Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL JUEVES 20 s 9 s 2007 ABC Alfonso Rojo LOS MERCENARIOS on como un termómetro. Analizas sus nacionalidades y te puedes hacer una idea bastante cabal de la marcha el mundo. Hace medio siglo, cuando comenzó en África la marea de la descolonización, abundaban los franceses, los belgas y los ingleses. La última década del siglo XX, el contingente más numeroso fueron los sudafricanos, pero proliferaban los procedentes de la antigua Yugoslavia. Ahora, el grueso del contingente lo forman los hispanoamericanos. Sigue habiendo croatas y serbios, pero lo que buscan ahora empresas como Triple Canopy, Executive Outcome o Blackwater son latinos. Por múltiples razones. Son duros, fiables y salen baratos. Un mercenario proveniente de un ejército con prestigio- -ya sea el estadounidense, el británico, el francés o el sudafricano- -llega a ganar entre 8.000 y 16.000 dólares al mes en Irak. Un colombiano, un peruano, un chileno o un salvadoreño cobra 3.000 dólares, más o menos lo mismo que percibían los gurkhas nepalíes, que antes protegían a civiles occidentales en Bagdad. La embajada de EEUU suspendió ayer cualquier movimiento de diplomáticos fuera de la Zona Verde después de que el Gobierno iraquí retirara la licencia a Blackwater USA, la firma de seguridad que tiene un contrato para proteger en el país a los empleados del Departamento de Estado. Todo, después de que el pasado domingo y tras ser atacado uno de sus convoyes, los profesionales de Blackwater se llevaran por delante a ocho paisanos iraquíes. No es el de los mercenarios un trabajo fácil. A diferencia de los militares regulares, que se desplazan en columna, con carros blindados y apoyo de helicópteros, van casi a pecho descubierto. Aunque lleve cristales blindados y planchas de metal en los bajos, un todo- terreno no aguanta una ráfaga de ametralladora pesada o el impacto de una granada de RPG. Tampoco es un dulce permanecer de plantón, a la entrada de los hoteles o en el control exterior decualquier embajada. Pero lo hacen y cuando hablas con ellos, raro es el que se queja. Y cuando lo hacen, no es del peligro o el sueldo, sino de que sin mujeres, cerveza o fiestas la vida en Irak es mortalmente aburrida. S Lugar del atentado, minutos después de que éste se produjera. En la imagen superior, Antonine Ghanem, diputado antisirio AFP Un atentado mata a otro diputado antisirio y a 8 personas más en Beirut Antoine Ghanem, del partido cristiano Falange, falleció al explotar una bomba al paso de su vehículos Los sirios nos quieren matar a todos clamó una mujer al acercarse a la zona L. L. CARO JERUSALÉN. El hilo de sangre que desde el 14 de febrero de 2005, fecha del asesinato del ex primer ministro Rafik Hariri, persigue a los dirigentes y líderes de opinión antisirios en el Líbano volvió a hacerse ayer torrente de muerte con el atentado que a las cinco de la tarde costó la vida al parlamentario del partido cristiano Falange Antoine Ghanem, de 64 años, a su conductor, un acompañante no identificado que iba en el asiento trasero junto a él, y al menos otras siete personas que se encontraban en el barrio de Sin el Fil, al sureste de Beirut. También se registraron 47 heridos. Una potente carga explosiva, superior a los 40 kilos, reventó al paso del Chevrolet negro en el que viajaba, en una repetición más del esquema criminal tantas veces utilizado en los dos últimos años contra las llamadas Fuerzas del 14 de marzo en el Gobierno, lo que indujo de forma inmediata a apuntar a la responsabilidad de Siria como autora de la carnicería. Los asesinos son los sirios, nos quieren matar a todos fue el grito de una mujer que se aproximó al lugar de los hechos poco después de que se acordonara el coche todavía en llamas. El cobarde régimen de Damasco denunciaría muy poco después del ataque el líder de la corriente Futuro mayoritaria en el Parlamento libanés, Saad Hariri, secundado por el líder druso Walid Jumblatt, que reeditó sus advertencias de que Líbano no sucumbirá a las amenazas de Bashar al Assad Pero las acusaciones vertidas contra el asesinato perpetrado ayer cobraban especial gravedad ante el inicio, el próximo 25 de septiembre, del proceso para elegir nuevo presidente en el país y las palabras del legislador Antoine Zahra, que subrayó que en la aniquilación de Ghanem ha habido un objetivo claro añadido. Reducir el número de diputados antisirios en el Parlamento para bloquear las elecciones decía, de modo que Hizbulá- -el principal partido de la oposición, respaldado por Siria- -pueda evitar con sus votos la victoria de un presidente fuera del control de Damasco. Y sacar adelante un candidato propicio, por ejemplo, su gran aliado, el general cristiano maronita Michel Aoun. tir a la sesión inaugural de la elección de Presidente, que ya se celebrará sin él. Casado y padre de cuatro hijos, diputado por la circunscripción profundamente proHizbulá de Baabda- Aley, en los suburbios del sur de la capital, Ghanem fue reventado muy cerca de la casa del hombre al que siempre se mantuvo políticamente fiel, el ex presidente Amin Gemayel. El padre del ministro de Industria Pierre Gemayel, -también asesinado a tiros el 21 de noviembre de 2006- y al que ayer se creyó víctima del atentado en un primer momento de confusión. Comomar defondo delviolento pulso que los bloques pro- sirio y antisirio mantienen en el Líbano está la formación en curso del Tribunal Internacional de la ONU llamado a juzgar el crimen de Rafik Hariri, posiblemente también los posteriores, que cuenta con el frontal rechazo de Hizbulá y delrégimen deDamasco, que figura en el punto de mira de todas las acusaciones. El alto representante de la UE para la Política Exterior y la Seguridad Común, Javier Solana, condenó ayer con firmeza el ataque terrorista y recuerdó que es el tercer diputado que es asesinado en atentado en menos de un año. Muerte esperada El líder de la corriente Futuro mayoritaria en el Parlamento, acusó al cobarde régimen de Damasco Para el legislador Antoine Zahra, el objetivo es reducir el número de diputados antisirios Ghanem lo sabía. Me enfrento a la amenaza de un asesinato. Quieren matarme para abrir la puerta a unas elecciones parciales para elegir alguien del Movimiento patriótico Libre (encabezado por Aoun) es la confesión que- -según desvelaba ayer el también parlamentario Antoine Andraos- -Antoine Ghanem le hizo el martes, horas antes de morir. De hecho, atemorizado por el presentimiento de la muerte y, al parecer, por una advertencia secreta acerca de que su nombre figuraba en la lista negra Ghanem había permanecido oculto en Abu Dhabi hasta el lunes. Cuando regresó decidido a asis- ABC. es Vídeo del sangriento atentado en las calles de Beirut en abc. es internacional