Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID JUEVES 20 s 9 s 2007 ABC AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano Anulan la norma que obliga a los pubs a apagar la música antes del cierre Una ordenanza les conminaba a quitarla media hora antes de la fijada en la ley ABC MADRID. Los bares de copas y discotecas de la capital no tendrán que cortar la música y comenzar a desalojar a los clientes media hora antes de la hora legal de cierre. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha dado la razón a la asociación de empresarios La Viña, que en diciembre de 2004 recurrió esta medida, incluida en la ordenanza de contaminación acústica, informa Ep. La norma, en este punto, ha sido declarada nula por el TSJM. El artículo en cuestión pretendía que estos establecimientos comenzaran a apagar la música y a desalojar a su clientela desde media hora antes del cierre efectivo del local. Se tomó esta iniciativa a la vista de que lo habitual era que los establecimientos no estuvieran realmente cerrados hasta pasado el cierre. Pero los hosteleros no lo entendieron así: denunciaron este artículo de la ordenanza municipal porque entendían que reduce en media hora el tiempo de actividad de los negocios de hostelería nocturna, al tener que apagar la música, encender las luces y comenzar el desalojo de los clientes media hora antes de la hora de cierre, interrumpiendo así su propia actividad y restringiendo de hecho su horario La asociación La Viña aseguró que la sentencia del TSJM establece que el fin de la música y el desalojo del local debe producirse a la hora fijada como la del cierre: a las 3.00 horas durante la semana, y a las 3.30 SEXO unque los catalanes tienen por icono emblemático ¿se dice así? al burro de Gerona, son los madrileños los que en las encuestas pasan por garañones. Los madrileños, según las últimas estadísticas, prefieren el sexo al desayuno, es decir, lo contrario de los catalanes, quienes, al parecer, primero miran el precio y, en igualdad de condiciones, optan por el desayuno. A desayunarse, precisamente, vienen muchos catalanes a Madrid, sobre todo de la farándula, atraídos por esa Gertrude Stein en aspardeñas que es Alicia Moreno, que nos tiene los teatros municipales atestados de tabarrones progresistas y de progresistas que, al levantarse al medio día, si tienen que escoger, prefieren un curasán a un polvo. A mí este apetito venéreo y mañanero de los madrileños, que además son los que menos siesta pigazín para el vulgo) duermen, me parece algo así como la secularización del sexo, una cosa que el anciano Peces- Barba tiene apuntada como rasgo distintivo de la modernidad. El madrileño es moderno porque su forma de dar los buenos días es un acto generacional. La cubrición, de por sí, no conlleva subvención autonómica o municipal, si bien el Ayuntamiento subvencionó en su día un curso de monta para combatir la anafrodisia de los castizos, aunque, en plena campaña electoral, tampoco nos sorprendería que el presidente Rodríguez anunciara en plan Manolo Morán un compromiso del Gobierno para hacerse cargo, casa por casa, del débito conyugal de los vecinos. La estadística, en cualquier caso, tiene un agujero negro: la mayoría de los madrileños declara optar por el orgasmo antes que por el desayuno, pero la mayoría de las madrileñas declara optar por el desayuno antes que por el orgasmo, con lo cual, ante estos números, se queda uno como Jardiel ante la ventana de su hotel en Hollywood, que no sabía, el hombre, si habían pasado veinte mujeres a la vez o la misma mujer veinte veces. ¿Qué tiene que decir a esto- -gratis por supuesto- -la Liga para la Educación y la Cultura Popular del muy laico descendiente de Matajacas? A A las 3.30, los fines de semana Las discotecas pueden abrir hasta las 5 de la madrugada en días laborables horas los viernes, sábados y vísperas de festivos. Estos horarios son los vigentes para los bares de copas, mientras que las discotecas tienen permiso para mantenerse abiertas hasta las 5.00 horas los días de semana, y hasta las 5.30 horas los viernes, sábados y domingos. se ha apoyado para su sentencia en que la Ley de Espectáculos Públicos estipula que el horario general de apertura y cierre de los locales y establecimientos se determinará por orden del consejero regional competente, en materia de espectáculos públicos de la Comunidad de Madrid. Así, la sentencia recoge que ni dicha ley ni las órdenes dictadas en desarrollo de la misma autorizan a la Administra- JORDI ROMEU Ley de Espectáculos De acuerdo con la información facilitada por los empresarios de bares y discotecas, el TSJM ción demandada (en alusión al Ayuntamiento de Madrid) a regular o imponer el horario de funcionamiento de los aparatos reproductores de música. Igualmente se alega que será a partir de la hora de cierre cuando deba quedar fuera de funcionamiento la ambientación musical La asociación La Viña se mostró satisfecha con el fallo del TSJM: Reconoce los derechos de las empresas de ocio nocturno madrileñas Manzano declara que no hubo veto de los técnicos a la venta de la funeraria ABC MADRID. El que fuera alcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano declaró ayer como testigo en la Audiencia Provincial en el caso Funeraria que estudia las supuestas irregularidades en la privatización parcial de esta empresa municipal. Álvarez del Manzano argumentó que ni el asesor económico ni el jurídico del Ayuntamiento vetaron la operación. En su declaración, el ex regidor madrileño quiso dejar claro que ni el secretario general del Ayuntamiento ni el interventor pusieron ningún tipo de impedimento legal para que la venta se pudiera hacer efectiva. Nunca hubo un planteamiento de que aquéllo no se pudiera hacer. En caso contrario, yo no lo hubiera hecho apostilló. Álvarez del Manzano aseguró ayer que la funeraria munici- pal estaba en una mala situación económica, y que se decidió de forma colectiva, por parte de todo el grupo en la comisión de Gobierno del Ayuntamiento, optar por la privatización parcial. El alcalde indicó que no es que hubiera un afán de privatización, pero sí de resolver el problema económico. Al ser preguntado sobre si conocía los informes contrarios del interventor, contestó afirmativamente y agregó que eran confusos y contradictorios. No había- -añadió- -un afán de privatizar en el sentido de hurtar competencias, sino que se trataba de resolver un problema económico