Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ECONOMÍAyNEGOCIOS Empresa DOMINGO 23 s 9 s 2007 ABC Enrique Serbeto Gates abre las puertas El apoyo de la Justicia europea a la estrategia antimonopolio de la CE, al ratificar la multa de 2004 a Microsoft por abuso de posición dominante, deja las puertas abiertas a decisiones similares con otros grandes del sector M. J. PÉREZ MADRID. Para una multinacional como Microsoft, con una capitalización bursátil próxima a los 270.000 millones de dólares, tener que pagar cerca de 498 millones de euros es prácticamente calderilla El gigante informático facturará este año alrededor de 51.000 millones de dólares, y el hecho de haber sido castigado tanto por el mercado- -la acción retrocedió un 1,1 el mismo día en el que el Tribunal de Luxemburgo confirmaba la multa por abuso de posición dominante de la Comisión Europea en 2004- -como por las autoridades competentes, no le va a hacer variar ni un ápice sus optimistas previsiones de cierre de ejercicio. La decisión puede ser de nuevo recurrida. Sí. Pero, fuentes del sector aseguran que no servirá para mucho, por lo que a Bill Gates no le quedará otra que obedecer y cumplir con la decisión de Bruselas y de Luxemburgo. Además de pagar la multa, el gigante informático deberá ceder a sus competidores la información necesaria para fabricar programas compatibles con Windows (el sistema operativo de Microsoft) y seguir vendiendo una versión de Windows sin el reproductor audiovisual Media Player Sin embargo, la alineación de la Justicia europea con la estrategia antimonopolio que defiende a capa y espada la Comisión Europea, más que un aviso para futuras actuaciones de la propia Microsoft ha sentado precedente para otros. Fuentes del sector tecnológico aseguran que las consecuencias de la sentencia de Luxemburgo van más allá de la compañía de Gates. Ahora, están sobre aviso otras muchas como, por ejemplo, Google o Apple. El primero, con su buscador. El segundo, con el joven iPod Ambas cuentan con cuotas del 90 y del 70 en sus respectivos mercados. Lo que, sin duda, añaden las fuentes, tiene ojo avizor a los chicos de Neelie Kroes La propia comisaria de Competencia ha mostrado su satisfacción por la decisión de Luxemburgo, y reconoce que, con la sentencia en la mano, se podrán tomar decisiones similares, con mayor celeridad y ampliando el espectro. De hecho, las mismas fuentes del sector dicen que la resolución abre el abanico hacia otros mercados, a la hora de tomar similares medidas. Incluso ponen sobre la mesa, un ejemplo de plena actualidad: la crisis de las cremalleras En este último caso, la Comisión Europea igualmente defendió su tesis antimonopolio y actuó. Multa de más de 328 millones de euros a siete fabricantes de cremalleras- -entre ellos, los líderes del mercado el grupo japonés YKK, el británico Coats y el alemán Prym- -por pactar los precios y repartirse a los clientes, considerado como una infracción muy grave de la legislación comunitaria. Han sido tres años de ardua batalla judicial entre los representantes legales de Microsoft y las autoridades europeas que no caen en saco roto. La denuncia inicial provino de una asociación europea del negocio, donde figuraban International Business Machines (Samuele Palmisano) Oracle (Lawrence Ellison) y Sun Microsystems (Scott O Neal, hoy casi incondicional de Bill Gates) El proceso en la cúpula de la Unión Europea fue abierto por Mario Monti, entonces comisario de competencia. Cargo que hoy ocupa la holandesa Nellie Kroes, incansable defensora de los antimonopolios. EN DIRECCIÓN CONTRARIA S i comparamos a Francia con España, esta semana han coincidido dos movimientos en dirección contraria. El presidente Nicolás Sarkozy sólo ha esperado unas cuantas semanas para lanzar la reforma que más necesita Francia: una poda enérgica del estado del bienestar. Mientras, en España el Gobierno socialista está sembrando dádivas, para acrecentarlo, creando los problemas de los que Francia trata ahora de librarse. Sarkozy no es un liberal en el sentido estricto, pero es todo lo liberal que se puede esperar de un político francés, nacido y criado en el ambiente de los treinta gloriosos las tres décadas de posguerra en las que efectivamente el Estado parecía capaz de ocuparse de todo. Ahora que medio país está colgado de las ubres públicas y el Estado en bancarrota técnica, hay que decirle a los franceses que espabilen por su cuenta y que dejen de lloriquear en la puerta de la administración, para que esta se pueda ocupar de los servicios básicos. En contraste con esta situación, en España el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero se ha encontrado con tres años de superávit presupuestario y ya se siente con fuerzas para empezar a programar gastos que hoy tienen un coste x, pero cuya demanda se irá multiplicando cada año, hasta llegar, como en Francia, a amenazar la estabilidad financiera. Claro que en este caso, Zapatero sí que es un auténtico socialista y eso que ha hecho no debería extrañar a nadie. Lo que le debe estar extrañando a él es que ante los regalos que promete, no le vayan haciendo la ola por la calle. Se diría que no se ha dado cuenta que esas recetas electorales ya solo sirven en países pobres o mal informados, como Bolivia o Venezuela, y no siempre. La segunda constitucion es que las viejas ideas socialistas de utilizar en política los tentáculos del Estado para meterse en todo, ya no funcionan, precisamente porque en España se han cargado el Estado. Los estaditos de todos modos, le hacen la competencia, y por desgracia en la misma dirección, pero no los controla el Gobierno. Está claro que tarde o temprano, lo que hace Zapatero, alguien tendrá que deshacerlo. Tres años de batalla judicial El presidente de Microsoft, Bill Gates, en febrero de 2006 AP MICROSOFT EN BOLSA 31,9 31,0 30,1 29,2 28,3 27,4 ABC 31,510 Máximo 26,5 25,6 26.660 Mínimo Sentar precedente Oct. Nov. Dic. Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sept. 2006 2007 Encabeza por decimocuarto año la lista de los más ricos de Estados Unidos ABC NUEVA YORK. El fundador de Microsoft, Bill Gates, se mantiene a la cabeza de la lista de la revista Forbes sobre las personas más ricas de Estados Unidos, con 59.000 millones de dólares (42.000 millones de euros) 6.000 millones de dólares más que el año pasado. Gates, de 51 años, ocupa el máximo puesto de la lista por decimocuarta vez consecutiva, indicó la publicación especializada en negocios y finanzas. En el segundo lugar se encuentra otra vez el inversor y director de Berkshire Ha- thaway, Warren Buffett, de 77 años, con 52.000 millones de dólares. Sheldon Adelson, de 74 años, conocido como el rey de los casinos, está en tercer lugar con alrededor de 28.000 millones de dólares, seguido por el líder de Oracle, Larry Ellison, de 63 años, en cuarto lugar, y por los fundadores del buscador Google, Sergey Brin (34) y Larry Page (34) en quinto y sexto lugar respectivamente. Para formar parte de esta lista es necesario tener al menos 1.300 millones de dólares.