Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 20 s 9 s 2007 Cae con estrépito la última oferta electoral de Zapatero ESPAÑA 13 SEMEJANZAS Y DIFERENCIAS DE DOS PLANES El Plan de Chacón Prestaciones 210 euros al mes para el pago de alquiler. 600 euros de préstamo para la fianza. Un aval de seis meses. Tramo de edad Jóvenes ocupados que tengan entre 22 y 29 años. Al cumplir 30 años se interrumpe la prestación. Límite de renta Los jóvenes que opten a las ayudas deben tener unos ingresos máximos de 22.000 euros brutos anuales. Duración Cuatro años. Periodo de vigencia En vigor desde el 1 de enero de 2008. Beneficiarios El Gobierno calcula que se harán 180.500 contratos en el primer año. El Plan de Trujillo Prestaciones 240 euros al mes para el pago de alquiler. La cuantía máxima no excederá el 40 de la renta anual que se vaya a satisfacer. Tramo de edad Jóvenes menores de 35 años. También se benefician las víctimas de violencia de género y los discapacitados. Límite de renta Los ingresos no pueden exceder 2,5 veces el salario mínimo (499,20 euros al mes, lo que supone 1.248 euros si se multiplican por 2,5) Duración Dos años. Periodo de vigencia Hasta el 31 de diciembre de 2008. Beneficiarios 18.000 ayudas concedidas en 2006. Rodríguez Zapatero respondió ayer visiblemente enfadado a las preguntas sobre su plan de vivienda en la rueda de prensa de La Moncloa AFP El plan de Chacón nace herido de muerte entre el desconcierto del PSOE López Garrido reconoce que sólo es un reajuste mínimo con respecto al de Trujillo, y Zapatero lo defiende airado M. CALLEJA L. AYLLÓN MADRID. Zapatero y Chacón se desayunaron ayer con un aluvión de críticas por su plan de vivienda, que anunciaron el martes a bombo y platillo en la escalinata de La Moncloa, y que no es más que un remedo del Plan Trujillo aprobado en 2005. ¿Las medidas son nuevas o son una copia de las antiguas que fracasaron? El desconcierto entre los socialistas era evidente. No tenían más que comparar los dos planes para ver que, efectivamente, el contenido era muy parecido. Fuentes socialistas hablaron incluso de ridículo Mientras, las carcajadas de los populares casi podían oírse fuera de los despachos. El PP pidió la dimisión de Chacón por copiar a su antecesora y no decirlo Por si era poca la confusión en el PSOE, el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, contribuyó al estupor generalizado al minimizar por completo el plan presentado por Zapatero y Chacón. En su opinión, las iniciativas anunciadas por el presidente del Gobierno y la ministra de Vivienda suponen reajustes mínimos respecto del Plan patrocinado por la ex ministra María Antonia Trujillo. Luego intentó arreglarlo y añadió que es un plan muy ambicioso, que no destruye lo que se ha hecho, sino que lo amplía de manera muy beneficiosa para los ciudadanos Entre las medidas aprobadas en 2005, se incluyen ayudas directas por alquiler de 240 euros a los jóvenes menores de 35 años, mientras que la propuesta de Chacón se limita a 210 euros mensuales para jóvenes entre 22 y 29 años (al cumplir 30 se interrumpe la prestación) Como dice López Garrido, se ha producido un reajuste al pagar 30 euros menos por mes y sólo para los menores de 30 años. Es cierto que ahora la prestación puede durar un máximo de cuatro años, y con el Plan Trujillo eran dos. No está claro que eso convenza a un joven de 30 ó 31 años o de 20 ó 21, que se quedan fuera de las medidas de Chacón. La jugada no le ha podido salir peor a Zapatero, que quiso dar la máxima solemnidad a las propuestas de su ministra de Vivienda, Carme Chacón, y no ha recibido más que críticas mordaces, incluso de los medios de comunicación más inclinados a loar su gestión. Cuando se le preguntó ayer en otra rueda de prensa, Zapatero respondió airado y demostró que la reacción unánime en su contra le ha puesto de mal humor. En una comparecencia conjunta con el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, aseguró que las ayudas anunciadas el martes corresponden a una medida nueva Es bastante evidente- -dijo visiblemente molesto- -que si hay una finan- Trujillo ironiza: Es un buen plan de vivienda La ex ministra de Vivienda María Antonia Trujillo está observando con muchísimo interés toda la polémica organizada en torno al Plan de Carme Chacón, muy parecido al que aprobó ella en 2005 para impulsar el alquiler de viviendas, y que tuvo tan escaso éxito que precipitó su destitución dos años después. ABC se puso ayer en contacto con la ex ministra, quien se negó a opinar sobre las medidas anunciadas por Zapatero y Chacón en la escalinata del edificio del Consejo de Ministros en La Moncloa, un marco solemne al que ella no fue invitada nunca por el presidente, pese a tener también su plan. Trujillo sí echó mano de cierta ironía para limitarse a comentar que las medidas propuestas por Carme Chacón suponen un buen plan de vivienda Una mala jugada ciación nueva es que hay una política nueva Zapatero, que afirmó que cualquier otra evaluación no se ajusta a la verdad insistió en que no se trata de medidas aisladas, ni coyunturales, ni movidas por otra razón en referencia a las acusaciones de electoralismo. El jefe del Ejecutivo dejó sin responder una pregunta sobre por qué esperaba que estas medidas tuvieran aceptación, cuando las adoptadas anteriormente con la ministra Trujillo habían pasado desapercibidas. Sí se refirió a la llamada a la prudencia hecha por el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, para mantener el superávit presupuestario. La consideró ponderada y sensata y sacó pecho para afirmar que su Gobierno es el único de la democracia que ha tenido superávit en todos los presupuestos gestionados. Quien en 2003 se pronunció en contra de que hubiera superávit en las cuentas, dijo ayer: Este Gobierno es un firme defensor del equilibrio presupuestario y del superávit y lo demuestra con hechos Al coro de críticas contra Zapatero y Chacón se unió el presidente de CiU, Artur Mas, quien consideró que el presidente del Gobierno se está trasvistiendo en mercader persa, en este clima preelectoral Mas cree que esta medida es un tejemaneje que busca dar aire a la ministra Chacón.