Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID SÁBADO 22 s 9 s 2007 ABC La Oficina Olímpica deja fuera del concurso de logos al diseño Light Su creador trabaja para una empresa que forma parte del jurado S. M. MADRID. El diseño denominado Light uno de los diez finalistas del concurso convocado por el Ayuntamiento madrileño para elegir el logo olímpico de Madrid 16, quedó ayer fuera de concurso por decisión de la Oficina Olímpica y de la empresa Saffron, miembro del jurado y para la que trabajaba el autor de este dibujo. Según explicaron fuentes del equipo promotor de la candidatura madrileña, se sospecha que este diseño no cumple uno de los requisitos del concurso, el de ser una obra original: el autor, Luis Coderque, explicaron, presentó un diseño de enorme parecido con éste al concurso para la Marca Madrid, en el año 2005. Pero, además, se da otra circunstancia irregular: el diseñador trabaja en la actualidad para la empresa Saffron, que iba a ser una de las que seleccionara el ganador de entre los tres logotipos que obtengan mayor número de apoyos de los madrileños, en la votación popular que se inició el 30 de agosto y que finalizará mañana. Fuentes de Saffron aseguraron a Efe que, ante la sospecha de que uno de los diez logotipos seleccionados para representar la candidatura olímpica de Madrid 16 no cumple el requisito de originalidad, la Fundación Madrid 16 y Saffron han decidido retirarlo La empresa, además, ha propuesto a la Fundación Madrid 16 no participar en la selección del diseño para preservar la total transparencia de todo el proceso Respecto a la presencia de un logo casi idéntico al que ahora ha quedado fuera de concurso en otro que se celebró en 2005 para elegir la imagen de Marca Madrid, obra del mismo autor, fuentes de la empresa añadieron que en esa época el diseñador trabajaba para la firma Landor, que presentó tres bocetos- -entre ellos el objeto de litigio- -a aquel concurso. La agencia Saffron fue la única responsable de seleccionar entre los 2.500 diseños presentados al concurso del logo olímpico a los diez finalistas, entre los que eligió el que había propuesto Luis Coderque, que en ese momento formaba parte de su plantilla. Casi 90.000 apoyos se habían recibido hasta el día de ayer en la página web del Ayun- El diseño Light que ahora se ha quedado fuera del concurso por decisión de la Oficina Olímpica tamiento de Madrid, en la que se realiza el cómputo oficial de votos para este concurso. En la página web de ABC se realiza simultáneamente una encuesta en la que el diseño ahora eliminado había reunido un 5,1 por ciento de apoyos. Fuentes de la Oficina Olímpica manifestaban ayer su disgusto por la situación, y aseguraron que los votos favorables al candidato ahora fuera de concurso serán borrados. Existía una acusación de plagio sobre otro de los logos, el denominado Madrid fluye sobre el que la oficina olímpica aún está investigando. ABC. es Consulte la encuesta sobre los logos en abc. es participación Preservar la transparencia Maqueta de la futura sede de los Juzgados de lo Contencioso- Administrativo del Campus de Valdebebas Proyecto celular para el octavo edificio de la Ciudad de la Justicia MARÍA PÉREZ MADRID. Como una flor- -o varias células- -rodeada por una membrana circular de hiedra artificial y jardines en los espacios entre una y otra. Así será la sede de los Juzgados de lo Contencioso- Administrativo de la futura Ciudad de la Justicia de Valdebebas, un edificio con una estética inspirada en la división de las células embrionarias humanas. El diseño, que ganó por unanimidad a los otros cuatro finalistas del concurso, es de los arquitectos Fernando García Pino y Manuel García de Paredes. La sede de estos juzgados se convierte así en el octavo de los 16 edificios del futuro Campus de la Justicia- -formado por construcciones vanguardistas y de alto valor artístico- -en contar con un diseño. El edificio, de 27.000 metros cuadrados, tendrá siete alturas sobre rasante y dos bajo suelo, lo rodeará una membrana translúcida con un dibujo en forma de hiedra. Ésta insertará la construcción en el entorno de los jardines en los que se levantarán los diferentes edificios. La densidad del tapiz de esta membrana variará en función de las áreas que reciben más luz solar en los diferentes momentos del día y del año. Entre la membrana y la fachada del edificio crecerán jardines reservados a los funcionarios. Estos espacios servirán como colchón térmico. El espacio interno. que al- bergará 48 salas de vistas, se organiza en estructuras celulares que permiten variar el esquema de las diferentes plantas para adaptarlo a las distintas necesidades. Además, en palabras del arquitecto Fernando García Pino, así se crea un ambiente más humano, en vez de ver enormes pasillos... Para él, lo más difícil fue separar el tráfico restringido y el público sin que el edificio pareciera un búnker Las estructuras internas esculpen el vacío, que es, según García Pino, el que da sentido al edificio En el centro, un gran patio distribuirá la luz, que se escurrirá entre las células y sobre una gran sala de vistas central.