Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 21 s 9 s 2007 CIENCIAyFUTURO 95 Los huesos de la muñeca del hobbit certifican la tesis de una especie propia Nuevos estudios antropológicos avalan la existencia de un Homo floresiensis S. BASCO MADRID. Cuando en 2003 fue descubierto un esqueleto- -incluyendo un cráneo casi completo- -en las capas de sedimento del interior de la cueva de Liang Bua, en la isla de Flores (Indonesia) pocos antropólogos pudieron imaginar la riada de estudios y análisis a los que ese descubrimiento, y el de restos humanos de siete individuos más, darían lugar. El hallazgo concluyó en la existencia del Homo floresiensis, una especie nueva, diferente, dentro del género Homo, igualmente evolucionada que el Homo sapiens. Esta tesis fue defendida a machamartillo por Richard Roberts, de la Universidad de Wollongong (Australia) Otros antropólogos, encabezados por el profesor Robert Martin, de Chicago, estimaban que el cráneo era demasiado pequeño para pertenecer a una especie humana, por lo que propusieron que se trataba simplemente de un pigmeo afectado de microcefalia. La polémica científica originada por el hobbit con sus 18.000 años de antigüedad, estaba servida. Los restos fósiles del denominado hobbit u hombre de Flores, pertenecen al periodo del Pleistoceno Superior. En enero pasado, un equipo de antropólogos de la Universidad del Estado de Florida, dirigido por Dean Falk, comparó el cráneo del Homo floresiensis con los de dies hombres afectados de microcefalia o enanismo, y los de otros diez hombres normales. La conclusión fue tajante: el hobbit es una especie humana diferente del hombre moderno. La balanza de la polémica empezaba a inclinarse de ese lado. Ahora, antropólogos de la Institución Smithsoniana de Washington han analizado los huesos de la muñeca del Homo floresiensis y llegan a la misma conclusión: se trata de una nueva especie de homínido, y no de los restos de un humano con un trastorno físico del desarrollo. Los resultados de este trabajo se publican hoy en la revista Science El análisis se ha realizado sobre tres huesos de la muñeca de uno de los especímenes fósiles del Homo floresiensis, conocido como LB 1. Muestra que los huesos son primitivos y que morfológicamente están constituidos de forma diferente a los huesos de la muñeca de los La vacuna contra el virus del papiloma humano costará 312 euros ABC MADRID. La Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos fijó ayer en un máximo de 104 euros el precio de la vacuna contra el papiloma humano- -origina hasta el 70 por ciento de los cánceres de cuello de útero- una cuantía a la que deberá sumarse el porcentaje de beneficio farmacéutico y de distribución, según informó a Efe el Ministerio de Sanidad. A cada adolescente española se le deben administrar tres dosis de dicha vacuna, por lo que la cantidad total por persona ascenderá a 312 euros, que será el precio máxima al que podrá vender su producto el laboratorio fabricante del Gardasil- -la firma francesa Sanofi Pasteur- Sanidad precisó que se trata del precio más barato existente en toda la Unión Europea. En el ámbito comunitario, el precio más caro ha sido fijado por las autoridades sanitarias de Grecia en 125,3 euros. Cuando el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud apruebe en España la inclusión de la vacuna contra el virus del papiloma humano en el calendario común de vacunaciones, cada comunidad autónoma deberá negociar con el laboratorio el precio de la vacuna según Sanidad, teniendo en cuenta siempre que el precio máximo será de 104 euros por presentación. UNA MUÑECA SIN EVOLUCIONAR A Hobbit, antiguos homínidos y monos africanos B Humano moderno 1 Ubicación de los huesos en la mano (vista palmar) 2 ABC Fuente: Science 6 3 5 4 Diferencias en los huesos de la muñeca 1 2 3 4 5 6 Índice Pulgar Trapecio Escafoides Hueso grande- ganchoso Trapezoide Los huesos se parecen más a los de los monos y los primeros homínidos que a los del hombre moderno También el cráneo humanos modernos y de los neandertales. Mientras que el trapezoide humano presenta forma de bota, ese mismo hueso en el LB 1 tiene forma de cuña. Además, los otros huesos de la muñeca del LB 1 analizados- -el escafoides y el hueso grande- ganchoso- -se parecen más en su forma a los de los simios africanos y a los de los primeros homínidos. En concreto, el escafoides del hobbit tiene forma ganchuda, mientras que el grande- ganchoso es sensiblemente parecido al del chimpancé, con forma de corazón. Los investigadores, dirigidos por el profesor M. W. Tocheri, concluyen que las diferencias morfológicas registradas implican de forma inequívoca que el Homo floresiensis estudiado conserva las características propias de una muñeca primitiva, y que por ello representa un linaje humano diferenciado que apareció antes de que la moderna muñeca evolucionara con el Homo antecessor, los neandertales y el sapiens. Más información sobre el hobbit www. portalciencia. net antroevoflor Consejo Interterritorial Diferencias morfológicas ABC El velocirraptor tenía plumas Los velocirraptores, esos emblemáticos dinosaurios que el genial Spielberg inmortalizó en Parque Jurásico no podían volar, pero tenían plumas, según un estudio publicado en Science El examen de restos fósiles encontrados en Mongolia en 1998 ha revelado indicios de cañones o tálamos en los huesos del brazo (en la imagen) de donde salían las plumas secundarias fijadas al hueso por los ligamentos. Además, los velocirraptores tenían el tamaño de un pavo, mucho más pequeños que los soñados por Spielberg. Está previsto que el Consejo Interterritorial se reúna el próximo 10 de octubre. Varias comunidades autónomas han aprobado ya oficialmente la administración de las tres dosis de esta vacuna contra el cáncer de cuello de útero. El virus del papiloma humano se transmite, fundamentalmente, a través de las relaciones sexuales. De las mujeres que resultan infectadas sólo un pequeño porcentaje desarrolla después la enfermedad a lo largo de su vida. La Agencia del Medicamento estadounidense (FDA) aprobó ya la comercialización de esta vacuna, mientras que la Unión Europea lo hizo con posterioridad. Desde hace meses, las sociedades científicas han reclamado la administración de esta vacuna, si bien hay médicos que señalan la escasa evidencia científica sobre la protección real que supone esta vacuna, que actúa contra algunas del más de un centenar de cepas identificadas de este virus.