Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 20 s 9 s 2007 ESPAÑA 21 Los Príncipes presentaron a la Infanta Sofía ante la Virgen de Atocha La niña, que está a punto de cumplir cinco meses, siguió atenta la breve ceremonia ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID. En una sencilla y breve ceremonia religiosa, Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias presentaron ayer a su segunda hija, la Infanta Sofía, ante la Virgen Nuestra Señora de Atocha. El acto fue muy parecido al que se celebró cuando Don Felipe y Doña Letizia llevaron ante esta imagen a su primogénita, la Infanta Leonor. Y es que el objetivo es siempre el mismo: pedir a la Virgen que proteja a la niña de todo mal y la guíe por el buen camino. También se pidió a Nuestra Señora que haga que la Infanta lleve siempre en su corazón el amor a todos los españoles, especialmente a los más necesitados Con esta ceremonia se dio continuidad a una tradición de la Familia Real que se remonta al siglo XVII y que, aunque quedó interrumpida durante el exilio, fue restaurada por Don Juan Carlos y Doña Sofía, quienes llevaron a la Basílica de Atocha a cada uno de sus hijos al poco de nacer. Como suele ocurrir en estos actos religiosos, todo el lujo se reservó a la Virgen, a la que habitualmente se venera sin manto, corona ni condecoraciones. La imagen, que sostiene una manzana con la mano, símbolo de la redención, sólo suele llevar una sencilla diadema. Sin embargo, para la ceremonia de ayer lucía una corona y un espectacular manto rojo sobre el que destacaba la Insigne Orden del Toisón que le impuso la Reina Isabel II en 1854, dos años después de sufrir un atentado por parte del cura Merino a las puertas de ese mismo templo. Frente a la imagen, Don Felipe y Doña Letizia sostenían en brazos a su hija, que está a punto de cumplir cinco meses. Tanto la Princesa como la Infanta fueron vestidas de blanco, del mismo color de los ramos de flores que decoraban el templo. Doña Letizia quiso repetir el mismo vestido que utilizó el pasado mes de julio en el bautizo de su hija, y a Sofía la vistió con un faldón muy parecido- -pero no el mismo- -al que puso a Leonor cuando la presentó ante la Virgen. De esta forma, se evitaba que lo accesorio solapara lo verdaderamente importante. La protagonista, Sofía, que permaneció todo el tiempo atenta y con los ojos abiertos, no paró de recibir las caricias de sus padres mientras el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela- -asistido por el prior de la basílica, José Antonio Álvarez- oficiaba la Don Felipe elevó a su hija La Infanta Sofía sonríe junto a sus padres, los Príncipes, a su llegada a la basílica de Atocha ceremonia. En el momento del ofrecimiento, Don Felipe elevó ligeramente a su hija mientras la sostenía por la cintura y momentos después besó la cabeza de la pequeña en un gesto espontáneo lleno de ternura. Don Felipe y Doña Letizia fueron recibidos por un repique de campanas y por los aplausos de las alrededor de doscientas personas que ocupa- ERNESTO AGUDO La Virgen lucía el Toisón ban los bancos del templo. Unos aplausos que se repitieron a la salida y que fueron acompañados por los del público que les aguardaba en el exterior. Además, dos señoras entregaron a la Princesa una medalla de la Virgen de Atocha que Doña Letizia colgó del cuello de su hija, que ya llevaba una sencilla cruz de oro. Nuestra Señora de Atocha fue proclamada protectora de la Familia Real y de la Monarquía española en 1643 por Felipe IV aunque esta devoción se remonta al Rey Alfonso VI, en el siglo XI. El cardenal Antonio María Rouco Varela pidió a Nuestra Señora que haga que la Infanta lleve siempre en su corazón el amor a todos los españoles, especialmente a los más necesitados JULIÁN DE DOMINGO Doña Letizia retoma su agenda La Princesa de Asturias retomó en la tarde de ayer su propia agenda, interrumpida por su segundo embarazo, y presidió, en representación de la Corona, la entrega de los premios Amigo de los niños concedidos por la ONG Save the children a Graça Machel, Jane Fonda, José Saramago y Anne- Sophie Mutter.