Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22 s 9 s 2007 ESPAÑA 19 De la Vega advierte que el caso Mayoral debe resolverse en el Parlamento El presidente extremeño trata de defender al diputado: No nos ha sorprendido M. C. MADRID. Si la semana pasada la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, no quiso pronunciarse sobre la ética de las actividades del diputado socialista Victorino Mayoral, porque no tenía información sobre este tema ayer, tras el Consejo de Ministro, comentó a ABC que este caso debe resolverse en el ámbito parlamentario La portavoz del Gobierno echaba así balones fuera sobre una situación que se va enredando cada día que pasa con las informaciones sobre Mayoral. Justo el día anterior, el PP denunció que el diputado del Grupo Socialista no pidió permiso al Congreso para hacer compatible su escaño con el puesto de presidente de la Liga Española de Educación y la Cultura Popular. Este periódico, además, desveló esta semana que Mayoral, patrocinador de la asignatura Educación para la Ciudadanía dentro de su partido, benefició a su ONG con al menos dos subvenciones desde su puesto de consejero de Educación de la Junta de Extremadura, en 1993 y 1994. Tras la rueda de prensa en La Moncloa, De le Vega afirmó a ABC que el Gobierno no tiene competencia en todo este asunto, y es el Parlamento el que debería pronunciarse. Por segunda semana consecutiva, el Gobierno eludió por completo respaldar al que ha sido ideólogo de la asignatura Educación para la Ciudadanía. A Mayoral, sin embargo, le ha salido un defensor en Extremadura. No es otro que el presidente de la Junta extremeña, Guillermo Fernández Vara, quien mostró su solidaridad personal con el diputado socialista, del que quiso destacar la honda preocupación que siempre ha tenido por dedicarse no sólo a la política, sino también a otras facetas de la vida entre las que mencionó la cultura y la educación popular, informa Europa Press. Vara hizo estas declaraciones durante una recepción que ofreció en Mérida, a los integrantes de la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados, que preside Victorino Mayoral. El presidente autonómico extremeño se refirió a las informaciones de este periódico sobre las subvenciones que Mayo- Edurne Uriarte TEORÍA DEL GAMBERRO iempre había creído que un gamberro es uno de esos tipos que da patadas a las papeleras, pisa las flores de los jardines o te dibuja la palabra guarro en los cristales polvorientos de tu coche. Pero no el que viola varios artículos del Código Penal. Como los jóvenes que quemaron la fotografía de los reyes o los que han insultado y amenazado nuevamente a los populares en Cataluña. Los delitos de todos ellos, sin embargo, han recibido en los últimos días la calificación de gamberrismo por parte de significativos sectores de la sociedad española. Tipos poco recomendables, desagradables, hasta repugnantes para algunos, pero nada más que gamberros. La quema de fotografías de los reyes o el acoso a grupos políticos han quedado así equiparados a las patadas a las papeleras. Huelga decir que si la quema o los insultos hubieran tenido como objeto, pongamos, a los negros, árabes o inmigrantes, a nadie se le habría ocurrido mentar el gamberrismo, puesto que no queda una sola persona en España, afortunadamente, que confunda el racismo y la xenofobia con el gamberrismo. Sin embargo, quedan aún unos cuantos miles o cientos de miles que confunden todo tipo de actos ilegales de los sectores independentistas y extremistas con el gamberrismo. Las consecuencias del espejismo del gamberrismo son varias. La primera, el debilitamiento de las instituciones, especialmente la Corona, colocada a estos efectos a la altura de las papeleras. O el debilitamiento del propio Código Penal, confundido nuevamente con la libertad de expresión en actos que no debieran admitir la más mínima confusión. Y la segunda, el nuevo mensaje de tolerancia hacia la ilegalidad y el desafío al Estado y a las leyes que se lanza en las dos comunidades donde opera este gamberrismo Resulta que en esas comunidades muchos ciudadanos temen a esos extremistas tanto como algunas minorías a los grupos racistas en determinadas zonas del mundo. Para los gamberros de toda la vida se bastan con la policía municipal. Para los otros, esperan al Estado, sabedores de que ellos mismos se pueden convertir en la papelera pateada en cualquier momento. S De la Vega, tras el Consejo de Ministros ral concedió a su ONG cuando era consejero. Estas informaciones en Extremadura no nos han sorprendido aseguró Fernández Vara. Hace mucho tiempo explicó, que Victorino Mayoral antes, durante y después de estar en la política se ha dedicado a la educación y a la cultura de la ciudadanía Vara ve normal que alguien se subvencione a sí mismo con dinero público, y confundiendo totalmente las cosas invitó a la redacción de este periódico a que visitara cualquiera de los centros que FRANCISCO SECO Vara no ve ningún problema en que el diputado socialista subvencione a su propia ONG la Liga para la Educación y la Cultura Popular gestiona, ya que comprobarán efectivamente que se trata de algo que no sólo no es nada pernicioso, sino todo lo contrario El presidente extremeño insistió un poco más en el asunto, y subrayó que la labor que desarrolla esta ONG responde a una honda preocupación que Victorino Mayoral siempre ha tenido por no dedicarse sólo a la política, sino también a otras facetas de la vida, que tienen una enorme importancia España alojará y mantendrá a los defensores de derechos humanos amenazados en su país M. C. MADRID. España abrirá sus puertas de par en par a las personas que se vean amenazadas o perseguidas por su actividad en defensa de los derechos humanos, a quienes facilitará la salida del país en que trabajan así como su acogimiento temporal en nuestro territorio, según aprobó ayer el Consejo de Ministros. Los beneficiarios de las subvenciones directas que se otorgarán a estas personas son las personas físicas de nacionalidad no española que se vean amenazadas o perseguidas, en sus países de residencia habitual, por sus actividades de promoción o defensa de los derechos humanos, siempre que no incurran en ninguna de las prohibiciones enumeradas en la Ley General de Subvenciones. En todo caso, no hay un criterio totalmente objetivo para la concesión de las ayudas, por lo que los beneficiarios potenciales son bastante numerosos. Lo que subvencionará el Gobierno español, a los efectos de este Real Decreto, son: los gastos de desplazamiento desde su país de residencia habitual hasta España; el alojamiento y manutención en España; la atención sociosanitaria y ayudas económicas para la cobertura de necesidades básicas; y otros gastos de carácter general necesarios para el desarrollo del programa de ayudas a ciudadanos protegidos o amenazados en el extranjero por su actividad a favor de los derechos humanos. La Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación realizará las actuaciones que considere oportunas para comprobar la identidad de los afectados, la realidad de su situación de riesgo o amenaza, y la causa de ésta. Referencia completa del Consejo de Ministros, en www. lamoncloa. es