Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miércoles 19 de Septiembre de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.516. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany GAFES afes, haberlos, haylos. No los salva de serlo su propia buena estrella. Lo natural en ellos es escapar incólumes de todas las catástrofes que siembran a su paso, no porque alguna sombra quiera serles propicia, sino porque la mala los cuida y utiliza. Porque son como el pan de la desgracia, pisan por donde pisan, llegan adonde llegan, se suben a los trenes y visitan los palcos, o expresan esperanzas que inevitablemente se cumplen a la inversa. Son, para esa moneda que es la Historia, el cobre inevitable y la cruz necesaria. Para que España llegara a la situación en la que hoy nos vemos, de auténtico naufragio bajo las olas, cada día más alzadas, del independentismo, y de auténtico despropósito presupuestario- ¿a qué viene ofrecer ayudas deslumbrantes en un país famoso por sus listas de espera? -hacía falta un Rodríguez Zapatero. Sólo él, que no encesta una canasta, podía darnos la vuelta en tan escaso tiempo. Un presidente menos alunado, o más conocedor del alma humana, o simplemente más escrupuloso, no habría servido al último objetivo, que es la victoria universal del caos. Yo sí creo en los gafes, como creo en la niebla. Hay cosas intangibles que uno respira, siente. Y hasta tengo al respecto una teoría. Pienso que el infortunio nace de los bostezos del acaso. Cuando los camarones se duermen en el agua, cuando un camino pasa por donde no debiera, o cuando plantas cardos en un campo de trigo... Si le das un gobierno a un tal Calígula, prepárate a servir a su caballo. Y entiende que las coces no son más que un aviso. Lo que de todas formas sigue siendo un misterio es quién puso a esta especie de cenizo al cuadrado en el instante idóneo y en el lugar preciso. G La cámara de seguridad recogió en la estación de Melbourne a Xue Naiyin con su hija, a la que abandonaría poco después REUTERS La niña más sola del mundo Una niña china de tres años es abandonada en una estación de Australia por su padre, que huyó a EE. UU. Su madre está desaparecida, quizá muerta. Policías de medio mundo siguen el rastro de ambos POR PABLO M. DÍEZ los agentes de Policía que la descubrieron la apodaron Pumpkin Calabaza debido a la marca de la ropa que llevaba, hasta que, el lunes, averiguaron su verdadera identidad. Se trataba de Qian Xun Xue, quien había llegado el jueves a Melbourne junto con su padre, Xue Naiyin, de 54 años. Ambos procedían de la ciudad neozelandesa de Auckland, donde la familia reside desde 2002 porque el progenitor dirige allí una revista en chino que se llama Chinese Times One Group El sábado, las cámaras de la estación ferroviaria grabaron a un hombre, que se sospecha podría ser Xue Naiyin, caminando de la mano con la niña, a la que abandonó junto a una escalera mecánica mientras él subía los peldaños con una maleta. Dos horas después, y según consta en las listas de pasajeros aéreos de ese día, el padre de la pequeña embarcaba en un avión con destino a Los Ángeles. De momento, eso es lo último que se sabe de Xue Naiyin, pero más incierto aún es el destino de la madre de la niña, Anni Liu, de 27 años. Hasta ahora, la Policía de Nueva Zelanda no ha sido capaz de localizarla en su domicilio de Auckland ni en otras direcciones de la familia, por lo que se teme que haya podido ocurrirle algo que le impida interesarse por el estado de su hija. No en vano, en este matrimonio ya se habían denunciado con anterioridad episodios de violencia doméstica, por lo que uno de los investigadores, el detective Simon Scott, confesó a los periodistas que la Policía neozelandesa está muy preocupada por la seguridad de la madre En cambio, quien sí ha aparecido ha sido la abuela de Qian Xun Xue, que vive en China y no sabe si volar a Melbourne para recoger a su nieta o a Auckland para buscar a su hija. Mientras tanto, la Policía de Australia ya se ha puesto en contacto con las autoridades de Estados Unidos y la Interpol para coordinar la detención del padre, que se dio a la fuga abandonando a su hija y ocultando, seguramente por oscuras razones, el paradero de su esposa. Otro escabroso misterio con una inocente niña como triste protagonista. M ientras la opinión pública europea sigue acongojada las noticias sobre la desaparición de Madelaine McCann, de las Antípodas llega el drama de otra niña que, a pesar de haber sido encontrada, también resulta espeluznante. La historia comenzó el pasado sábado, cuando una pequeña de origen chino de sólo tres años fue encontrada, atemorizada y confundida, en la estación de trenes de Southern Cross de Melbourne, en Australia. Incapaces de sonsacarle su nombre,