Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22 s 9 s 2007 La deriva radical catalana s El fin del mito del oasis ESPAÑA 15 Los médicos pasaban consulta linterna en mano YOLANDA CARDO Apagón sanitario en Barcelona Un incendio en la estación eléctrica del hospital del Valle de Hebrón de Barcelona dejó sin luz ayer gran parte de sus dependencias. El centro se vio obligado a trasladar a enfermos y suspender 1.400 consultas y 60 intervenciones quirúrgicas JANOT GUIL BARCELONA. Barcelona, con estigma ya de la ciudad sin luces tras el deslumbrante apagón de este verano y otras deficiencias infraestructurales que acumula, volvió ayer a ser escenario del caos, aunque no hubo que lamentar daños personales. El Hospital del Valle de Hebrón de la capital catalana, un centro público de referencia estatal, se quedó ayer sin luz en gran parte de sus dependencias tras un incendio ocurrido de madrugada en su estación eléctrica propia que también se extendió a su red de distribución. El fuego, cuyas causas exactas aún se investigan y que se produjo a las 2.12 horas cuando unos operarios derramaron el gasóil que cargaban en los depósitos de los generadores eléctricos de emergencia que tiene el centro, fue sofocado en dos horas, pero las secuelas se arrastraron durante todo el día de ayer... y se alargarán varias semanas. El edificio de la estación eléctrica del complejo hospitalario quedó muy maltrecho por el incendio, e incluso no se descarta que deba ser derribado. En cuanto a la tarea asistencial, el fuego dejó sin luz el edificio central del complejo hospitalario y el área de traumatología, junto a otras dependencias. Y con ello llegaron los momentos de nervios. Pacientes y familiares en la oscuridad- -o con la luz del móvil de guía improvisado- ascensores parados, médicos pasando visita linterna en mano, traslados urgentes de enfermos, intervenciones canceladas... En resumen, de un gran hospital a uno de campaña. Yo venía a operarme de una hernia y me han mandado a casa comentaba un usuario (con más cara de alivio que de indignación, eso sí) No funcionaban los ascensores y he tenido que bajar varios pisos por las escaleras... y con doce puntos de sutura que tengo en la pierna se quejaba una mujer. No ha sido un caos, ha sido una situación difícil sentenciaba en rueda de prensa la consejera de Salud de la Generalitat, Marina Geli. Pero las frías cifras del problema no se dejaban maquillar. De los 820 pacientes ingresados en todo el complejo hospitalario, 150 tuvieron que ser trasladados a otros centros del complejo. De los 53 que había en estado crítico, siete de ellos fueron finalmente enviados a otros hospitales de la ciudad. De buena mañana, 1.400 visitas quedaron anuladas, 60 intervenciones canceladas y el Departamento de Salud aconsejó no ir a las Urgencias del hihospital, que funcionaban a media luz y a donde ya no se derivaron las ambulancias reclamadas por el 061. Tan pronto como se declaró el desastre, se movilizaron los medios y a lo largo de la mañana y de la tarde las instalaciones afectadas empezaron a ver la luz gracias a la instalación de hasta 18 grupos electrógenos. A media mañana, los servicios más críticos, como la unidad de intensivos, Urgencias y diálisis, recobraron el suministro. Al mediodía, otras unidades como farmacia o anatomía patológica podían trabajar. Finalmente, después de que el paso de las horas desmintiera pronósticos más optimistas que hizo Geli, los responsables del hospital y de Salud aseguraron que calculaban restaurar la normalidad por la noche sin precisar hora, lo que se traducía en que todo el complejo hospitalario tuviera luz, aunque mediante los grupos electrógenos. Además, anunciaron que en una semana las 1.400 visitas y las 60 operaciones canceladas serían reprogramadas. De hecho, la consejera Geli afirmó que quién tuviera una visita u operación a partir del próximo martes- -el lunes es festivo en Barcelona porque se honra a la patrona Mercè- -ya no tendría problemas. Otrora, la consejera Marina Geli anunció que Salud- -también el Departamento de Economía- -ha abierto un expediente informativo sobre el caso y añadió que en 72 horas concluirían la investigación técnica encargada para aclarar las causas del incendio (por ejemplo: ¿cómo se incendió el gasoil? y para evaluar los daños de la estación eléctrica siniestrada. De hecho, el próximo martes la Generalitat aprobará un partida extra para sufragrar los costes. A la espera de la que dicten los sesudos informes, asoman unas ciertas dudas sobre la idoneidad del sistema de suministro eléctrico del hospital. La estación eléctrica que se incendió recibe energía de dos líneas de la red general de Fecsa- Endesa y de una planta de cogestión de gas. Además, tiene los dos generadores eléctricos que se quemaron como reserva. Muchas entradas alternativas de energía, pero conectadas, todas ellas, a una sola vía de salida, la red de distribuición que nutre al edificio central y otras dependencias, y que también fue víctima de las llamas. Un embudo fatal. A media tarde, el centro empezó a recuperar la normalidad gracias a 18 grupos electrógenos El fuego se originó en un vertido de gasoil ocurrido cuando se cargaban los depósitos de dos generadores Investigaciones