuesta en boca de Joaquín, con quien podría retomar su relación sentimental, que vivió su momento más crítico tras el anuncio de este embarazo. Ayer Cortés se encontraba en Milán y en breve irá a Nueva York, donde piensa instalarse. Su secretaria asegura que no harán comentarios. Existiendo las pruebas de ADN, ni entiendo las posturas heroicas ni las dudas intencionadas. ¿Habrá fe de erratas? C EPA Arriba, Luciano Benetton (izda) posa con Oliviero Toscani delante de uno de los anuncios de la firma. Abajo, otro spot controvertido de un recién nacido AFP EPA A la izquierda, imagen publicitaria de la firma Benetton que muestra al condenado a muerte Jerome Mallet. Arriba, una provocadora imagen de la campaña contra el sida que Oliviero Toscani realizó en 1992