Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 DEPORTES VIERNES 21 s 9 s 2007 ABC Un mal genio anda suelto Mourinho y el Chelsea han roto s El técnico, que recibirá 35 millones de indemnización, colocó al club en la elite europea ENRIQUE ORTEGO MADRID. Puede que haya alguien que trabaja más que yo... pero peor La frase salió no hace muchos meses de la boca de José Mourinho cuando todavía era flamante entrenador del Chelsea y le sirve perfectamente ahora como autopropaganda para colocarse en el mercado. The special one el especial, el único como se proclamó recién aterrizado a la City está libre. Desde el miércoles por la noche ya no es entrenador de los blues Su puesto tenía fecha de caducidad. La crónica de una muerte anunciada. Era cuestión de meses, de semanas, de días. La temporada pasada ya tuvo un pie en la calle, pero su espíritu de supervivencia ganó el pulso al mismísimo amo del club, Roman Abramovich, con el que hacía tiempo que no se llevaba ni mucho, ni poco ni nada. Ni más ni menos. El ruso tenía el dinero, pero el portugués tenía el poder. Le salvaron, entonces, los resultados- -luchó hasta el final por la Liga y llegó a semifinales de la Champions el apoyo incondicional de una afición que ahora se echará a la calle para protestar por su dimisión- despido y, sobre todo, el vestuario. Mourinho era dios para sus jugadores. Sólo Shevchenko, el confidente del presidente que se encaprichó en pagar 45 millones de euros al Milán por él, y Ballack no le adoraban. El resto, mataban por José. Cech, Terry, Carvalho, Lampard, Essien, Makelele, Drogba... los capos que se cambiaban en las entrañas de Stamford Bridge creían y confiaban ciegamente en el hombre que les había llevado a ganar lo que nunca se habían imaginado: dos Ligas consecutivas, una Copa y dos Copas de la Liga. Les faltó la Liga de Campeones, pero el Liverpool se cruzó dos veces en su camino, en semifinales. Mourinho comenzó la temporada sabiendo que sólo dependía de los resultados. Abramovich ya no confiaba en él. Criticaba abiertamente el mal juego del equipo, le había cerrado el grifo del dinero para los fichajes y le había colocado muy cerca hombres de su total confianza para controlarle, como Avran Grant, un israelí que, precisamente, se hará cargo ahora del equipo. El portugués buscó su salida a finales de la temporada pasada. Escuchó al Inter de Moratti, pero Mancini ganó la Liga y renovó contrato. Escuchó al Real Madrid. De hecho fue el segundo contactado por Mijatovic después del no de Rafa Benítez. Su problema fue que Ramón Calderón ya tenía fichado a Bernd Schuster y al final esa fue la opción buena. Sin ninguna alternativa mejor, decidió quedarse, pero bien sabía él que el divorcio ya tenía los papeles firmados y era cuestión de tiempo. Su situación era insostenible. La puntilla fue el empate contra el Rosenborg el martes en la Champions Abramovich no ha esperado ni al fin de semana, cuando el Chelsea se enfrenta al Manchester United, el gran duelo de los últimos años en la Premier Con tres años de contrato firmados a razón de 7,5 millones de euros su indemnización global puede alcanzar los 35 millones, con los premios por títulos incluidos, pero también con unas cláusulas de confidencialidad que tienen su valor en metálico. El balón ya está en manos de los abogados. Mourinho pensó en enmascarar su salida como una dimisión, pero pronto llegó a la conclusión de que era mejor un pacto que incluye un saco lleno de libras. La noche del miércoles se lo comunicó a su guardia pretoriana a través de un escueto SMS: Me marcho Ni dimisión ni destitución. Un acuerdo que le permite salir con la cabeza alta. Deportivamente no es para menos. El Chelsea llevaba cincuenta años sin ganar la Liga y Mourinho ganó dos seguidas. Ahora está libre. Un genio, un mal genio, anda suelto y que nadie, absolutamente nadie, dude de que se trata de un gran entrenador. Hay que ser grande para ganar la Champions con el Oporto y cinco títulos en dos años con el Chelsea. Otra cuestión es que el fútbol de sus equipos sea absolutamente resultadista. La noche del miércoles se lo comunicó a su guardia pretoriana a través de un escuesto SMS: Me marcho Hagi dimite por las injerencias presidenciales Gica Hagi dimitió como entrenador del Steaua. Fue como aquello de irse un minuto antes de que le echen. El presidente del club rumano, Gigi Becali, le había amenazado en la víspera con cesarle si no alineaba a dos de sus jugadores favoritos. Hagi alineó a los que le pareció mejor y dejó a uno de ellos fuera del equipo. El equipo perdió ante el Slavia de Praga e inmediatamente Hagi dimitió: He tenido suficiente. Ha sido una tensión indescriptible. Me he sentido torturado en el Steaua declararía el ex jugador madridista al comentar su apresurada marcha del club rumano. Un ganador nato Nombre: José Mourinho. Fecha de nacimiento: 26 de junio de 1963 (44 años) Lugar de nacimiento: Setúbal. Carrera como jugador: Centrocampista defensivo con Os Belenenses, Río Ave y Sesimbra. Carrera como técnico: Asistente en el Sporting de Lisboa, Oporto y Barcelona. Técnico en el Benfica, U. Leiria, Oporto y Chelsea. Palmarés: Oporto (2 Ligas, 1 Copa, 2 Superligas, 1 UEFA y 1 Champions Chelsea (2 Ligas, 1 Copa y 1 Copa de la Liga) Mourinho ya estaba harto de Abramovich y viceversa AFP