Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID MARTES 25 s 9 s 2007 ABC La madre de Sandra Palo pide a la UE penas más duras para menores M. P. MADRID. La madre de Sandra Palo, la joven disminuida psíquica que fue violada, quemada y atropellada en 2003, pidió ayer al Parlamento Europeo normas legales que agraven las penas a los menores que cometan delitos muy graves. como el asesinato, el homicidio, la violación y el terrorismo. Solicitó por escrito, en la oficina del Parlamento Europeo, comparecer ante la cámara de la Unión para pedir una legislación común sobre la responsabilidad penal de los menores en los países de la UE. Aseguró que en España las penas son muy leves, irrisorias y que lo que no es normal es que se cometan asesinatos con vejaciones tan graves como el de mi hija y se cumplan simplemente 4 y 8 años y en el caso del mayor de edad, de 64 años que se le impusieron, se queden en 30 María del Mar Bermúdez solicitó que este desarrollo legal disponga que los menores que cometan este tipo de delitos, cuando alcancen la mayoría de edad, sigan cumpliendo sus penas en instituciones penitenciarias ordinarias. Asimismo, pide que se revise la edad penal mínima, debido a la proliferación de delitos cometidos por menores de 14 años. El consejero de Justicia, Alfredo Prada, apoyó los planteamientos de María del Mar Bermúdez y destacó que esta petición se hace en frío sin que se les se haya producido recientemente ningún crimen cometido por menores especialmente notorio, por lo que no se les puede acusar de utilizar la alarma causada por este tipo de actos para proponer la modificación legal. Muere un motorista de la Guardia Civil tras colisionar con un vehículo Se dirigía por la M- 50 a atender un aviso cuando sufrió el accidente, que le rompió el cuello MARIO DÍAZ MADRID. El agente de la Guardia Civil de Tráfico Antonio Arias, de 49 años, murió ayer por la mañana cuando se dirigía a atender un accidente tras colisionar con un vehículo en el kilómetro 50 de la M- 50, a la altura de Getafe, según informaron fuentes del Instituto Armado. Se investigan las causas del siniestro. Arias, miembro del destacamento de Leganés, había recibido un aviso y se dirigía a atenderlo junto a otro agente motorista, que circulaba detrás. Sobre las 9.15 horas se incorporaban a una vía mediante un carril de aceleración cuando Arias impactó contra un coche, según explicó su compañero a la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) Se encontraron una retención de golpe y Arias no pudo frenar, aunque aún no se sabe por qué apuntaba Joaquín Canovas, secretario general de la AUGC en Madrid, tras hablar con el guardia civil que acompañaba al fallecido. La Guardia Civil añadió que, tras la colisión con el coche y la caída, todo apunta a que el agente fue arrollado por una furgoneta Lo tendrá que aclarar la investigación ya iniciada, pero la AUGC niega que Arias fuera atropellado, citando al agente que le acompañaba: Lo que pasa es que quedó la moto en tal mal estado que un camión arrolló algunos trozos desprendidos sostienen. Una UVI del SUMMA 112 se desplazó al lugar del suceso, pero sólo pudo certificar el fallecimiento. Antes, un médico que estaba en las inmediaciones del accidente atendió al guardia civil, pero tampoco pudo hacer nada por su vida. Tenía roto el cuello, había impactado contra la base de un guardarraíl y murió al instante comunicó el doctor al agente superviviente, detalla la AUGC. El SUMMA no informó de las causas de la muerte porque, al constatar el fallecimiento, no manipuló el cuerpo. La Guardia Civil, mientras, apuntó como motivo de la muerte el posible atropello, aunque emplazó al resultado de la autopsia del cuerpo, cuyo resultado se conocerá en los próximos días añadieron. La investigación, además, deberá determinar qué sucedió para que Antonio Arias Que vayan a la cárcel tras los 18 ABC Fallece una mujer de 95 años en un choque en la A- 1 Una mujer de 95 años murió ayer al salirse de la vía y volcar, por causas desconocidas, el turismo en el que viajaba por la carretera de Burgos (A- 1) sentido Madrid, Las otras dos ocupantes del vehículo, dos mujeres de entre 65 y 70 años, sufrieron contusiones leves y fueron trasladadas por el Summa al hospital La Paz. ¿Arrollado por un vehículo? chocara. Quizá fue un mareo, o aceite en el asfalto, o que no funcionara el circuito de frenos... el informe lo determinará apuntó, compungido, Joaquín Canovas, secretario general de la AUGC. Canovas reclamó unos medios más apropiados para los agentes: Motos en perfecto estado y revisadas periódicamente, coches para patrullar en invierno y equipos de protección individual, como un collarín protector del cuello que podría evitar estas muertes afirmó, seguro de que falleció tras gol- pearse con un guardarraíl. Según sus datos, en el destacamento de Leganés donde el agente Arias prestaba servicio cuentan con 30 motos para 70 motoristas, sólo cinco en perfecto estado Esta misma ma- Se encontraron con una retención y no pudo frenar explicó a la AUGC el compañero del agente fallecido ñana por ayer Arias tuvo que cambiar sus luces de cruce ejemplificaba Canovas, que volvió a reclamar la desaparición de los quitamiedos. Antonio Arias, oriundo de Castilla- La Mancha, tenía mujer y tres hijos, el menor de 11 años. Sus colegas de Leganés se mostraban tan afectados como sorprendidos por el accidente, dada su experiencia y prudencia Era el más veterano del destacamento, 17 años, y una treintena prestando servicio informaron, abatidos, varios de sus compañeros. Indemnizada con 78.000 euros por una liposucción con resultado calamitoso ABC MADRID. Un médico ha sido condenado a pagar más de 78.000 euros a una paciente a la que dejó secuelas tras practicarle una liposucción sin informarle de los riesgos que ésta implicaba. La operación tuvo un resultado calamitoso según la asociación del Defensor del Paciente. La liposucción dejó a la mujer deforme, con cicatrices en ambos glúteos, con pérdida de sensibilidad, dolor y secuelas psicológicas. Esta asociación informó de que la paciente acudió en febrero de 2005 a la consulta que el médico tenía en la clínica Manzana de Getafe para someterse a una liposucción y una gluteoplastia. La gluteoplastia no se practicó y la liposucción provocó a la mujer escaras- -costras que resultan de la pérdida de vitalidad de una parte viva afectada de gangrena- -en ambos glúteos, que evolucionaron desfavorablemente. La sentencia, dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 52 de Madrid asegura que el documento de consentimiento informado no fue presentado por el médico al paciente, por lo que no se cumplió la ley.