Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 23- -9- -2007 MADRID 65 ARTISTAS Apuntarse al éxito La plaza de Callao ofrecía ayer una posibilidad de éxito a cualquiera que, sin ser artista, quisiera demostrar sus dotes y su maestría. Era el stand de Quiero ser artista y para participar, había que inscribirse con el compromiso de crear una obra de arte. La única condición era realizar una declaración jurada, allí mismo, de que no se era artista profesional. FRANCISCO SECO VISITA El Teatro Real, a tope De todos los teatros que abrieron sus puertas, sin duad fue el Teatro Real el que aglutinó a un mayor número de visitantes que esperaban para poder contemplar la instalaciones del edificio. Mientras, cientos de personas esperaban en el Palacio Real para visitar la exposición de Juan Bautista y Lorenzo Tiépolo. JULIÁN DE DOMINGO Pandillas de jóvenes y familias enteras disfrutaron de las actividades nocturnas Esto es una maravilla Hay que repetirlo fueron algunos de los comentarios más escuchados M. I. SERRANO MADRID. Había ganas de pasarlo bien por el centro de la capital y saborear todo lo que ofrecía La Noche en Blanco. Vimos muchas pandillas de jóvenes, de menos jóvenes; familias enteras- -incluso bebés en su carrito bien pertrechados con el plástico impermeable- mayores madrileños, extranjeros. La calle se llenó. Y los bares y las cafeterías. Algunos establecimientos de restauración anunciaban, incluso, a la entrada, eso de horario especial hasta las 4 horas El éxito de público estaba asegurado. Cualquier actividad invitaba a participar. María y Cristina no paraban de jalear a sus amigas para que lanzaran palabras, micrófono en mano, al artista Suso 33 que, desde el balcón del Círculo de Bellas Artes, iba construyendo un caligrama de colores con esas mismas palabras que venían del animado público. señora. Y todos allí, como sopas, mirando al cielo para que se despejara. Pero eso no amedrentaba a la juventud que, entre risas, recorría todos los escenarios lúdicos y divertidos de esta noche mágica. Estoy encantado. Esto es una maravilla. Hay mucho ambiente y es divertido disfrutar de una noche así decía Lucas, un joven de 20 años, que se confesaba un apasionado por todo tipo de actividad cultural y artística al aire libre. La noche es mucho más apetecible para estos eventos. Hay que estar aquí y ver cuántas cosas han preparado. Vayas por donde vayas te encuentras algo divertido o interesante comentaba Eugenio que, junto a su mujer y sus dos hijos, hacían cola para que los más pequeños pudieran dar la nota en el karaoke de Callao. Perfecto no hay nada. Y, anoche, el tráfico trajo de cabeza a más de uno. En teoría, la circulación se cortaba hacia las nueve de la noche, hora a la que deberían dar comienzo las distintas actividades programadas para La Noche en Blanco. Pero no fue así. Había coches circulando, a las once de la noche, por Callao y por Gran Vía. No estaban todos los carriles disponibles pero sí algunos lo cual provocó más de un atasco y el enfado de los conductores que no sabían dónde se habían metido o que creyeron que tendrían una salida fácil de aquel follón. Enfados Nos quedamos Sí hubo caras de chasco cuando la lluvia caía con ganas. ¡Vaya! ¡Qué mala suerte! le comentaba Luis a su mujer mientras aguantaban el chaparrón en un resguardo del Palacio de Correos. Al lado, Jesús N. hablaba por el móvil con un amigo: Nos vamos a casa decía. De eso nada. Esperamos a que escampe le reprendía su Hay que estar aquí. Es una delicia. Vayas por donde vayas te encuentras algo divertido ARTE Laura Revuelta abran sus puertas casi las veinticuatro horas del día. De guardia, como las farmacias. Con el curioso efecto de que se formen colas a las puertas de Museos y centros que están en activo los trescientos sesenta días del año, más o menos, y sin que se les rinda demasiada cuenta. Si sólo fuera esto, que no es poco, no tendría tanto mérito, ni hubiera merecido la pena ceder tantas horas de nuestro sueño a la causa de una creación que puede curar los males del alma pero también te puede dar una patada en el estómago o quitarte el sueño de por vida. Si hay algo que define a los artistas contemporáneos son las ganas de meter el dedo en la llaga ajenos a las estéticas más burguesas o establecidas. Son capaces de alterar el orden público, de tomar las calles todos los días si les dejan, para convertirlas en un festival de la performance de la videoinstalación o de la pintada misma sin mayor lujo de detalle pero con toda la intención. Y esto es lo que ha conseguido esta Noche en Blanco madrileña. Aunque Madrid no haya sido pionera en estas lides de la nocturnidad y alevosía artística- -París en el año 2002 se inventó esta cultural y festiva cita, luego se sumaron Roma y Bruselas... le ha cogido el punto a un programa que apuesta en esencia por las manifestaciones más contemporáneas, y le hemos ganado la partida a las otras capitales europeas. Y ahí reside el encanto, en el riesgo controlado de darse un baño de modernidad, hasta de excentricidad, de la mano de algunos de los creadores que mayor atención concitan entre los expertos. Porque la lista, agotadora (no hay cuerpo que la aguante de extensa) y para elegir, ha incluido artistas de los de quitarse el sombrero, como William Kentridge, Douglas Gordon, Muntadas, Charles Sandison, Carlos Amorales, George Rousse... O jóvenes promesas de la creación española, como Juan Carlos Bracho y Azucena Vieites, cuya intervención en las paredes de la Fundación ABC dan verdadero sentido a un encuentro con nocturnidad y alevosía artística. ALEVOSÍA ARTÍSTICA M FRANCISCO SECO ás que la Noche en Blanco a esta jornada deberían haberla llamado la noche en vela. Y pasar una noche en blanco o en vela por amor al arte es todo un lujo, a tenor de la que se ha montado que, en absoluto, se resume en que los museos y las galerías de la capital