Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 23 s 9 s 2007 MADRID 69 Atascos en el Día sin Coches El Día Internacional sin Coches no consiguió disuadir a los madrileños para que tomaran el transporte público. Apenas se redujo un 4 el tráfico en el centro. Eso sí, en algunos barrios aumentó un 2 POR JOSÉ M. CAMARERO FOTO ERNESTO AGUDO MADRID. ¿Pero hoy es el Día sin Coches? Quien se hacía esta pregunta, a media mañana de ayer, no era ni un turista despistado ni un madrileño de a pie. Se trataba de un agente de Movilidad, que se encontraba en plena Gran Vía. Ante la falta de conocimiento, la mayor parte de madrileños tomaron ayer su vehículo para trasladarse al centro, quizá un poco menos que algún otro sábado, sobre todo por los temores a las restricciones de los preparativos de la Noche en Blanco, y muy pocos, por estar concienciados de que, por un día, se debía dejar el vehículo en casa. Moverse por la Gran Vía, la calle de Alcalá, el paseo de Recoletos o el de la Castellana era tan fácil (o difícil) como cualquier otro fin de semana. Apenas se nota que haya menos tráfico indicaban Javier y Ángel, dos taxistas en la Puerta del Sol. Hay menos coches, pero porque es fin de semana y no trabaja tanta gente comentaban ambos. El objetivo del Día Internacional sin Coches- -que pone fin a la Semana de la Movilidad- -es concienciar a la población para que, por unas horas, se olvide de su vehículo y tome el transporte público. Yo apenas he visto a tres personas en bicicleta- -comentaba otro agente de Movilidad- Es más, si la gente sabe que es el Día sin Coches, aprovecha para coger- UNA Y MEDIA Jesús Higueras HACER BALANCE odas las empresas que quieren saber cómo va su marcha, al cerrar un curso hacen un balance. Se preguntan qué ha salido bien, qué es lo que ha salido mal y cómo mejorar. Esto es lo que Jesucristo nos demuestra con la parábola del administrador injusto. El dueño le pide el balance de las cuentas y se da cuenta que no lo ha hecho bien. De algún modo todos nos podemos ver reflejados, puesto que el Señor nos ha dado unos bienes grandiosos: nos ha dado la vida, la fe, la capacidad de amar, de ilusionar y de hacer el bien a los demás y de vez en cuando el Señor nos dice: Haz un balance de los bienes que te he dado, es decir, cómo los estás gestionando y qué estás haciendo con todos los dones que Yo he puesto en tu corazón No nos puede dar miedo que Dios nos pida las cuentas en el buen sentido de la palabra, porque si lo hace es para que mejoremos y nos demos cuenta que tal vez no estemos acertando en las decisiones importantes de la vida. Cuando uno hace un balance en serio y veo en qué he gastado las horas de mi vida, mi pensamiento y mis ilusiones, siempre veremos que hay dos posibilidades: una, que las he gastado en mí mismo y otra, que las he gastado en los demás. Es así como el Señor quiere que nos preguntemos si vivimos nuestra vida de cara a los demás. El Evangelio de hoy nos habla del cuidado que tenemos que tener con el dinero, es decir, con la codicia, con el afán de acaparar cosas para nosotros mismos. El corazón del cristiano se ensancha cuando se entrega y cuanto más damos, más tenemos, aunque aparentemente no tengamos nada. Este es el secreto que Jesús revela a los cristianos: El que pierda su vida la ganará, pero el que busque ganar su vida la perderá T Sábado y Día sin Coches: Monumental atasco a mediodía en Recoletos lo, pensando que no va a haber casi tráfico Al mediodía, la Gran Vía ya contaba con varios puntos saturados, sobre todo en el cruce con Alcalá. En Cibeles se notaba cierto hostigamiento por parte de algunos conductores, que subían hacia la Castellana. ¿Por qué no ha tomado el Metro? ¿Un sábado? Para nada, prefiero comerme el atasco, ya voy a trabajar todos los días en Metro dice Juan Pedro. Lo que no sabía este conductor es que el atasco se prolongaba más allá de la plaza de Colón, por los preparativos de la Noche en Blanco. En la plaza de España no había grandes aglomeraciones, pero las calles tampoco se libraban del ruido de numerosos vehículos. Sergio, conductor de la línea 138 de la EMT, reconoce que él tampoco cogería el autobús en un día como ayer: Si puedo ir en coche hasta la misma puerta del sitio donde me dirijo, lo hago En las estaciones de Metro, la actividad también era parecida a otros fines de semana. Para estimular que la gente vaya en Metro, lo único que se puede hacer es cortar directamente las calles afirmaba Rosa, trabajadora de la estación de Callao. Desde la Oficina de Movilidad del Consistorio de la capital, los datos confirmaban lo que se veía en las calles. En la almendra central, la circulación se pudo reducir hasta un 4 con respecto a otros sábados, pero en calles no tan céntricas, como Reina Victoria o Doctor Esquerdo, aumentaba a un ritmo del 2 ¿Casualidad? Para los madrileños de a pie, si el tráfico era un pelín menor como suponía Sandra, era por el temor a la celebración de la Noche en Blanco. Había más frecuencias en el Metro, los autobuses circulaban con normalidad, no había una fuerte demanda de taxis y el sol despejaba las dudas sobre alguna lluvia, que siempre complica el tráfico. Ni con esas se consiguió despejar, sólo por unas horas, el centro para el deleite de todos los madrileños. El uso abusivo que se realiza del vehículo provoca que un madrileño pueda llegar a perder entre tres meses y dos años de vida metido en un coche, según Paco Segura, portavoz de Ecologistas en Acción. Desde la organización también se animaba ayer a utilizar el transporte público, porque el uso masivo del coche está condicionando nuestra calidad de vida Segura propone circular en bicicleta siempre que se den las condiciones mínimas Prefiero comerme el atasco Muchos aprovechan para coger el coche pensando que no habrá casi tráfico afirma un agente de Movilidad