Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 CIENCIAyFUTURO DOMINGO 23 s 9 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) que en principio favorece que en su centro, sin contacto directo con el entorno, se haya minimizado el otro gran riesgo de contaminación genética que existe además de la humana: la bacteriana. El propio Paabo, que se encontraba en el yacimiento para una breve visita de dos días, explicaba pocas horas antes a ABC que la cueva de El Sidrón es una de las tres del mundo- -las otras se encuentran en Vindija (Croacia) y Feldhofer (Alemania) -que aportan material para su revolucionario proyecto: buscar muestras de ADN fósil de neandertal lo suficientemente buenas como para completar el genoma de esta especie humana paralela, que se separó de la nuestra hace más de medio millón de años. Hasta ahora, afirma Paabo, sólo hemos podido comparar nuestro genoma con el de chimpancés y primates actuales, de los que nos separamos genéticamente hace siete millones de años. Comparar nuestro ADN con el de la otra especie humana nos revelaría sin duda los rasgos exclusivos que hacen de Homo sapiens una especie diferente de todas las demás Pero volvamos a nuestro fósil, ya perfectamente preservado dentro del congelador. Su siguiente destino será, esta misma semana, el laboratorio de Paabo en Leipzig donde, según explica Carles Lalueza- Fox, de la Universidad de Barcelona, responsable de los estudios paleogenéticos de El Sidrón, será analizado en una habitación limpia una clean room especialmente diseñada para la extracción y el estudio de ADN Allí, el equipo de Paabo, uno de los pocos del mundo que cuentan con la tecnología adecuada, extraerá del fragmento óseo una pequeña muestra (no más de 0,2 gramos) la mitad de la cual será enviada a Barcelona, al propio Carles LaluezaFox, y la otra mitad analizada por el biólogo sueco en Alemania. El resto del fósil también se devolverá a España, donde el equipo de Antonio Rosas continuará realizando los estudios convencionales Hasta hace apenas un par de años- -explica a ABC Lalueza- Fox- -esta clase de investigaciones era impensable, ya que sólo desde 2006 se utiliza la tecnología metagenómica, con máquinas capaces de secuenciar muestras mezcladas de organismos que no se sabe qué son. Es lo que sucede con el agua de mar o con un suelo, como el de la cueva de El Sidrón, donde los genomas de muchos seres vivos se han mezclado en una maraña muy difícil de desenredar. Pero las máquinas de metagenómica lo analizan y lo Vista general de la galería de 27 metros de longitud que contiene el yacimiento de fósiles de neandertal de El Sidrón secuencian todo, millones de fragmentos sueltos de ADN y de especies diferentes. Después, un programa informático compara esas secuencias sueltas con otras conocidas y las asigna a especies concretas y a zonas concretas del genoma, de forma que podemos separar todas las partes y saber a qué organismos pertenecen Algo de extraordinaria importancia si se tiene en cuenta que, de todo el ADN obtenido de los fósiles de El Sidrón, menos del uno por ciento corresponde a neandertal. El resto, la inmensa mayoría, pertenece a bacterias, animales y otros organismos sin determinar. Lalueza- Fox es el único investigador, además de Svante Paabo, que ha conseguido hasta ahora extraer ADN de los fósiles de un neandertal (como se detalla en dos estudios publicados en las revistas Mollecular Biology and Evolution y Current Biology El paleogenetista trabaja ya en lo que será el paso siguiente de esta nueva disciplina científica: El primer ADN que se consiguió extraer fue mitocondrial, y no nuclear. Paabo extrajo ADN del núcleo celular de neandertales y ahora tratamos de encontrar y aislar genes de neandertal específicos y concretos, algo que nunca se ha conseguido y que marcará un hito y un cambio conceptual en la forma de entender la evolución humana Análisis genético El próximo hito En el interior de la cueva, un completo laboratorio permite realizar los primeros análisis Antonio Rosas Investigador del CSIC MÉTODO Y FUTURO DE LA PALEONTOLOGÍA C onvergen en las investigaciones de El Sidrón dos tradiciones científicas, cuya máxima expresión se alcanza en el protocolo de excavación de fósi- les neandertales destinado al aislamiento de moléculas de ADN. Por una parte, las ciencias prehistóricas y paleontológicas que desde la Enciclopedia han ido dando concepto y método al registro arqueológico y su interpretación en el marco de los procesos históricos y evolutivos. Y, por otra parte, se incorporan de la mano del ADN fósil los métodos de la biología molecular, tradición científica experimental sin duda más reciente y de un impresionante poder explicativo. Los científicos de El Sidrón: arqueólogos, paleoantropólogos, genetistas, geólogos, sumamos intereses y preguntas, lle- gando a día de hoy- -en su sentido más estricto- -a sintetizar en el fondo remoto de una cueva el ambiente aséptico y futurista de los laboratorios de genética con el barro y las gravas que contienen los huesos y herramientas de al menos nueve individuos neandertales. Excavar con método este registro arqueo- paleontológico, con la imaginación volcada en unos resultados científicos más propios del futuro que de nuestro presente, hacen que ambas tradiciones científicas se enriquezcan mutuamente la una a la otra, abriéndose paso hacia nuevos paradigmas en el estudio de la evolución humana. Más información sobre el proyecto: http: www. eva. mpg. de genetics fil es team paabo. html