Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID MARTES 25 s 9 s 2007 ABC AL DÍA Manuel M. Meseguer No podía ni hablar con mi ex mujer, y ahora la situación se ha normalizado Los puntos de encuentro familiar facilitan el régimen de visitas en casos de conflicto SARA MEDIALDEA MADRID. Un juez ordenó a F. J. y su ex esposa acudir a un punto de encuentro familiar para cumplir el régimen de visitas de sus hijos. Al principio cuesta; se hace un poco raro y temía quedar estigmatizado, por ser hombre. Pero luego ha resultado muy útil asegura ahora. Yo no podía hablar con mi ex pareja, y los trabajadores del centro le transmitieron mis inquietudes; ahora la situación se ha normalizado Los puntos de encuentro familiar nacieron en 2002 como un servicio prestado por el Ayuntamiento de Madrid. Se trataba de establecer lugares donde los miembros de un pareja truncada pudieran intercambiarse a sus hijos en los turnos establecidos por el régimen de visitas, eliminando situaciones traumáticas a los niños por fuertes enfrentamientos entre los progenitores. ce con total conflicto entre las partes, están estos centros. 2.902 personas los utilizaron el año pasado, y de ellas 1.748 eran adultos. En ellos trabajan abogados, psicólogos y trabajadores sociales, que los definen como espacios neutrales y seguros F. J. llegó tras una decisión judicial: Mi ex mujer incumplía el régimen de visitas y yo lo planteé en el juzgado. Entonces, ella pidió una orden de alejamiento, y el juez la desestimó, y planteó el uso del punto de encuentro, porque así nos asegurábamos que se cumpliera con el régimen de visitas Al principio, era reacio: Es que me parecía algo anómalo, extraño, ir allí en lugar de a mi antigua casa Además, tenía miedo: Por ser hombre, piensas que vas a estar estigmatizado, que todos allí te van a mirar mal Pero lo que recibió fue muy diferente: Un trato cordial y una mediación que resultó muy útil EN BLANCO n blanco puede ser la noche que ofrece cada año una magnífica ocasión para la diversión en Madrid y otras ciudades europeas (aunque no creo que Madrid necesite esta excusa) y en blanco puede referirse a la mente olvidadiza, conmemorada un día antes con motivo de la jornada mundial contra el Alzheimer. También a ésta le acompañó el espectáculo con el estreno de la película de Antonio Mercero ¿Y tú quién eres? poco favorecida por la crítica de tan cerca que le queda el magistral papel de Norma Leandro y su rostro en blanco de ojos mudos en El hijo de la novia de Campanella. Hace años, entre los estudiantes de secundaria y de no pocos profesores se tomaba como axioma que la memoria era la inteligencia de los burros pese a que la enseñanza católica la colocaba a la par del entendimiento y la voluntad. De modo que de una educación con una quizás excesiva base memorística se pasó al esquema, al indicio y a la visión general, sin presumir siquiera que un día habría que agarrarse a reglas mnemotécnicas para acordarse del nombre de un hijo. Existe un momento en la vida del condenado al olvido en que la memoria es un puñado de piedras en la mano: basta con apretarlas para que ninguna se escurra por las rendijas. Pero el paso del tiempo tritura las piedras. Es el momento en que la preocupación se empieza a hacer un hueco en el ánimo por la frecuencia de los olvidos y se opta por los semanarios de autodefinidos y los crucigramas de los diarios. Se bromea también: ¿Te acuerdas cuando hablábamos de corrido y no como ahora que parece que jugamos al Trivial? Hasta que la arena de la playa se vuelve agua. ¿Quién puede agarrar un puñado de agua? Y algunas frases se pueden todavía atrapar. Somos de la sustancia de que están hechos los sueños escribió Shakespeare. ¿Hay algo más inasible que un sueño que se escapa nada más despertar? Primero se recuerda todo, pero en milésimas de segundo solo queda la sensación de haberlo soñado y apenas la constatación de que tuvimos un sueño, como Luther King en la campa del Capitolio, pero él lo recordaba y cambió el mundo. La fugacidad de un sueño es la desmemoria. E Casi 3.000 usuarios En una de cada once familias madrileñas, según las últimas estadísticas, uno de sus miembros ha vivido un divorcio o separación. Para los casos en que la relación que se rompe lo ha- Mediación En efecto, F. J. asegura que los profesionales del punto de encuentro llegaron a donde yo no podía; no hablaba con ella, y ellos sí pudieron trasmitirle mis intereses e inquietudes Gracias a esa mediación en tierra de nadie la situación en esta ex pareja se ha ido normalizando- el punto de encuentro comunica al juzgado cualquier incumplimiento en el régimen de visitas Desde finales de 2006, no ha necesitado volver a utilizarlo. Es más, antes mi ex y yo teníamos una demanda de separación contenciosa, y ahora hemos negociado un divorcio con acuerdo El perfil del usuario de los puntos de encuentro familiar es el de parejas rotas- -o, en algunas situaciones, los abuelos o tíos de los menores- donde la madre ejerce la guardia y custodia- -en el 92,9 por ciento de los casos- con un solo hijo- -un 70 por ciento de las situaciones- españoles- -en un 60 por ciento- -y que utilizan este sistema por indicación del juez- -98,2 por ciento- Los intercambios para la entrega y recogida de los menores representa el 85 por ciento de la actividad de estos puntos- -aunque también se producen visitas de fin de semana, en algunos casos supervisadas- Para que les sea agradable a los menores, las salas donde se producen las visitas tuteladas y las esperas están decorados con mobiliario colorista y juguetes. Para F. J. estos espacios de pura mediación son muy importantes: Cuando entras en un proceso de separación o divorcio, que son situaciones emocionalmente complicadas, hay que resolver muchos aspectos económicos y de régimen de visitas Los profesionales de los puntos de encuentro actúan como intermediarios sin tomar partido Y esa es su gran baza. Perfil del usuario IU Aparcamiento para bici- basura El aparcamiento para bicicletas inaugurado el pasado día 17 por el alcalde, según denunció ayer el grupo municipal de IU, tiene multiusos muy variados: ahora, se ha convertido en estacionamiento de contenedores. Demuestra la confianza que se tiene en el transporte alternativo indicó el concejal de IU Ángel Lara.