Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22 s 9 s 2007 MADRID 57 Denuncia que la apartan de una coral por padecer esclerosis múltiple Alicia Heredero se queja de un trato discriminatorio desde la Casa de Valladolids No queremos que se dañe aseguran en esta institución regional MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. Alicia Heredero Goya canta, o cantaba, desde hace veinte años en la Agrupación Lírica de la Casa de Valladolid en Madrid. Ahora denuncia que los responsables de ese coro la han retirado por culpa de su minusvalía, causada por la escleroris múltiple que padece. El presidente de la citada entidad provincial, Juan José Cantalapiedra, niega que se la haya echado de ningún lado, ni de la Casa de Valladolid ni del coro. Lo único que se le ha dicho es que salir a escena puede resultar peligroso para ella, y eso nos preocupa La polémica está servida. No era apetecible. Eso me dijeron aclara Alicia. Durante veinte años de mi existencia- -añade- -he formado parte de esa agrupación lírica. He dedicado mucho tiempo a los ensayos y siempre lo he vivido con mucha ilusión porque me gusta cantar y, además, compartía mis inquietudes con gente maja. Era una experiencia muy gratificante Pero un buen día- -prosigue Heredero- -tuve la mala suerte de ser el blanco de una saeta envenenada que se llama esclerosis múltiple (no es contagiosa) y he pasado a la categoría de minusválida. Ahora me han dicho que no soy muy decorativa en un escenario y que es mejor que abandone Juan José Cantalapiedra, que también preside la Federación de Casas Regionales, se muestra muy preocupado con este asunto y asegura que no hay mala intención; quizás un malentendido Estoy muy dolido porque yo acabo de llegar de vacaciones y me encuentro con todo esto. Pedí información de inmediato. Me señalan que Alicia casi no puede valerse por sí misma, que se ha caído en el escenario y que, por eso, se le planteó que no se arriesgara en actuaciones escénicas. Nos daba miedo que se hiciera daño. En el coro puede seguir cantando y queremos seguir contando con su participación en la Casa de Valladolid Según Cantalapiedra, la próxima semana tendrá lugar una reunión urgente de la junta de la Casa de Valladolid para estudiar este delicado asunto. Al parecer, hay voces que quieren plantear medidas legales contra Alicia Heredero por poner en tela de juicio el buen nombre de la Casa de Valladolid que, en sus veintiséis años de historia, nunca ha echado a nadie de la institución. Yo no estoy dispuesto- -añade Cantalapiedra- -a que se tomen medidas contra Alicia. Me considero su amigo y creo que alguna solución dialogada habrá. Me duele que ella no me haya contado a mí primero su problema antes de airearlo porque yo, en particular, la aprecio mucho Sin embargo, Alicia Heredero se siente muy dolida. En la última actuación, el 19 de septiembre en un pueblo de Valladolid, ya no querían que actuara ha manifestado a ABC. Dijeron que mi minusvalía se notaba mucho. Se me nota algo, es cierto, pero puedo salir a escena perfectamente Heredero insiste en que yo no me he caído. Además, si temen que me pase, lo menos es demostrar un poco de solidaridad y ayudarme a salir al escenario porque lo importante es que canto, que tengo voz, y donde estamos es en un coro, no en una carrera de obstáculos Ella, según ha confesado, está decidida a abandonar la Casa de Valladolid. Voy a dejar de ser socia y, también, a abandonar el coro. Después de lo que ha pasado, no tengo estómago para continuar Según relata Alicia, la persona que le dijo que no podía continuar fue el encargado de la Agrupación Lírica, Javier Mas. En la decisión, al parecer, estuvo de acuerdo la maestra de dicho coro, Montserrat Font. Sin embargo, el presidente de la Casa de Valladolid y de la Federación de Casas regionales, Juan José Cantalapiedra, puntualiza que, a lo mejor, la medida se tomó porque no queremos que se accidente La afectada asegura que su denuncia no es un grito de Alicia Heredero, sino de todos los minusválidos La muerte de otro obrero eleva a 116 los accidentes mortales en 2007 ABC MADRID. Un trabajador de 50 años falleció ayer al caer sobre él un muro en el que se realizaba una perforación, en el Polígono Industrial Sur de la localidad de Colmenar Viejo. Fuentes de Emergencias 112 informaron de que el suceso ocurrió a las cuatro de la tarde, a la altura del número 7 de la calle del Cobalto. El desprendimiento del muro le provocó al operario un traumatismo craneoencefálico de gravedad moderada y otro torácico muy grave, informa Efe. Tras ser estabilizado por los sanitarios del Summa- 112, fue trasladado en estado muy grave al Hospital de La Paz. Sin embargo, cuando estaban llegando al centro sanitario, el hombre sufrió una parada cardiorrespiratoria, de la que no fue posible reanimarlo, y falleció. Según el sindicato CC. OO. con la de ayer se eleva a 116 el número de fallecidos en accidente laboral en lo que va de año en la región. Un grito de los minusválidos Alicia Heredero Goya ABC Me han dicho que no soy muy decorativa en un escenario dice la afectada; en la Casa de Valladolid algunos quieren tomar medidas legales contra ella Un año de cárcel por realizar una liposucción sin las condiciones mínimas ABC MADRID. La Asociación El Defensor del Paciente anunció ayer que un juzgado de Madrid condenó en junio a la doctora Reyes C. S. a una pena de un año de prisión por un delito de imprudencia profesional por haber practicado una liposucción en un quirófano que no reunía las condiciones mínimas y en una consulta de medicina general cuya licencia caducó en 1998, informa Efe. Además, la doctora ha sido inhabilitada durante un año para el ejercicio de su profesión y deberá pagar una indemnización de 18.575 a la paciente que se sometió a la operación, R. M. M. así como las costas del proceso. La sentencia establece que la liposucción abdominal se realizó sin informar de los riesgos, en un consultorio de medicina general con licencia caducada en 1998, sin reunir las mínimas condiciones de quirófano, en una camilla con utilización de anestesia local y sin el personal cualificado Reunión urgente EFE Los ojos del Palacio de Linares Con motivo del festival Vivamérica, dos gigantes ojos de piedra adornan el Palacio de Linares, sede de la Casa de América. Estas esculturas, que han sido realizadas por el escultor mexicano Javier Marín, permanecerán en la puerta que da a la plaza de Cibeles hasta mediados de noviembre