Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN JUEVES 20 s 9 s 2007 ABC AD LIBITUM CHARLATÁN E José Luis Rodríguez Zapatero, titular del peor de los gobiernos conocidos en España desde Carlos Arias Navarro, sabemos de dónde viene- -la ensoñación de un abuelo- pero resulta imposible vislumbrar su destino. Su política, sustentada en el oportunismo demagógico, resulta errática. Espasmódica. No hay manera de encontrar en ella líneas de continuidad. Su discurso no es el de un líder. Se asemeja al de los charlatanes que, de feria en feria, viajaban por España para- ni por cien, ni por cincuenta, ni por veinticinco... -vendernos una maquinilla de afeitar, un lote de hojas PalM. MARTÍN mera una loción refresFERRAND cante y, de regalo, un par de peines. Como buen charlatán, al que nadie puede negarle virtuosismo en el arte de vocear su mercancía, Zapatero se adapta al momento y al lugar. Acomoda su tono y su lenguaje a la capacidad de quienes le escuchan en cada mercadillo y, si conviene, se hace acompañar de algún testigo que aumente la credibilidad de sus ofertas y, cuando se tercie, oficie como gancho y adquiera el primero de los lotes ofrecidos. En Carme Chacón ha encontrado una partenaire adecuada para sus actuaciones y salvo el escenario- -el pórtico del palacio de La Moncloa no parece adecuado para el chamarileo- la pareja resulta óptima para engañar incautos y venderles la misma mercancía, tal que un plan de ayuda para la vivienda, más de una vez. No se sabe, cuando se le ve en acción, si admirar más su maestría vendedora o su total desvergüenza; pero, en esas cuestiones de escaso fundamento y nula entidad, es toda una fuerza de la naturaleza, un verdadero titán. El problema reside en que España es un pañuelo y sus potenciales compradores le van descubriendo el truco de tanto vérselo repetir. Ahora, con lo de los 210 euros mensuales para ayuda en el alquiler de una casita, hasta El País, su fiel y- -hasta ahora- -mejor guardaespaldas, ha tenido que decir que las medidas corren el riesgo de convertirse en un aparatoso fiasco político Se le ha ido la mano populista al líder del socialismo con franquicias nacionalistas y, desde la inteligencia, ya resulta imposible su seguimiento. El gran charlatán volverá a intentarlo. Tiene seis meses para vendernos la mercancía que pueda permitirle su continuidad presidencial y evitar su definitivo mutis del protagonismo político. Sus hoy consentidores conmilitones la acatan en razón de su fuerza, no por su encanto y menos por su talento. ¿Cuál será su próxima oferta? Todo es posible en un líder tan descarado y ambicioso, con tanto empuje y desparpajo. Pudiera ser que, a dúo con Bernat Soria, nos ofrezca un elixir para la eterna juventud o que, del brazo con Mariano Fernández Bermejo, anuncie la ilegalización de ANV Lo que haga falta y sin parar en barras. Después de haber abandonado las normas de la ética política, las de la estética son cosa menor. EL GRAN LISTAS ABIERTAS LOS MILEURISTAS Y ZAPATERO D A imaginación, fomentan la autocompasión. Elaboran una esUNQUE los mileuristas sean una realidad dematética del mileurismo en lugar de apostar por el crecimiensiado perentoria para irle arrojando promesas, ni to económico y el esfuerzo personal. Prometen subvenciouna conjura de Estado evitaría que la campaña nes en lugar de abrir puertas. electoral ya en curso les agasaje, utilice y desfigure. EscójaEl Estado de Bienestar, que fue el logro de la Europa de se una parte del electorado sin pautas conocidas, más bien postguerra, renquea según el diagnóstico general, pero inindeciso o propenso a abstenerse, y para allí irán los candicluso así añadimos el derecho a la vivienda a una ya extendatos, como los antiguos conquistadores arribaban a nuesa panoplia de prestaciones sanitarias sociales y educativos mundos y ofrecían una ristra de abalorios a cambio de vas que ni el contribuyente ni la demografía pueplata y oro. Se lo van a prometer todo a cambio del den soportar. Hay datos para sostener que los excevoto. Importará poco que la segmentación sistemasos de asistencialidad fomentan el inmovilismo. tizada del electorado afecte a los modos de repreIncluso la socialdemocracia sueca sabe que, de sentatividad de la democracia, como ocurre a veofrecer según cuáles prestaciones por desempleo, ces con las agrupaciones electorales de pensionishay quien prefiere no buscar trabajo aunque lo tentas. Un partido político que se haga rehén de gruga a dos pasos. pos de intereses segmentados a la larga se menosEn realidad, la sociedad española todavía no ha caba a sí mismo al perder la condición de portavoz intentado, en términos reconocibles, desplazarse VALENTÍ de intereses generales. en busca del puesto de trabajo en lugar de pretenPUIG El mileurismo es consecuencia paradójica del der que sus hijos tengan un puesto de trabajo en la crecimiento y a la vez de una cierta catalepsia soesquina de casa. A diferencia de otras sociedades, la movilicial: una sociedad como la española, capaz de tantos camdad geográfica es escasa, laboralmente hablando. Segurabios y adaptaciones, ahora presencia con perplejidad cómo mente lo mismo podríadecirse dela vivienda. Otras generano es lo suficientemente fluida y carece de la necesaria mociones han pasado por pruebas equiparables: períodos de vilidad interna para romper un cuello de botella generacioaprendizaje sin contraprestación económica, el vía crucis nal: lo que llamamos mileurismo. Pero los mileuristas son de las horas extra o los noviazgos interminables. En geneun grupo de gran heterogeneidad, caracterizados por su ral, los mileuristas crecieron en familias con una capaciedad y por la cuantía de sus ingresos, pero, por lo demás, de dad adquisitiva que posiblemente haya sido la mejor en la una extremada diversidad. Ambiciones, contextos, geograEspaña moderna. Sus padres se lo dieron todo para que fías y orígenes les diferencian entre sí. Les une estar viendo triunfasen en la vida y ahora resulta que, con un puesto de lo larga que es la cola ante el ascensor de acceso a la plena trabajo a veces inferior a su cualificación, cada mes sólo toprofesionalidad y a mejoras salariales progresivas. can mileuros. Inclusosin querer, con la mejor de lasvoluntaHabrá y hay quien quiera convertir el mileurismo en des, los políticos pueden ofrecerles a los mileuristas un anuna ideología o en una comunidad de lamentos, pero de hesiolítico social en forma de promesa de cara a las elecciones. cho es un estado transitorio. Incómodo, generador de ansieAlgún sociólogo formulará dosis de autoconmiseración ardad, tal vez defraudador, pero generalmente transitorio. Al gumentando que los pobres de hoy son los jóvenes. Los primenos esoindica hasta ahora la capacidad de la sociedad esmeros perjudicados por esta falacia son los jóvenes del mipañola por salirse de crisis incluso más graves. Por ejemplo: leurismo. Unos mileuristas pronto se comerán el mundo, la familia en España absorbió de forma ejemplar la durísiotros optarán por compartir el trabajo con la vida privada, ma vigencia del paro, en un momento en que los fatalistas lo otros no triunfarán. Nada está escrito. Los individuos fordaban todo por inútil, como ahora agobian a los mileuristas jan su propio destino. En el fondo, el mileurismo es un mito. con idénticos síntomas de impotencia y desistimiento. Son vpuig abc. es los profetas de la inacción. Frente a la competitividad y la -Cuando te prometan una vivienda en época electoral, exígeles las llaves antes de votarles.