Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22- -9- -2007 La Universidad de Columbia dará voz a Ahmadineyad a pesar de las presiones 31 EL PROCESO JUDICIAL Llegada a Santiago Alberto Fujimori llega a Santiago procedente de Japón el 6 de noviembre de 2005. Al día siguiente es detenido preventivamente por orden del juez de la Corte Suprema. El tirano que dimitió por fax El gobernante más controvertido de la historia reciente de Perú sigue desatando pasiones encontradas en su país: unos repudian su régimen por autoritario y corrupto, y otros reconocen sus logros en economía y seguridad POR CARMEN MUÑOZ MADRID. Desde que le arrebató la Presidencia peruana al escritor Mario Vargas Llosa en las elecciones de 1990, hasta que dimitió por fax desde Japón una década después, Alberto Fujimori protagonizó una década en el poder cargada de luces y sombras. El ex presidente que ahora será extraditado a Perú para comparecer ante la Justicia por graves delitos contra los derechos humanos y corrupción, era un perfecto desconocido cuando se enfrentó en las urnas al Premio Cervantes y le derrotó en la segunda vuelta. Sólo un año antes había fundado Cambio 90, una organización que apoyaban los sectores más desfavorecidos de la sociedad peruana, partidarios de su candidatura antisistema De origen humilde- -sus padres emigraron desde Japón antes de que él naciera en Lima en 1938- el ingeniero agrónomo, físico, matemático y profesor universitario se convirtió en un ambicioso e imprevisible político. Su ansia de poder le llevó a abandonar un exilio seguro en el país de sus progenitores- -tiene la doble nacionalidad- -para trasladarse a Chile y desde allí tratar de participar en las elecciones peruanas de 2006, pero fue detenido y allí comenzó su carrera hacia los tribunales peruanos. Alberto Fujimori heredó del actual presidente de Perú, Alan García, un país deshecho por la hiperinflación y la violencia política. Pero actuó con rapidez y logró recuperar la estabilidad macroeconómica y la seguridad interna, esto último a costa de cuestionados métodos que ahora le llevarán al banquillo. No me tiembla la mano cuando debo tomar una decisión difícil aseguró en una re- Petición formal En enero de 2006 Perú pide formalmente a Chile su extradición por 12 cargos de corrupción y violaciones de los derechos humanos, y se ordena la detención indefinida del ex gobernante. Orden de arraigo La Corte Suprema de Chile otorga la libertad bajo fianza a Fujimori, pero mantiene sobre él la prohibición de abandonar el país (orden de arraigo) Rechazo de reapertura El juez chileno rechaza la reapertura del sumario pedida por la defensa de Fujimori, el 11 de enero de 2007. La fiscal recomienda El 13 de mayo de 2007, la fiscal Mónica Maldonado vuelve a recomendar la extradición de Alberto Fujimori. Rechazo del juez El juez Álvarez rechaza la extradición por todos los cargos el 11 de julio de 2007 y la decisión final queda en manos de la Corte Suprema de Justicia de Chile. Familiares de las víctimas de Fujimori celebraron ayer en Lima la decisión de la Corte Suprema das como de La Cantuta y Barrios Altos a principios de la década de los noventa. El saldo, dos docenas de muertos, entre ellos estudiantes, un profesor y un niño. Tampoco le tembló la mano al ordenar el asalto a la residencia del embajador de Japón en 1997 para poner punto y final a una crisis con rehenes incluidos, causada por el MRTA. que se prolongó durante cuatro meses. Los detractores de Fujimori también denuncian su autoritarismo, en especial tras el llamado autogolpe de 1992 cuando disolvió el Congreso y la Judicatura y asumió poderes absolutos. Después consiguió que se aprobara la Constitución de 1993, que le otorgó el derecho a la reelección. En los comicios de 1995 venció al ex secretario general de Naciones Unidas Javier Pérez de Cuéllar y se consolidó en el poder. Se presentó de nuevo en abril de 2000 y en esa ocasión ganó al ex presidente Alejandro Toledo, que renunció a presentarse a la segunda vuelta después de de- EFE Fallo final Ayer, en el fallo final, la Corte Suprema concede la extradición por dos casos de derechos humanos y seis de corrupción. sistas tránsfugas y a medios de comunicación. El fallo se produce cinco días después de que un informe de la ONU atribuyera a Fujimori la apropiación de 600 millones de dólares de las arcas del Estado. Fujimori sucedió en el poder a Alan García. Se enfrentó en 1990 a Vargas Llosa, quien perdió contra pronóstico. En 2000, cuando arreciaba una crisis política gravísima, Fujimori aprovechó un viaje oficial para hacer escala en Japón, donde se atrincheró gracias a su doble nacionalidad peruano y nipona. El Congreso lo destituyó posteriormente en rebeldía. En su exitosa lucha sin cuartel contra Sendero Luminoso, Fujimori alimentó también el asesinato de Estado El ex mandatario peruano estabilizó un país deshecho por la inflación, pero no dejó una buena herencia ciente entrevista a Reuters. Esa frase describe una década en el poder. Desde el primer momento emprendió una lucha sin tregua contra el Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) y Sendero Luminoso, cuya captura de su líder, Abimael Guzmán, en 1992 le asestó un golpe mortal a la banda terrorista. Sus adversarios denuncian sombras en la derrota de la guerrilla maoísta. La Justicia peruana le acusa de ordenar a escuadrones de la muerte dos matanzas conoci- El autogolpe La herencia de Alan García ABC. es Más información en Visiones del Mundo en abc. es carmendecarlos nunciar fraude. En ese momento la impopularidad de Fujimori era creciente, comenzaban a destaparse casos de corrupción y la situación económica se deterioraba. En septiembre de 2000 estalló el escándalo de los vladivídeos en nombre del leal asesor presidencial Vladimiro Montesinos, hoy preso en Perú, en los que aparecía éste sobornando a políticos de otros partidos para que apoyasen a Alberto Fujimori. Mientras su régimen se desmoronaba, El chino apodado así por sus rasgos orientales, viajó a Brunei para asistir a una reunión del APEC en calidad de presidente de Perú. Pero aprovechó para huir a Japón y desde allí envió por fax su dimisión a la Presidencia. Fujimori consiguió que Tokio rechazara las reiteradas peticiones de extradición de Lima. Hasta que se le ocurrió viajar a Chile en un avión privado. Entre medias, afrontó una guerra fronteriza con Ecuador y un sonado divorcio con la peruana de origen japonés Susana Higuchi, que le acusó de malos tratos.