Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 JUEVES DE ESCENA JUEVES 20 s 9 s 2007 ABC A telón abierto Salas Alternativas Agamenón, en el Canto de la Cabra Hasta el 30 de septiembre está en el Canto de la Cabra de Madrid Agamenón (Volví del supermercado y le dí una paliza a mi hijo) Rodrigo García firma el texto de esta pieza, que cuenta con dirección de Antonio Fernández Lera y que está protagonizada por Pepo Oliva. Según su director, la obra tiene mucho que ver con la tragedia y con la esperanza, con nuestro dolor y nuestra indiferencia Madrid y Barcelona El Circo del Sol traerá Delirium a España El Circo del Sol presentará en España Delirium un espectáculo con el que la compañía canadiense da una vuelta de tuerca a su trabajo. Se trata de un nuevo concepto teatral, prácticamente un concierto donde la música es absoluta protagonista, y que posee el estilo espectacular y mágico del Circo del Sol. En Madrid estarán del 4 al 9 de diciembre, y en Barcelona del 19 al 22 de diciembre Festivales Más de 70 estrenos en Temporada Alta El festival gerundense Temporada Alta presentará en su próxima edición setenta espectáculos de quince países diferentes, 35 de ellos estrenos absolutos. Entre estos destacan A la Toscana de Sergi Belbel; Boscos Endins de Dagoll Dagom; Oncle Vania de Oriol Broggi; o Estriptis seis piezas de Mario Gas, Carles Padrissa, Andrés Lima, Jaime Chavarri, Rafael Amargo y Sol Picó Una imagen de Delirium AFP Stalin Autor- -Marc Dugain Adaptación teatral y dirección- -Josep Maria Flotats Escenografía- -Jon Berrondo Vestuario- -Miriam Compte Actores- -Josep Maria Flotats, Carme Cnoesa, Pere Eugeni Font, Pepa Arenós, Pep Sais, Francesc Pujol, Alexander Korotkov, Vladimir Lukin Lugar- -Teatro Tívoli, Barcelona CON VOZ PROPIA Vuelvo a ser libre para hacer lo que quiero Ana Diosdado s Escritora, autora de Olvida los tambores personajes con sus sentimientos, sus miedos y secretos, que deberán afrontar la vida y madurar. Ambientada en los años 70, la actualización de la obra ha sido innecesaria. Según el director, las cosas cuando están bien no hay que tocarlas Para Diosdado la época no se ve lejana, sino actual, aunque yo creía que no iba a ser así. Fueron los chicos los que me hicieron verlo No me inspiré en nada personal y ni siquera pensaba que se fuera a estrenar nunca. Mis amigos del teatro me decían que había que hacerlo y yo los tomaba por locos. Nos costó ponerla en marcha, pero tuve suerte y acertamos En la obra, una delgadísima frontera separa la comedia del drama. Aunque para ella no es ninguna de las dos cosas: Es difícil establecer los géneros. Olvida los tambores son varios, como la vida misma, pues en la vida pasan cosas divertidas y dramáticas y eso se refleja en la obra Durante años, se mostró reticente al reestreno de la obra. Ahora, reconoce que con el nuevo equipo hubo un feeling especial. Mi confianza en el director ha sido absoluta. Hemos estado de acuerdo en la mayoría de las cosas Según Conde, Ana se entusiamó e involucró al cien por cien desde el primer momento Pero no será su único regreso. El escenario tira, y podremos verla sobre las tablas en enero, en la obra Óscar o la felicidad de existir de Eric- Emmanuel Ella, mientras tanto, continúa escribiendo. Siempre será Flotats SERGI DORIA La noche del pasado martes estaba preñada de expectativas. El retorno de Josep Maria Flotats a Barcelona, cual hijo pródigo, con una obra en catalán, con la asistencia de la plana mayor del Gobierno tripartito, desde el Honorable Montilla al conseller de Cultura, Joan Manuel Tresserras o el presidente del Parlament, Ernest Benach. El otro venero emocional era la obra representada, Stalin adaptación teatral de Flotats a partir de la novela de Marc Dugain Une exécution ordinaire Quiso el azar que la representación fuera el mismo día en que se presentaba la edición completa de Vida y destino de Vasili Grossman; además, este periodista había entrevistado a Mijaíl Kuráyev con motivo de la versión española de Ronda nocturna un clásico contemporáneo sobre la represión estalinista. Poca broma con Stalin. Koba el Temible arrasó con unos 70 millones de almas, entre purgas, hambrunas, deportaciones masivas, ejecuciones sumarias, rondas nocturnas, campos de trabajos forzados, psiquiátricos, guerras secretas, asesinatos a distancia... El Stalin de Flotats transcurre en 1952, año penúltimo de la siempre inacabada Historia de la Infamia, cuando el dictador perpetró la enésima campaña represiva contra unos médicos judíos en el caso de las Batas blancas Olga (Carme Conesa) es una uróloga con un magnetismo en sus manos que le permite remediar dolencias. Stalin la requiere para que trate sus anqui- Vuelve al teatro, del que nunca se fue del todo. Olvida los tambores su primera obra- -y primer gran éxito- regresa a Madrid precedida del éxito de una breve gira por España Flotats, caracterizado como Stalin losadas extremidades y le pide un secretismo total sobre esa actividad. Olga pasará largas noches en blanco escuchando la perorata estaliniana; habrá de divorciarse de su pareja, el físico Vassili (Pere Eugeni Font) y trastocará su vida laboral, hasta comprometer a su director médico (Pep Sais) Y apareció Flotats, con el uniforme gris del Zar Rojo. Un Zar Rojo que, por su acento francés, más bien parecía un zar de los de antes de la Revolución, tan enamorados de París. La cantinela de Flotats constituye la primera señal de que el actor supera al personaje, sea Cyrano de Bergerac o don Quijote, y que su registro actoral no ha cambiado en treinta años. Lo que prometía ser una denuncia de la pesadilla del siglo XX se ABC Un esperado reestreno queda en melodrama de ritmo cansino, con una escenografía expresionista que acentúa la gris adaptación del texto de Dugain. Peroraba Flotats sobre el modus operandi estalinista: la dosificación del terror; esa retórica del doblepensar que introduce una gota de verdad en un océano de mentiras y que tan larga vida proporcionó al agit prop de la izquierda. Un Stalin excesivamente ingenioso y parlanchín, que nada tenía que ver con el cachazudo y lacónico exseminarista que aplicaba la combinatoria de la muerte. El mensaje era certero, pero su expresión dramática tediosa. En la segunda parte, cuando Stalin se traslada a su Georgia natal, ya estaba todo dicho. Sólo variaba la luz y el decorado. Flotats siempre será Flotats. LUIS MIGUEL GÓMEZ MADRID. Para Ana Diosdado (Buenos Aires, 1938) el mundo del teatro siempre ha sido el suyo, corre por sus venas. Debutó por primera vez con tan sólo cinco años. Más tarde lo compaginó con su otra pasión, la escritura. Tras su paso por la dirección de la SGAE, vuelvo a ser libre y puede dedicarse a lo que realmente le gusta. De momento, reestrena Olvida los tambores 37 años después. La autora recibe esta vuelta con mucha ilusión y ternura En declaraciones a ABC, Diosdado reconoce que los recuerdos vuelven, pero lo que más me entusiasma es ver a esos actores tan jóvenes y tan entregados Dirigida por Víctor Conde y protagonizada por un televisivo elenco, por Olvida los tambores desfilan una serie de