Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 ECONOMÍAyNEGOCIOS Ahorro e Inversión DOMINGO 23 s 9 s 2007 ABC ALBERTO MORILLO Analista de Consulnor Santander y BBVA, calidad y solvencia ante el riesgo crediticio Las dos grandes entidades financieras siguen siendo favoritas para los expertos de cara al medio y largo plazo. Sus precios objetivos están muy por encima de sus cotizaciones JOSÉ M. CAMARERO MI CARTERA DE INVERSIÓN MADRID. Los intentos de contaminar a la banca española con la crisis hipotecaria por parte del presidente del banco inglés Northern Rock fueron desactivados inmediatamente por el Banco de España y la Asociación Española de Banca. La debilidad de las entidades financieras norteamericanas y británicas especializadas en el negocio hipotecario nada tiene que ver con la solvencia de los bancos españoles, mucho más diversificados. Ahora, incluso, puede ser el momento de apostar a medio y largo plazo en Bolsa por estas entidades de calidad. Por resultados empresariales, ratios, modelo de negocio, y sobre todo precio, BBVA y Santander suponen un colchón a medio plazo, frente a la volatilidad bursátil. Así lo estiman casi todos los analistas bursátiles, quienes consideran que la diversificación puesta en marcha por ambos en los últimos años evita que puedan verse perjudicados por un aumento de la morosidad hipotecaria. Tanto BBVA como Santander se apoyan en muchos pilares, y no dependen casi exclusivamente del negocio hipotecario doméstico español explica Juan Solana, de Intermoney Valores. PERO CON TRAMPA SECTOR BARATO, l sector bancario ha sido el desencadenante de las incertidumbres referentes a los mercados de crédito, y sus cuentas debieran ser donde mejor se refleje el impacto de esta crisis en los resultados reales. Por ello, la publicación de resultados de este trimestre cobra gran importancia, especialmente los bancos de inversión americanos, de los que se intentará buscar información del impacto del subprime en sus cuentas de resultados. En el contexto actual, consideramos arriesgada la situación de aquellos bancos con un peso significativo en ingresos relacionados con los mercados de capitales. La actual crisis de liquidez lleva a un endurecimiento de las condiciones crediticias, por ello, el hecho de disponer de una sólida división de banca comercial constituirá una ventaja, al poseer acceso a una fuente barata de financiación. Se necesitarán varios trimestres para poder estimar el impacto en las cuentas de resultados de los diferentes bancos, que creemos que será su catalizador a medio plazo. La corrección que ha sufrido el sector frente al mercado durante el verano hace que sea un sector barato, pero el sentimiento y el momentum de beneficios son muy negativos, y no parece que vaya a cambiar los próximos meses, pese a que podría estar en precio un escenario muy negativo. A nivel nacional, un menor crecimiento de los volúmenes y el mantenimiento de la actual competencia debieran actuar como un freno en la expansión de márgenes que combinado con un incremento de los créditos de dudoso pago hace que los bancos nacionales no sean tan atractivos como en años anteriores. Todo ello sin olvidar que los bancos medianos debieran dejar de cotizar fáciles movimientos corporativos, por el actual entorno de difícil financiación. Este escenario podría estar ya en precio, ya que las fuertes correcciones del sector bancario nacional han reducido la prima con la que cotizan en términos de PER vs sector europeo en más de un 15 Por ello, recomendamos una posición neutral. E Cotización en base 100. 100 95 90 85 80 EVOLUCIÓN DE LAS DOS ENTIDADES, DURANTE ESTE VERANO SANTANDER BBVA JUNIO 07 JULIO AGOSTO SEPTIEMBRE Santander Presencia en otros países: Uno de los aciertos de la entidad ha sido asentar parte de su crecimiento en el mercado de Latinoamérica, para evitar dependencia del mercado nacional. Precio barato. Las acciones de la entidad han caído más de un 5 pero mantienen mucho potencial. Podría repuntar un 33 hasta alcanzar los 17,3 euros. Ratios. Su PER es de 18, sobre los beneficios estimados para el próximo ejercicio. Previsiones de futuro. La entidad va a lanzar 5.000 millones de bonos convertibles en acciones. La banca comercial, destinada a satisfacer las