Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA El acoso proetarra DOMINGO 23 s 9 s 2007 ABC Fascistas salvapatrias atacan una comisaría de la Ertzaintza ABC BILBAO. Un grupo de terroristas callejeros atacó con cócteles molotov la oficina de recogida de denuncias de la Ertzaintza y cuatro sucursales bancarias de la localidad vizcaína de Lequeitio. Los vándalos arrojaron varios artefactos incendiarios contra el puesto de la Policía autónoma vasca situado en la calle Pascual Abaroa. La oficina, que se encontraba vacía en ese momento- -ya que sólo permanece abierta durante el día- -sufrió daños en la fachada y en las puertas de entrada y del garaje. Estas dependencias ya fueron atacadas con cócteles molotov el pasado 5 de abril. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Lequeitio condenó enérgicamente los graves actos de terrorismo callejero que fueron bien organizados, perpetrados por personas uniformadas con buzos y armadas con mazos, ruedas, bidones de gasolina y cócteles molotov El Consistorio, dirigido por José María Cazalis (PNV) denunció que se ha puesto en grave peligro a muchas familias que viven encima de las instalaciones atacadas Los sindicatos de la Ertzaintza ErNE y ESAN también condenaron los atentados. El primero arremetió contra la Consejería de Interior y acusó a sus responsables de ser incapaces de adoptar y hacer cumplir las medidas de seguridad que impidan que estos ataques se repitan contra instalaciones del departamento de Interior ESAN lo atribuyó a fascistas salvapatrias Fracasa en Lizarza la manifestación de acoso proetarra a Regina Otaola Grande- Marlaska prohibió el acto por ser ilícito s La Ertzaintza impidió que un centenar escaso de radicales movilizados se concentraran frente al ayuntamiento N. COLLI ABC MADRID LIZARZA. La Ertzaintza impidió ayer la celebración de la manifestación convocada en Lizarza (Guipúzcoa) contra su alcaldesa, Regina Otalola, del PP Los filoterroris. tas apenas lograron reunir a un centenar de radicales, otro pinchazo de convocatoria tras el fracaso del proceso de paz todo un síntoma de la zozobra que sacude al mundo de ETA. Los radicales empezaron a congregarse frente al Ayuntamiento a las siete y media de la tarde, pero allí se encontraron con un amplio despliegue de la Ertzaintza. La Policía vasca cumplía las órdenes del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande- Marlaska, quien al mediodía había prohibido el acto por ser éste ilícito y posiblemente constitutivo de varios delitos relacionados con el terrorismo. Cuando los radicales intentaron cantar el eusko gudariak (himno al soldado vasco) los agentes procedieron a su desalojo del lugar empujándoles con sus escudos, sin que llegaran a producirse incidentes, informa Efe. En el auto dictado ayer, el juez señalaba que la convocatoria de la manifestación perseguía la ilícita finalidad de menoscabar de forma grave la autoridad de Regina Otaola, primera edil de la localidad desde las pasadas elecciones autonómicas del pasado 27 de mayo. La celebración de la convocatoria, cuyo lema era Otaola fuera. No a la represión podía ser, además, constitutiva de los delitos de coacciones, amenazas terroristas o enaltecimiento del terrorismo. Esas son resumidas, según fuentes jurídicas, las razones por las que Marlaska, a petición de la Fiscalía, decidió prohibir la manifestación. En la resolución, notificada ayer al mediodía, el juez solicitaba a la Consejería de Interior del Gobierno vasco y a la Ertzaintza que tomaran las medidas necesarias para impedir la celebración de la manifestación así como la comisión de hechos delictivos. Grande- Marlaska recuerda en el auto la reciente historia del Ayuntamiento de Lizarza, tradicional feudo proetarra, al que accedió Regina Otalola tras las elecciones del 27 de mayo al ser el PP la única opción política que presentó candidatura. La lista de ANV había sido anulada por el Tribunal Supremo. Los antecedentes de la manifestación convocada ayer- -al parecer, según Dignidad y Justicia, por el ex concejal de HB y EH Iñaki Elduayen- -hay Amenazas de muerte Los ertzainas tuvieron que dispersar a los radicales que buscarlos el 7 de septiembre, tras la izada de las banderas española, vasca y local por la alcaldesa en la fachada del consistorio. Un grupo de manifestantes radicales increpó entonces a Regina Otaola y, según ella misma declaró, uno de los vecinos gritó vas a morir La amenaza de muerte fue de- AP nunciada por la primera edil y está siendo investigada en un juzgado de la Audiencia Nacional. ABC. es Más información sobre la presión radical en el País Vasco en www. abc. es