Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22 s 9 s 2007 RELIGIÓN 29 ISLAM Las Comunidades Islámicas de Ceuta quieren organizar un gran rezo al aire libre Setenta mil musulmanes de Ceuta y Melilla celebran el mes del Ramadán CARMEN ECHARRI CEUTA. Los musulmanes residentes en Ceuta y Melilla viven en estos días la celebración del mes sagrado de Ramadán. Un mes de sacrificio, marcado por la espiritualidad, que rige el modo de vida de unos 35.000 musulmanes en cada una de las dos plazas españolas. Ayer, viernes de Ramadán, fue uno más en el calendario de esta población que cada jornada, cuando las agujas del reloj pasan de las siete de la tarde, se reúne para romper el ayuno. Como lo hace la familia de Reduan, su mujer Jamila y sus dos hijos, residentes en la barriada Recinto de Ceuta. Ellos son un ejemplo más de las cientos de familias de musulmanes españoles afincados en las dos ciudades hermanas, que cumple con los preceptos marcados por su religión. En el caso de los musulmanes como Reduan, el mes sagrado supone un momento de rezo, de espiritualidad y de entrega, amén de reunión con la familia y de fiesta. Fiesta como la que tendrá lugar en la primera semana de octubre, con motivo del final de Ramadán. Para ello la Unión de Comunidades Islámicas de Ceuta (Ucidce) tiene pensado organizar un gran rezo al aire libre, al que estan invitados todos los musulmanes de la ciudad. El Gobierno ceutí ha dado el visto bueno pa- Un musulmán lee el Corán, ayer, en la mezquita de Málaga ra que dicho encuentro pueda desarrollarse en las Murallas Reales, algo que deberá determinar la propia comunidad. Nunca antes se había llevado a cabo un rezo de este tipo al aire libre, por lo que, si el tiempo lo permite, el Ramadán ceutí entrará en su particular libro histórico con un acto que espera convertirse en tradición. Voces autorizadas como la del iman de la principal mezquita de Ceuta, la de Sidi Embarek, Ahmed Liazid, considera la fiesta del Ramadán como una oportunidad para empezar de cero Para ser un musulmán íntegramente hay que respetar los pilares del Islam. Rezar cinco veces al día, ayudar a los necesitados o peregrinar a la Meca son algunos de los princi- REUTERS pios que deben tenerse en cuenta. Lo que se considera más importante es atestiguar la fe y rezar cinco veces porque es una actividad diaria al alcance de cualquier persona Luego los que tienen el capital necesario pueden permitirse entregar zakat, la limosna. No todos están llamados a cumplir con ello porque no todas las personas pueden.