Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 25 s 9 s 2007 INTERNACIONAL 35 El primer ministro francés alerta sobre la bancarrota de las cuentas del Estado Las medidas de austeridad anunciadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis despiertan las protestas de los sindicatos JUAN P. QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. François Fillon, primer ministro, prepara a Francia a una cura de austeridad que tiene insondables flecos políticos y que él ha planteado con cierta brutalidad: Estoy a la cabeza de un Estado que se encuentra en situación de bancarrota financiera. Estoy a la cabeza de un Estado que se encuentra en déficit crónico desde hace quince años. Estoy a la cabeza de un Estado que no ha votado un presupuesto equilibrado desde hace veinticinco años Para matizar estas afirmaciones, Fillon añade: He querido hacer comprender a los agricultores, que siguen pidiendo ayudas al Estado, que si Francia fuese una empresa privada o una familia se encontraría en suspensión de pagos Nicolas Sarkozy ya insistió durante la campaña electoral de la primavera pasada en tal estado de bancarrota financiera. Francia necesita pedir dinero prestado para pagar los intereses de una deuda pública que asciende al 65 del PIB. El déficit presupuestario es superior al 2,5 del PIB, cuando el alemán no supera el 1,7 El pasivo de las cuentas de la Seguridad Social será este año superior a los 12 millardos de euros. Fillon ha repetido en voz alta lo que Sarkozy y los teóricos de la ruptura como Nicolas Baverez y Jacques Marseille, hace mucho que subrayan. La novedad radical es que el jefe de Gobierno insista en tal catástrofe a la hora de cerrar los próximos presupuestos generales, y en vísperas del otoño de todas las tensiones sindicales, hostiles a la reforma, la ruptura y la cura de austeridad. La franqueza brutal del lenguaje de François Fillon ha sido objeto de bizantinos análisis políticos. Para unos, el primer ministro ha dicho en voz alta lo que el presidente piensa en voz baja. Para otros, hay divergencia de opiniones entre la guardia pretoriana del presidente (partidaria de un cierto relajo y relanzamiento a través del consumo y los guardianes del templo económico nacional, el propio Fillon y Christine Lagarde, la ministra de Economía. El grupo parlamentario de la Unión por un Movimiento Popular (UMP, centro derecha) se inclinaría, igualmente, por la cura de austeridad, que no es posible aplazar indefinidamente La crisis inmobiliaria en EE. UU. el choque financiero, y unos pronósticos de crecimiento menos optimistas de lo previsto aceleran la necesidad de clarificación Candidato, Sarkozy utilizó un lenguaje enérgico, prometiendo la ruptura con la demagogia de izquierdas (Mitterrand) y de derechas (Chirac) Presidente, el mismo Sarkozy emplea un lenguaje mucho más sutil. Es su primer ministro quien ha desenterrado el negro fantasma de la bancarrota financiera. La cura de austeridad ha comenzado con reducciones de empleo en la función pública, y deberá seguir con las negociaciones de los sistemas de jubilación privilegiados. Se trata de reformas que darán o no darán resultado a medio plazo. El gasto y la deuda pública, y el deterioro de las cuentas del Estado, quizá exijan medidas quirúrgicas a corto plazo, planteando duros dilemas políticos. Primer violador que sale de prisión con un brazelete en Francia Los sindicatos denuncian que hace poco se hallaron fotos de niños desnudos en su cel J. P. QUIÑONERO PARÍS. Francia ha puesto en marcha su nueva política de liberación de reclusos potencialmente peligrosos (criminales, pedófilos, etcétera) a quienes se les permite salir de prisión si llevan un brazalete electrónico que debiera permitir su control a toda hora gracias a un dispositivo de GPS, semejante al que se utiliza para indicar la ruta en los automóviles. Ayer fue liberado el primer recluso en tales condiciones, Martial Leconte, de 42 años, condenado a 14 años de reclusión criminal en 1998 por violar a una niña de 11 años. Leconte ha cumplido su pena, beneficiándose de ciertas reducciones de oficio. El tribunal de Caen (Calvados) ha aceptado la liberación definitiva de Leconte, tras una larga reflexión y después de respetar la Ley de 12 de diciembre de 2005, que permite a los jueces ordenar la liberación de pedófilos y delincuentes peligrosos, sometiéndolos a un estado de vigilancia judicial a través de un brazalete electrónico. Durante un periodo de dos años, renovable, Leconte estará libre, pero controlado en principio por tal brazalete que suscita ciertas reservas. Según los técnicos, el nuevo sistema de control de delincuentes en libertad a través de un GPS ofrece, en principio, todas las garantías Sin embargo, los sindicatos de prisiones han hecho públicas sus reservas y recordado que hace apenas unos meses se encontraron en la celda de Martial Leconte fotos de niños desnudos. La Ley de diciembre de 2005 ya suscitó en su día vivas polémicas. Finalmentel Gobierno socialista de la época consiguió hacer pasar su proyecto, que ayer se puso en práctica por vez primera. Rachida Dati, la nueva ministra de Justicia francesa, ha pedido a los fiscales del Estado que den pruebas de una vigilancia extrema con el fin de encuadrar debidamente la liberación de delincuentes sexuales La entrada en vigor de la nueva política se ha retrasado varias semanas, como consecuencia de las reservas de los sindicatos de prisiones. La liberación de Martial Leconte ha coincidido con la detención hace poco tiempo de otro delincuente pedófilo, Francis Evrard, liberado prematuramente y vuelto a detener después de violar a un niño de 15 años. Al justificar su decisión de liberar a un primer recluso, después de purgar oficialmente su pena, el tribunal de Caen afirma que actuó responsablemente sin olvidar la peligrosidad potencial del liberado, pero subrayando que, desde la óptica jurídica, penal, el brazalete electrónico ofrece unas garantías razonables que debieran permitir la entrada en vigor de un nuevo estatuto de vigilancia judicial Al menos dos años Divergencia de opiniones Uribe está delegando el poder en Chávez según el ex presidente Pastrana ABC BOGOTÁ. El ex presidente colombiano Andrés Pastrana (1998- 2002) afirmó que su sucesar, Álvaro Uribe, está delegando el poder en el gobernante venezolano, Hugo Chávez, al autorizar su mediación para un canje de rehenes en poder de las FARC por guerrilleros presos. La delegación del poder presidencial del mandato constitucional por la paz en Hugo Chávez es un episodio más de una política de bandazos caprichosos criticó Pastrana en una entrevista publicada el domingo por Semana El ex mandatario añadió que si Uribe mantiene dicho aval, Chávez se convertirá en un actor decisivo de la política colombiana, lo que estimó inconveniente. Lo de Chávez no puede tener una lectura distinta a la de otro evento incongruente en la ausencia de un marco político y estratégico para la paz agregó. Andrés Pastrana cuestionño de nuevo el desarme de 32.000 paramilitares, al señalar que el diálogo con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) comenzó en 2003 con unos pactos debajo de la mesa que no permiten llamar al proceso una negociación de paz, sino un sometimiento hecho a la medida de los capos Responsables