Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 20 s 9 s 2007 Cae con estrépito la última oferta electoral de Zapatero ESPAÑA 15 NOCHES... PARA ESTO SETENTA DÍAS Y SETENTA Zapatero elogió el trabajo intenso de Chacón desde que fue nombrada ministra s La ministra, obligada a aludir al Plan de Trujillo tras el plagio POR M. CALLEJA FOTO DANIEL G. LÓPEZ MADRID. Han sido setenta días y setenta noches de trabajo intenso Carme Chacón, el ojito derecho de Zapatero, estaba ufana en la presentación de sus dos primeras medidas sobre vivienda desde que fue nombrada ministra setenta días antes. A su lado, el presidente del Gobierno. Al fondo, el edificio del Consejo de Ministros. Una imagen reservada para los mandatarios extranjeros. Todo estaba preparado para que el plan estrella de Zapatero fuera una bomba electoral. En la rueda de prensa, que duró exactamente doce minutos, no se dijo ni media palabra sobre el Plan aprobado en 2005, cuando la ministra era María Antonia Trujillo. En estos más de dos meses como ministra, Chacón tuvo tiempo de tomar buena nota del Plan de Trujillo, reajustar -como ha dicho el portavoz de los socialistas en el Congreso- -lo que no le gustaba y presentarlo como una gran novedad que pondría en marcha este Gobierno a partir del 1 de enero, sólo dos meses antes de las elecciones. ¿Para qué recordar en la rueda de prensa, en ese marco político tan noble, a la ex ministra Trujillo? Algunos en el PSOE piensan mal, y creen- -según fuentes socialistas- -que Chacón ha situado a Zapatero al borde del ridículo, al no advertirle que su idea no era nueva, sino que la ex ministra Trujillo ya aprobó ayudas por alquiler, con un fracaso estrepitoso. Así que Chacón llegó el martes a La Moncloa con su plan debajo del brazo y Zapatero puso a su ministra por las nubes: La ministra ha trabajado intensamente desde que recibió mi encargo hace setenta días. Estas medidas han sido trabajadas a fondo, y por cierto muy bien, por el Ministerio de la Vivienda Sólo tras recibir críticas desde todos los frentes, el Ministerio de Vivienda emitió ayer un comunicado en el que se defendía de las críticas, aseguraba que era un plan sin precedentes y se esmeraba en compararlo con el de Trujillo para tratar de demostrar que el suyo es mejor. En todo caso, el Plan de Chacón, que se aprobará como proyecto de ley, ha nacido con mal pie. En estos setenta primeros días como ministra, Chacón no ha tenido un buen comienzo en el Gobierno. Muchos recuerdan todavía cuando, en plena subida de las hipotecas, quitó importancia al esfuerzo que supone para las familias españolas. Aunque luego rectificó, su imagen se degradó. Sus desencuentros con el ministro de Economía, Pedro Solbes, también han sido sonados. Cuando propuso por primera vez desgravaciones fiscales en el alquiler de las viviendas, Solbes matizó rápidamente: sólo para los jóvenes. Al final, el criterio será de renta, no de edad. Hasta los socios del Gobierno se han desmarcado del Plan de Chacón. Tanto IU- ICV (Joan Herrera) como ERC (Joan Chacón y las hipotecas Chacón, con De la Vega, a la entrada del Congreso Puig) se esforzaron en atacar a Zapatero, en esta recta final de legislatura, pero resbalaron, ya que criticaron que no aplicara estas medidas antes. Olvidaron que Trujillo lo intentó. ABC. es Más información sobre las medidas propuestas por Zapatero y las críticas que ha recibido, en www. abc. es