Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 24- -9- -2007 Primera división s Cuarta jornada DEPORTES 81 El Atlético muerde la bala para ir creciendo Mucha más intensidad y viveza en los rojiblancos para superar a un Racing muy pobre y sin ningún tono ofensivo Atlético de Madrid Racing 4 0 corrillos cuando un técnico deja de caer en gracia. Aguirre, que de tonto no tiene un pelo, vio las orejas al lobo e hizo lo que todos los jefes: este le echa la bronca al de abajo, el de abajo al del segundo escalón, el del segundo al tercero y el tercero a la escalera. Es decir, que el Atlético salió a morder la bala, decidido, agresivo, valiente, con todas las armas en la mano. El Racing, que per se no está para tirar cohetes, se las vio y deseó para aguantar el tirón. No pudo claro, entre otras cosas porque no posee nada. Tenía al dúo Sacapuntos pero, muerto Zigic, Munitis ha enviudado y languidece de soledad y tristeza. El Atlético le empujó con todo, y los que más mazas llevaban eran Raúl García, Reyes y, sobre todo, Agüero, que parece otro. Rápido, fino, habilidoso, muy metido en el partido, dispuesto a todo. Los norteños se apretujaron atrás, demasiado, y no tardaron en cometer errores. El primero al cuarto de hora en un fallo en el despeje de Sánchez (de esos que luego te dicen los cincuenta y cinco compañeros, todo el cuadro téc- Así jugó el Atlético Leo Franco: sin calificar. Seitaridis: regular. Pablo: regular. Perea: bien. Pernía: regular. Maxi: regular. Raúl García: bien. Maniche: regular. Reyes: notable. Agüero: muy bien. Forlán: bien. Simao: regular. Luis García: regular. Mista: sin calificar. El técnico: Javier Aguirre. Bien. Más fino el equipo, concienciado y con cierta regularidad. Atlético (4- 4- 2) Leo Franco; Seitaridis, Pablo, Perea, Pernía; Maxi (Simao, m. 60) Raúl García, Maniche, Reyes (Luis García, m. 74) Agüero (Mista, m. 85) y Forlán. Racing (4- 4- 2) Toño; Pinillos, Sergio Sánchez, Garay, Ayoze; Jorge López (Smolarek, m. 59) Duscher, Colsa (Jordi, m. 59) Serrano; Munitis y Tchité (Bolado, m. 75) Árbitro: Paradas Romero. Amarilla a Seitaridis, Ayoze, Colsa, Raúl García, Pernía y Serrano. Roja a Jordi en el minuto 64 por doble amonestación. Goles: 1- 0, m. 11: Raúl García. 2- 0, m. 69: Agüero. 3- 0, m. 76: Forlán. 4- 0, m. 85: Simao. Así jugó el Racing Toño: mal. Pinillos: regular. Sergio Sánchez: mal. Garay: regular. Ayoze: mal. Jorge López: regular. Duscher: mal. Colsa: mal. Serrano: regular. Munitis: regular. Tchité: mal. Jordi: mal. Smolarek: mal. Bolado: mal. El técnico: Marcelino García Toral. Mal. Poco tiene y poco se vio. Desinflado tras la expulsión. Borja derriba al madridista Drenthe en una jugada de ataque REUTERS JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. Del Atlético nunca se puede decir, pero parece que convalece de una caída de aparatosas consecuencias. Ya había runrún en la directiva, filtrando rumores venenosos para que el mexicano empezase a hacerse cruces, que vamos a por tí, ve con ojo que tenemos a Antic presto y listo en suma, todo eso que se maneja en los Ayer, con las bajas de Pepe y Metzelder por lesión, tuvo que coger los trastos en Pucela para jugar al lado de Cannavaro. Una escena habitual la temporada pasada con Capello hasta la última jornada de Liga frente al Mallorca, pero que Schuster había roto con las nuevas adquisiciones. nico, la familia cuando llegas a casa y también la novia en la cama que tenías que haber pegado un pelotazo y no querer salir jugando hasta que te estalla el cerebro. Pues allí, en esa metedura de pata, la agarró Raúl García y le metió un zurdazo sin remisión. El efecto ebullición le duró bastante al equipo de Aguirre. Al contrario que otros días, que marca e inmediatamente se arruga, tuvo esta vez muchos minutos de arreón táctico y físico, con las cabezas de los jugadores llenas de las filípicas de Aguirre. Fue casi al comienzo del segundo tiempo cuando el fantasma arrastró sus cadenas. El equipo se empezó a aburguesar, a ceder metros, a dejar respirar al rival y así el Racing levantó la vista. Pero la torpeza de Jordi vino en auxilio de los locales. En cinco minutos le sacaron dos tarjetas y ese principio de reacción santanderina acabó en una caída al abismo sin remedio, sin fondo y sin freno. Tuvo que ser Agüero, el mejor de su equipo, el que aprovechó un buen centro de un estupendo Reyes para subir su esmirriado pero potente 1,67 por encima de tanto tallo inoperante, meter la cabeza y marcar el segundo. Decir que el Racing se vino abajo fue poco. Comenzó a tener agujeros negros, negrísimos, por todos lados. Un colador. Le cayeron dos más y se pudo llevar un saco. Goles para la convalecencia atlética, pero aún quedan dudas. Expulsión decisiva Espectacular ante Kome Pese al cambio- -con Míchel Salgado en el lateral el equipo blanco perdió recorrido y profundidad- el 4 cumplió con su viejo papel. Y eso que el Valladolid achuchó hasta el punto de acorralar al Madrid en muchas fases del partido. La misión fue agobiante, como en los viejos tiempos debió pensar. Estuvo soberbio en un cruce in extremis cuando Kome se encontró solo ante Casillas para fusilarlo a placer. Tiró de velocidad y de casta para meter la puntera de la bota y enviar el balón fuera del terreno de juego. Pese a su reclusión fue uno de los más peligroso en ataque, en las acciones a balón parado. Raúl García celebra el gol que abrió el marcador IGNACIO GIL