Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL LUNES 24 s 9 s 2007 ABC Alberto Sotillo Brown no descarta la convocatoria de elecciones anticipadas Los asesores del premier laborista le presionan para que aproveche su actual ventaja EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Gordon Brown intervendrá hoy ante el congreso anual de los laboristas sin desvelar cuáles son sus planes sobre un adelanto electoral. Brown tiene de plazo hasta el próximo fin de semana si quiere convocar elecciones para el 25 de octubre, fecha que se ha barajado como posible, aunque también cabría tener los comicios a principios de noviembre. La mayor parte de asesores del primer ministro parecen aconsejarle esa temprana convocatoria, ya que todas las encuestas están insistiendo en que lleva una clara delantera al líder conservador, David Cameron. El sondeo más reciente, publicado ayer, pronosticaba a los laboristas un 39 por ciento de los votos, frente al 33 por ciento de los tories La última crisis financiera ha dado argumentos a los conservadores y ha mellado la credibilidad económica del Gobierno, pero no ha cambiado el panorama político debido a su brevedad y limitación. En un principio, el impacto popular por la crisis del banco Northern Rock llevó a que algunos dirigentes laboristas descartaran elecciones inmediatas, pero el hecho de haber sobrevivido bien a la situación ha demostrado que el apoyo a Brown en las cuestas no es meramente coyuntural (una luna de miel del electorado con un nuevo primer ministro) En caso de que finalmente Brown opte por no convocar ahora elecciones, éstas podrían tener lugar la próxima primavera. Se da por hecho, en cualquier caso, que el primer nes electorales, e indicó que pronunciarse sobre eso no era más que dar mayor pávulo a las especulaciones cuando de lo que se trata es de seguir adelante con el trabajo de gobernar. Sin referirse al calendario, el primer ministro expondrá hoy ante los delegados que asisten al congreso del Partido Laborista en la ciudad de Bournemouth, en la costa del sur de Inglaterra, los principales ejes que debieran determinar el programa electoral. Se espera que Brown anuncie una atención especial en la reforma del sistema público de sanidad. ROMPE BÉLGICA SE uando las disputas lingüísticas provocaron la división de la Universidad de Lovaina, el millón de libros y manuscritos de su biblioteca se repartió con un criterio científico: la universidad flamenca se quedó con los volúmenes catalogados con un número impar y la francófona, con los pares. Aseguran las autoridades universitarias que es una leyenda urbana que se despiezaran algunos volúmenes o colecciones con ilustraciones preciosas. Igual hay a quien le parece que éste es un ejemplo civilizado de cómo dividir un país sin perder las buenas maneras. A mí, el caso me pone los pelos de punta. Una biblioteca es un ser vivo, dotado de alma, con un carácter irrepetible. Demediarla con esa sangre fría es una crueldad. Pero así es Bélgica: como esas familias en las que las broncas se desarrollan en voz susurrada y con una discreta sonrisa hacia el exterior. Un belga francófono podrá dar la vuelta al mundo, pero jamás pondrá el pie en la flamenca Amberes, que está a media hora en autopista de Bruselas. Más difícil, si cabe, es que un flamenco pise territorio francófono que imagina como un vergonzoso lastre de su existencia. Flamencos y francófonos son como esos matrimonios que no se dirigen la palabra, pero que viven bajo un mismo techo. Un drama faulkneriano que ocultan al mundo entre susurros. A veces se pone a Bélgica como ejemplo de Estado moderno y descentralizado. Pero, por agradable que sea el país, jamás encontré la menor ventaja a un Estado reformado para seguir el destino de la biblioteca de Lovaina. Flamencos o francófonos antes estudian chinomandarín que el idioma de su vecino. Si vives en un barrio flamenco de Bruselas recibirás en neerlandés toda la correspondencia oficial, incluidos avisos de pagos e impuestos. La Bélgica de Magritte, Ensor o Brel es un recuerdo arqueólogico en mitad del presente páramo cultural. Y si se abate una crisis de verdad, como la del pederasta Dutroux, el Estado estará demasiado ocupado ponendo un número par o impar a jueces y policías, como si éstos perteneciesen a la biblioteca de Lovaina. Indefensión total. Y un ejemplo a no seguir. C Garantizar la estabilidad Gordon Brown, junto a su mujer ayer en el congreso laborista REUTERS Un sondeo publicado ayer pronosticaba a los laboristas un 39 de los votos, frente al 33 de los tories ministro no agotará la legislatura, que acaba en 2010, sino que aprovechará la primera óptima oportunidad que se le presente para ser revalidado popularmente en su puesto. En una entrevista con la BBC, Brown no quiso ayer adelantar cuáles son sus intencio- La última receta para la crisis de Kosovo: un país, dos Estados SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. Una solución inversa basada en el viejo modelo aplicado en el caso de Hong Kong, puede ser la última solución a la crisis de Kosovo, en las negociaciones en curso que conduce el Grupo de Contacto (EE. UU. Rusia, Alemania, Francia, Italia y Gran Bretaña) para superar las actuales posiciones contrapuestas entre Belgrado y Pristina y entre Occidente y Rusia. Lo sostiene el diario de Belgrado Blic remitiéndose a fuentes diplomáticas relacionadas con el grupo mediador. En lugar de un Estado y dos sistemas como en caso de Hong Kong, en Kosovo, sería un país y dos Estados. Según el periódico, a Kosovo se le garantizaría un estatus transitorio pero de larga duración. Es decir, continuaría formalmente siendo parte del territorio de Serbia como exige Belgrado, pero con atribuciones que le darían una independencia de hecho, configurándose como un Estado dentro del Estado pero bajo la tutela de la UE. La propuesta que debe ser aún verificada, haría que Kosovo pueda obtener inmediatamente una participación autónoma en las instituciones internacionales, incluyendo la ONU. Esto le otorgaría personalidad jurídica internacional para contraer compromisos económicos bilaterales o multilaterales. En el congreso intervino ayer el canciller del Tesoro (ministro de Economía y Hacienda) Alistair Darling. Su discurso no se siguió con el interés que anualmente se prestaba al que pronunciaba Brown cuando estaba en ese puesto. Durante diez años, las palabras de Brown y las que al día siguiente pronunciaba Blair en el congreso, así como los aplausos consechados por cada uno, eran materia de análisis para adivinar el estado de relación entre ambos y la estima del partido por uno u otro. Darling aseguró que el Gobierno ha aprendido las lecciones de la crisis financiera y anunció que habrá cambios en la legislación para garantizar la estabilidad. Tanto el canciller como Brown en su entrevista televisada, salieron en defensa del gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn Ring, que ha sido cuestionado por la gestión de la crisis. Darling, que reemplazó a Gordon Brown como ministro de Finanzas tras la dimisión de Tony Blair, en junio pasado, llamó a trabajar juntos para afrontar esa inestabilidad financiera, que ha afectado a muchos países. En estos diez años, Brown construyó una de las economías más fuertes del mundo dijo. Gran Bretaña está lista para asumir el liderazgo y tomar cualquier acción que sea necesaria agregó, subrayando que se necesita también una regulación efectiva de los mercados internacionales así como una mayor apertura Diez años de crecimiento económico sostenido. Este es un récord que no han sido logrado por ninguna otra gran economía concluyó.