Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 25 s 9 s 2007 INTERNACIONAL 33 Brown busca el voto tory ante unos posible comicios En el congreso laborista, el premier levantó la bandera del patriotismo y de la dureza frente al crimen y la inmigración EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL BOURNEMOUTH. Gordon Brown echó mano ayer del patriotismo, de la mano dura contra el incivismo y el crimen, y del alarmismo frente a la inmigración, en un discurso destinado a no dejar ningún espacio a los conservadores en unas elecciones que podrían convocarse de inmediato. En su intervención en el congreso laborista, Brown no desveló si habrá comicios generales en unas semanas, aunque entre los cuadros del partido reinaba la fiebre electoral. Ese ambiente hizo que Brown, aupado por las encuestas, fuera tratado en su primera comparecencia ante el partido como primer ministro con un entusiasmo inimaginable sólo hace unos meses. Tuvo tres minutos de ovación final de un partido que ha recuperado el optimismo demoscópico tras el continuo declive de la última etapa de Tony Blair, a quien ayer Brown citó dejándole ya como alguien del pasado. Se le veía más confiado que nunca, capaz de decir chistes e incluso de sonreír. Estrenando una nueva imagen- -un corte de pelo que parecía quitarle años y nuevo vestuario- Brown dio el discurso propio de alguien que está pensando en próximos comicios. Toda la intervención pareció ir destinada, tras una primera parte asegurando las credenciales sociales propias de los laboristas, a arrebatar el espacio a los conservadores. Por un lado estuvo el mensaje patriótico. Llegó a utilizar la palabra británico o britanidad más de setenta veces; se proclamó orgulloso de ser británico e hizo llamadas constantes a la unidad nacional. Incluso presentó las situaciones de crisis que se han producido en su mandato- -los atentados terroristas fallidos de finales de junio y la fiebre aftosa- -como la gran ocasión que ha tenido el pueblo británico de demostrar que nunca somos más fuertes que cuando estamos unidos Aquí se había guardado un as: la presencia en la sala de John Smeaton, conocido como el héroe de Glasgow por haberse enfrentado a uno de los terroristas que empotró un todoterreno contra la terminal del aeropuerto de esa ciudad. En ese deseo de mover el suelo bajo los pies de los tories Brown anunció nuevas medidas de ley y orden como reconsiderar la liberalización de los horarios de los pubs, y aplicar castigos a los padres que no contribuyan a evitar la violencia de sus hijos en clase. También anunció dureza contra la inmigración. Aseguró que todo inmigrante implicado en tráfico de drogas o uso de armas será deportado y proclamó que los trabajos bri- Putin releva a los tres ministros más impopulares ante las elecciones RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Después de casi dos semanas de suspense, el presidente Vladímir Putin anunció ayer por fin los cambios habidos en la composición del Gobierno ruso. La remodelación afecta solamente a tres ministerios y pone de manifiesto que el objetivo real que Putin perseguía con toda la maniobra era poner a Víctor Zubkov al frente del Ejecutivo, a quien él mismo considera uno de los cinco candidatos a sucederle. La novedad a resaltar es que entran dos mujeres en el Gobierno y que lo abandona el hasta ahora ministro de Economía, Herman Gref, la principal garantía ante Occidente de que las reformas continuaban más o menos adelante. Gref ha sido sustituido por la que era su mano derecha, Elvira Nabiúllina, considerada también liberal. Mijaíl Zurábov, desprestigiado por la enorme subida que han experimentado los medicamentos en los últimos meses, ha sido relevado en Sanidad. Brown, ayer en Bournemouth AFP tánicos británicos son para los trabajadores británicos En el único punto en el que Brown no buscó el aplauso del votante tory fue el referente a Europa. El diario sensacionalista The Sun lanzó ayer una campaña para reclamar un referéndum sobre la reforma del Tratado de la UE, algo que solicitan los conservadores y el ala izquierda de los laboristas. Un autobús de dos pisos pagado por The Sun estuvo presionando con su megafonía a los congresistas en Bournemouth. Pero Brown no dio su brazo a torcer, e indicó que asume personalmente la responsabilidad de que el nuevo texto preserve los intereses británicos.