Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA La deriva radical vasca s Las víctimas LUNES 24 s 9 s 2007 ABC Edurne Uriarte SEGUNDA PARTE LA NEGOCIACIÓN, l despliegue especial del órgano periodístico de ETA ayer para explicar la negociación a sus bases muestra tres cosas. La primera, sobradamente conocida, que el Gobierno pactó un acuerdo político con ETA negado hasta el día de hoy por Zapatero. Y que la única copia de ese acuerdo, cuya existencia se le ha desmentido repetidamente a la oposición, se halla guardada en la caja de seguridad de un banco al cargo de una asociación internacional. La segunda, la debilidad de ETA. El detallado especial del Gara no contiene ningún dato relevante nuevo más allá de la confirmación de lo contado hasta ahora y algunos detalles secundarios que le añaden verosimilitud. Si ETA decide que se insista ahora en su publicación es porque hay un malestar interno importante entre sus bases por la ruptura de la negociación. Y ETA necesita convencerles de que el responsable de la ruptura fue el Gobierno y no la cúpula terrorista. En otras palabras, las bases etarras quieren reemprender la negociación. Y parece que la cúpula también. La presentación que el director de Gara hace del suplemento lo deja claro: las condiciones del proceso son las que se emprendieron con Zapatero y deben llevarse a cabo. Hoy o mañana. Las puertas están abiertas. Es el tercer y más importante mensaje del suplemento de Gara el referido al mañana. Se trata del futuro, de las condiciones de la reapertura de la negociación más que de las conclusiones sobre el pasado. El suplemente no se presenta como un enfrentamiento con Zapatero sino como un diálogo con él. Para después de las elecciones. Y para la segunda parte de la negociación. Los tiempos verbales usados por ETA en Gara confirman la teoría de Jaime Mayor Oreja sobre el tiempo de descanso del partido. Han jugado la primera parte, estamos en el descanso, y pretenden jugar la segunda parte. Se jugará si el otro equipo, el de Zapatero, está en condiciones de hacerlo. Si gana las elecciones. Zapatero afirmó hace unos días en RNE que volvería a dar los mismos pasos para la paz ETA aún le espera con los brazos abiertos. Nunca estuvieron tan cerca de lograr tanto. Y quieren intentarlo de nuevo. E El lugar donde fue asesinado Enrique Cuesta en marzo de 1982 por el etarra José Antonio Zurutuza (en el recuadro) ABC Impunes para siempre Asesinos etarras que perpetraron sus crímenes en los años setenta y ochenta jamás serán ya juzgados por ellos s El Partido Popular quiere atajar esa aberración con una proposición no de ley para que los delitos de terrorismo no prescriban POR BLANCA TORQUEMADA MADRID. Acabo de recibir la noticia de que José Antonio Zurutuza, el asesino de mi padre y de otras cuatro personas está en su casa, tranquilamente. Después de cumplir una condena de dos años en Francia por blanqueo de dinero, ya no se le puede extraditar, porque el delito ha prescrito. No para la ley española, que establece la prescripción a los veinte años de la última actuación judicial relacionada con los hechos, pero sí para la francesa, que fija sólo quince y es la que se le ha aplicado Cristina Cuesta, portavoz del Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite) ha encajado esta pésima noticia con ánimo constructivo, pese a todo, después de conocer la noticia adelantada por ABC de que el PP llevará en los próximos días al Congreso la propuesta de que los actos de terrorismo sean catalogados como de lesa humanidad para que no prescriban nunca. Es una satisfacción- -dice Cuesta- -que el PP recoja el guante de una antigua reivindicación de nuestro colectivo. Y si ya no será posible para muchos de nosotros obtener respuesta a nuestra exigencia de justicia, porque un cambio legislativo de ese tipo no tendría efectos retroactivos, al menos se evitará que otras víctimas pasen por este trance cabo de la Marina en Fuenterrabía. Un historial de sangre y odio que le ha salido muy barato, como hace notar Cristina Cuesta: Ya ves, vivía en Hendaya, a 20 kilómetros de la frontera y cuando le detuvieron en Francia hace tres años fue por blanqueo de dinero de ETA. ¡Encima montado en el dólar! La petición de extradición de Zurutuza ha pasado por varias instancias judiciales francesas (en la duda jurídica de si se le debía aplicar la normativa de aquel país o la española) hasta que el Consejo de Estado galo (una especie de Tribunal Constitucional español, a estos efectos) acaba de decidir que se le aplicará la ley del país vecino porque este asesino se casó con una francesa. La suma de historias como la de la familia Cuesta ha ido dando forma en los últimos años a la demanda de las víctimas de que el terrorismo, tal y como ahora va a pedir el PP en las Cortes, pase a ser considerado delito de lesa humanidad En esa línea, la proposición no de ley planteará la reforma de los artículos 131 y 133 del Código Penal, para añadir el concepto terrorismo en la redacción del 131, que recoge actualmente, en su punto 4, que los delitos de lesa humanidad y de genocidio y los delitos contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado, no prescribirán en ningún caso El 133 se refiere, en los mismos términos, a la prescripción de las penas impuestas por esos crímenes, y necesitaría idéntico retoque Tanto Cristina Cuesta, en nombre de Covite, como Francisco José Alcaraz, presidente de la AVT, han recordado a ABC que sus colectivos han solicitado en repetidas ocasiones esa equiparación de los terroristas con los genocidas, para evitar su impunidad. Cuesta argumenta que un cambio del Código Penal español sería importante, pero debería ir acompañado de cobertura fuera de nuestras fronteras: Hace tiempo que se debate si el Tribunal Penal Internacional debe incluir en su jurisdicción los crímenes terroristas En la exposición de motivos de su proposición no de ley, el PP también hace referencia a la derivada internacional de la cuestión al recordar que la Estrategia Mundial contra el Terrorismo aprobada en Madrid en 2005 y avalada por la ONU en 2006 afirmaba que el terrorismo es un crimen contra la humanidad Una vieja demanda Decenas de afectados Explica también la portavoz de Covite que es muy complicado calcular cuántas familias pueden estar en una situación parecida a la suya: Conozco bastantes casos, pero en general se trata de atentados de los setenta y principios de los 80, una época en la que había mucha desinformación, además de diligencias que quedaban dormidas si no se identificaba y capturaba a los asesinos inmediatamente después del atentado. Por eso es difícil recapitular, aunque tengo constancia de decenas de afectados El etarra que en marzo de 1982 asesinó a Enrique Cuesta, delegado de Telefónica en Guipúzcoa, y a uno de sus escoltas, Antonio Gómez, había participado también en los atentados que costaron la vida al directivo de Moulinex José María Latiegui, en 1981, a un guardia civil en Tolosa, a un policía nacional en San Sebastián y a un Vivía en Hendaya, y cuando le detuvieron en Francia fue por blanqueo. ¡Encima montado en el dólar! ABC. es Más información de la lucha contra ETA en abc. es