Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CULTURAyESPECTÁCULOS VIERNES 21 s 9 s 2007 ABC Reina Sofía, un museo vacío de poder La espantá de la directora del museo, Ana Martínez de Aguilar, y la inminente baja maternal de la subdirectora, María García Yelo, a lo que se suma que el Patronato no se reúne desde antes de verano y, por tanto, hay paralizados algunos préstamos, hacen que el Reina Sofía se halle en una situación nada fácil NATIVIDAD PULIDO MADRID. El pasado 6 de septiembre, la directora del Museo Reina Sofía, Ana Martínez de Aguilar, sorprendió a todos con su decisión de abandonar irrevocablemente su puesto, a pesar de que en un principio había decidido mantenerse al frente del museo hasta que se convocara el concurso internacional y saliese de éste su sustituto. Después de más de tres años con una más que discutida gestión como directora del principal museo de arte contemporáneo español, se iba de la peor manera que podía hacer: dejaba colgados tanto al Ministerio de Cultura como a su propio equipo, en un momento especialmente delicado para el centro. Desde ese día, se han quedado a cargo del CARS dos personas: por un lado, la gerente, Carmen Arias; por otro, la subdirectora, María García Yelo, que para colmo de males está embarazada de ocho meses, y de gemelos. Es de prever que le queden muy pocos días antes de cogerse la baja maternal. Y el museo afronta una etapa decisiva en su futuro. De hecho, el próximo lunes por la tarde y el martes por la mañana se reunirá el nuevo Patronato del Reina Sofía, que estará presidido por la coleccionista Pilar Citoler. Al menos ésa será la propuesta que César Antonio Molina llevará al Pleno. Previsiblemente, el Ministerio hará pública hoy la lista de los nuevos patronos, en los que habrá mayor presencia del mundo del arte. Se ha barajado la entrada de críticos e historiadores del arte como Fernando Castro Flórez, Fernando Castro Borrego o Eugenio Carmona. También se espera la presencia de artistas, entre los que podría figurar Luis Gordillo- -nombre que ya se barajó para presidir el Patronato y que actualmente tiene una exposición en este museo- Entre los patronos que podrían mantenerse en el cargo se habla de Miguel Ángel Cortés o Carlos Solchaga. Pero la pregunta que todos se hacen es cómo puede funcionar un museo sin directora, con una subdirectora a punto de tomar una baja y una gerente que no tiene entre sus funciones la parte artística, vital en un museo. El último Patronato del Reina Sofía se reunió antes de verano. Estaba previsto que hubiera otra reunión en julio, pero la agenda del nuevo ministro no hizo posible que se celebrara. Casi cuatro meses han pasado desde entonces y es sabido que es el Patronato el que toma decisiones trascendentales en el quehacer de un museo, como es el caso de los préstamos a otros centros. En este sentido, el director general de Bellas Artes, José Jiménez, que se hallaba ayer en París por motivos de trabajo, llamaba a la calma en cuanto a la situación del Reina Sofía: El museo no se va a parar afirmó tajantemente. Confirma que en los estatutos del museo se establece que en una situación como ésta son las dos subdirecciones las que toman el mando provisionalmente. Además, añade, cuentan con la ayuda de la subsecretaria de Retrato de mujer de Diego Rivera, es la estrella de la exposición del BBVA ERNESTO AGUDO Un Patronato aplazado El BBVA reúne en Madrid lo mejor de su colección de arte iberoamericano N. P. MADRID. Siguiendo su política de ir sacando a la luz su vasta colección de arte tanto en España como en Hispanoamérica, el BBVA reúne, hasta el 9 de diciembre, en una exposición en su sede madrileña del Palacio del Marqués de Salamanca, una selección de lo mejor de sus fondos de arte iberoamericano. Son ochenta obras- -que abarcan desde el arte precolombino hasta las vanguardias- escogidas por un póquer de comisarios: Andrés Ciudad, que se ha ocupado de la sección prehispánica; Luis Eduardo Wuffarden, especialista en la etapa de los virreinatos; Rodrigo Gutiérrez Viñuales y Guillermo de Osma, quienes se han ocupado de los siglos XIX y XX, respectivamente. El BBVA se halla en plena celebración de sus 150 años y para ello no ha escatimado en presencia cultural. A la exposición de Kieffer en el Guggenheim de Bilbao se sumó la muestra Cuatro siglos de pintura europea en la Colección BBVA. Siglos XV al XVIII que ha viajado a Colombia y México. Además, patrocina el regreso del XIX al Prado con la exposición con la que se inaugurará la ampliación de Moneo y continúa su habitual colaboración con la Fundación Miró de Barcelona. Hace unos años pudimos ver en el Palacio del Marqués de Salamanca una selección de los fondos del Banco que abarcaban del Gótico a la Ilustración. Después, admiramos su colección del Romanticismo a la Modernidad. Y, al tiempo que ha recuperado la política de compras de arte español contemporáneo, ahora trae a España por vez primera los fondos que atesoran los Bancos iberomaericanos del grupo BBVA. El primer apartado de la muestra exhibe un conjunto de piezas de la América andina prehispánica. Las más antiguas son del 200 a. C. Destacan cerámicas de las culturas Moche, Chimú e Inca. Además, el arte Nazca- -cerámica cumbre de la alfarería pictórica americana- -está muy bien representado en la muestra, al igual que los keros (vasos de madera) incas de los siglos XVI al XVIII. La pintura virreinal andina ocupa un lugar preponderante en esta colección. Así lo manifiesta Luis Eduardo Wuffarden- -miembro del Comité Cultural del Patronato de las Artes de Perú- quien subraya especialmente la importancia de la pintura religiosa de la Escuela de Cuzco y de Lima, con sus sobredorados, así como las imágenes de piedad, los estereoti- Escuelas de Cuzco y de Lima pos dulcificados y las esculturas pintadas. Los grandes maestros indígenas impusieron su estilo afirma el comisario. Además, se muestran dos excepcionales álbumes de acuarelas del obispo Martínez Compañón. La independencia protagoniza el siglo XX; se produce el declive de la Iglesia como principal mecenas del arte y el ascenso de la burguesía. Despuntan los retratos, la pintura de Historia, de paisajes y costumbres... todos ellos en pos del alma nacional. Cierra la muestra una amplia selección de arte del siglo XX, cuya selección ha corrido a cargo del galerista Guillermo de Osma. México y Perú, apunta, son los platos fuertes. Están representados nombres tan significativos como Diego Rivera (con su espléndido Retrato de mujer Siqueiros, Carlos Cruz Díez, Enrique Grau, Fernando Botero, Roberto Montenegro, Leonora Carrington, Barradas y Torres- García. Más información sobre la exposición: http: www. bbva. es