Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 24- -9- -2007 Hoy comienza el juicio contra el individuo que arrojó a una joven a las vías del Metro 41 co explicó Alicia Moreno. Algunas de las ofertas culturales de la noche desconcertaron: las sirenas sonando cual órgano náutico en Colón no tuvieron mucho éxito entre el público, a juzgar por los comentarios que se escuchaban a pie de plaza. Y hay quien se sintió decepcionado por las otras sirenas, las de mar, que recalaron en el estanque del Retiro, o por la recreación que cubrió, como una nube, parte de la Puerta de Alcalá. La responsable del programa cultural madrileño cree que las 173 actividades, en las que participaban 233 entidades diferentes, eran un reflejo de lo que es nuestra ciudad. Había desde las citas más clásicas, como el Prado o el Palacio Real, a las más vanguardistas Y para gustos, colores. No todo fue calma chicha durante la noche: al susto- -finalmente falsa alarma- -de la mochila abandonada en Conde Duque, se unieron algunos incidentes muy aislados: una persona detenida y dos heridas por disturbios en la Gran Vía- -en una riña tumultuaria entre las plazas de Callao y España en la que hubo alrededor de 80 personas involucradas, según la Policía Municipal- Y lanzamiento de botellas en la Casa del Reloj por el agolpamiento de gente que quería acceder a alguna de las sedes de los eventos, informa Efe. La concentración de prácti- camente la mitad del censo de la capital en las calles tuvo también su saldo en atenciones sanitarias: 58 personas atendidas, de las que 12 fueron trasladadas a hospitales con pronóstico leve. En la mayoría de los casos, las causas fueron lipotimias, mareos, hipoglucemias, caídas o esguinces. Espacios como el Matadero o el Conde Duque- -con 20.000 visitas cada uno- -acapararon al público más joven. Gustaron mucho la exposición dedicada a los licántropos o el bicidisco -en realidad, Party manual de Kaskaden Kondensator- donde la música, la luz y hasta la bola centelleante del techo funcionaban gracias a la fuerza de los voluntarios que daban pedales. El bicidisco Tumulto y botellazos Un funambulista de Les Colporteurs, sobre el alambre. A su espalda, el Museo del Prado FRANCISCO SECO LO MEJOR Y LO PEOR DE LA MADRUGADA muchas, y entre ellas, hay para todos los gustos: imposible no encontrar algo que gustara. Gratis total. Todo un lujo poder presenciar espectáculos, visitar edificios otros días inaccesibles o participar en creaciones artísticas, y todo sin pagar. Hasta el agua la regalaban en los puestos de información, hasta que se acabó. Tomar la calle. Está demostrado: lo que más les gusta a los madrileños es ocupar, siquiera por unas horas, ese espacio normalmente privativo de los vehículos. Variedad. 173 actividades son resultaba literalmente imposible de cubrir. Muchos pedían una Semana en Blanco. Colas interminables. Ante los museos y edificios singulares... Hora y media se tardaba en entrar al Bernabéu, y eso que dejaban pasar cada 5 minutos a grupos de 60 personas. El caos del transporte. Nunca llueve a gusto de todos; el sábado, al de nadie. Los autobuses iban llenos y tardaban; los taxis se desesperaban, y el Metro a la 1.30 cerró, como si fuera un día normal y todos estuviéramos durmiendo. Difícil de abarcar. Tanta oferta Y resultaba sorprendente el despliegue de hamacas que Maider López instaló en la Plaza de la Villa, bajo el título de 366 sillas Claro que, para sorpresa, la que se llevaron muchos de los que esperaban ver ascender una gran nube que envolviera la Puerta de Alcalá en el proyecto Atmósfera de Darya von Berner. La nube no era tan grande como se esperaba, lo que decepcionó a algunos, aunque otros se quedaron fascinados por la imagen, casi londinense, de los coches entrevistos mientras atravesaban la cortina de humo. Hamacas en la plaza de la Villa