necesidades de los pequeños y medianos empresarios, ha sido un eje explotado con divisiones creadas ex proceso y que pueden suponer un alivio frente a tensiones hipotecarias. Santander tiene una presencia menor en el mercado doméstico español, y su negocio comercial ha cobrado mucha fuerza según Juan Pablo López, analista de Inverseguros. Otro de los factores que influyen a la hora de no deshacer posiciones en estos títulos, e incluso comprar acciones, son los ratios que presentan, algo que ha abaratado mucho sus precios según Juan Solana, de Intermoney Valores. Por ejemplo, ambas entidades mantienen una rentabilidad por BBVA Desembarco en EE. UU. A pesar de sus últimas adquisiciones en Texas, el riesgo de las subprime no tiene por qué afectarle, porque sus créditos allí, junto a los de México, apenas suponen un 5 de su balance. Objetivo. Las estimaciones de analistas consideran que debería volver a los 18 euros por acción, para luego alcanzar los 20. Ahora cotiza por encima de 16. Ratios. Mantiene un PER atractivo de 10,50. Nuevos objetivos. Tras desembarcar en Estados Unidos y afianzarse en Latinoamérica, las miradas del banco se centran ahora en Asia. En el caso de BBVA, la caída ha sido mayor, en torno al 8,5 aunque mantiene como objetivo los 18, un soporte en el que el valor se ha mantenido estable durante casi todo el año. dividendo muy atractiva, gracias a la consolidación y a la buena marcha del negocio explica Nuria Álvarez, de Renta 4. Santander ha caído desde que comenzó este ejercicio más de un En el caso de la entidad presidida por Francisco González, algunos inversores pueden pensar que su aterrizaje en el mercado estadounidense sí que podría perjudicarle. En realidad, los créditos concedidos en Estados Unidos y México apenas llegan al 5 del balance del banco asegura Solana. Además, la buena marcha de su negocio en Latinoamérica supone un contrapeso a los riesgos que puedan aparecer en España. Aunque Santander no ha llegado a tocar ese mercado norteamericano, sus inversiones en Latinoamérica tampoco constituyen ningún riesgo para el banco, porque se trata de un mercado completamente diferente al de EE. UU. o Europa. La estrategia que han desarrollado ambas entidades en los últimos años se ha basado, además, en desarrollar un modelo de negocio que suponga una alternativa a la banca doméstica comercial en España. Sin consecuencias en América A pesar de las últimas caídas, las cotizaciones de BBVA y Santander son baratas y suponen una buena oportunidad Vigilar la banca con atención 5 y cotiza por encima de los 13 euros, aunque los analistas consideran que todavía tiene recorrido para llegar a los 15 euros o más allá, que estuvo a punto de rozar en febrero. Aunque el inversor debe permanecer atento a los movimientos que se producen en el sector, es muy difícil que los temores existentes en Estados Unidos puedan llegar a España. Aquí, la morosidad de las hipotecas de alto riesgo es de apenas un 0,6 mientras que en EE. UU. supera el 14 según Agustín Martínez de Popular Banca Privada. Los bancos españoles, en general, son mucho más solventes que los de otros países añade Juan Solana, de Intermoney Valores. La banca española cuenta con un modelo diferente Ningún país ni sector bancario puede librarse de la crisis de las hipotecas de alto riesgo definitivamente, aunque los analistas consideran que, en el caso de España, es mucho más difícil ver una situación como la de la entidad Northern Rock el banco británico que ha pedido ayuda financiera al Banco de Inglaterra, por falta de solvencia o de otras entidades financieras de Estados Unidos. El modelo de crecimiento de los bancos españoles se ha asentado en la financiación a través de los depósitos de los propios clientes. Hasta ahora, las entidades nacionales no han precisado los bonos o los créditos interbancarios para poder ampliar negocio, o simplemente mantener sus resultados, como sí han tenido que hacer los bancos del arco anglosajón. Por ello, ahora son estos bancos internacionales los que más pueden sufrir con la crisis hipotecaria. Eso sí, en Europa, grandes entidades como Deutsche Bank o BNP Paribas no tienen por qué sufrir más de lo necesario con una crisis que afecta sobre todo a los norteamericanos e ingleses.