Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA Amenaza global en los mercados s Repercusiones MIÉRCOLES 19 s 9 s 2007 ABC Ordóñez admite la incertidumbre sobre el crecimiento español por la crisis El gobernador del Banco de España pide prudencia hasta conocer más datos para valorar cuál será el impacto real de las turbulencias financieras M. PORTILLA MADRID. El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, reconoció ayer ante la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados que la turbulencia financiera ha incrementado en España, como en todas partes, la incertidumbre sobre el crecimiento económico. Fernández Ordóñez dibujó como escenario más probable para los próximos meses una continuidad en la moderación gradual de la demanda interna y de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) A su juicio, resulta razonable que el consumo privado y la inversión en vivienda muestren tasas de crecimiento algo más bajas, aunque el mantenimiento de un ritmo robusto de creación de empleo y de aumento de la población proporcionarán un soporte relativamente alto a la posible desaceleración de esas dos magnitudes. No obstante, Fernández Ordóñez precisó que las entidades de crédito españolas se enfrentan a esa turbulencia financiera internacional desde una posición de fortaleza Como pilares de esa fortaleza, Ordóñez citó su elevada rentabilidad, los confortables niveles de solvencia y unas provisiones para cubrir créditos dudosos que superan el 200 frente a la media europea del 60 Respecto a la exposición de las entidades de nuestro país a la crisis hipotecaria de alto riesgo surgida en Estados Unidos, dijo que es marginal pues sólo se ven afectadas en unos 60 millones de euros frente a los 1.700 millones de Italia o al total, que se calcula en 1,3 billones de euros. Negó que haya habido entidades española con problemas de liquidez. Es más, precisó que los bancos y cajas españoles acuden en su mayoría al mercado interbancario como prestamistas Sin embargo, reconoció que podían tener problemas en colocar productos de financiación, aunque menos que las de otros países. A su modo de ver, es un problema de precio originado por la desconfianza existente. Por eso pidió transparencia al sector financiero internacional para que todo el mundo sepa dónde están las pérdidas y, de esa forma, recuperar la confianza. También dijo que la turbulencia financiera puede ocasionar problemas para financiar algunas operaciones de fusiones o de opas. Fernández Ordóñez salió al paso de las acusaciones sobre su mutismo al estallar la crisis hipotecaria, y señaló que había habido una especie de acuerdo tácito para que el único que hablara fuera el gobernador del Banco Central Europeo, Jean- Claude Trichet. Respecto a la política de tipos, señaló que el objetivo número uno del BCE es mantener la inflación en el 2 y para eso harán todo lo posible. Por su parte, el responsable de política económica y de empleo del PP, Miguel Arias Cañete, dijo que si la intención del PSOE era que Fernández Ordóñez apoyara la tesis del Gobierno de que aquí no pasa nada no la había conseguido. Por su parte, el director general adjunto de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) José Antonio Olavarrieta, emitió ayer un mensaje de tranquilidad sobre el impacto que la crisis hipotecaria pueda tener en las cajas, donde los ratios de solvencia y el excedente de liquidez es tradicional, lo que asegura que el impacto de la misma sea totalmente marginal En declaraciones a Europa Press, Olavarrieta insistió en que la bonanza y los balances de las entidades financieras en España aseguran que el impacto tiene que ser muy pequeño y en el caso de las cajas, queda totalmente descartado el que se deriven problemas de liquidez similares a los sufridos por el banco británico Northern Rock. Mientras, desde la Fundación de las Cajas (Funcas) se rebajó ayer tres décimas la previsión de crecimiento económico español en para el próximo ejercicio. Los créditos a los promotores superan los 250.000 millones Los promotores inmobiliarios que operan en Españas tienen ya créditos concedidos por un valor superior a los 250.000 millones de euros, cifra que supone el 26 del total de los préstamos, según consta en el Informe de Estabilidad Financiera del Banco de España. El responsable en materia económica y de empleo del Partido Popular, Miguel Árias Cañete, hizo alusión a estas cantidades durante su intervención ante la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados, al preguntar al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, si le preocupaban estos datos y si se habían empezado a detectar un incremento en la morosidad en este colectivo. Las cajas se desmarcan Discurso completo del gobernador en: http: www. bde. es Posición de fortaleza Fernández Ordóñez conversaba ayer con Antonio Gutiérrez, presidente de la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso FRANCISCO SECO La CEOE pide a Trichet que reduzca los tipos para no perjudicar las perspectivas de crecimiento D. B. L. MADRID. El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) Gerardo Díaz Ferrán, pidió al Banco Central Europeo (BCE) que recorte los tipos de interés un cuarto de punto, que podría hacer al estar la inflación de la eurozona en el 2 y a su vez no se perjudicarían las perspectivas de crecimiento económico. Asimismo, el presidente de la patronal, durante su intervención en el Foro Nueva Economía, calificó de sólidos los fundamentos de la economía española, que sólo peligraría ante una posible prolongación o intensificación de las turbulencias financieras. En cuanto al impacto de la crisis crediticia en nuestro país provocada por las hipotecas subprime de EE. UU. Díaz Ferrán aseguró que todavía es pronto para cuantificarla, hasta que los bancos no cierren sus cuentas del tercer trimestre del año. Asimismo, mandó un mensaje a la banca, para que se fíe de las empresas y no les recorte los créditos, ya que es fundamental que se siga invirtiendo El presidente de la CEOE explicó que es normal el comportamiento de los bancos, que prefieren ir a pedir liquidez al BCE antes de utilizar los préstamos interbancarios, porque no se fían entre ellos. Díaz Ferrán señaló que la economía se enfrenta a un nuevo escenario, caracterizado por una desaceleración suave que en ningún caso es recesión