Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 19 s 9 s 2007 ABC HORIZONTE Ramón Pérez- Maura Francia insiste en endurecer las sanciones a Irán, pero rechaza el uso de la fuerza RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Ante la alarma que en Rusia, China y otros países provocaron sus palabras, el ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, tuvo que matizarlas ayer en Moscú ante su homólogo ruso, Serguéi Lavrov. Kouchner, que el domingo dijo que el mundo debe prepararse para lo peor es decir para una guerra contra Irán, ayer habló de endurecer las sanciones, pero sin acciones de fuerza. Lavrov recibió a Kouchner haciéndole saber que en Rusia hay gran preocupación por las cada vez más frecuentes informaciones sobre la preparación una acción militar inminente contra Irán Según el jefe de la diplomacia rusa, resulta difícil imaginar las consecuencias que pueda tener tal medida en una región en la que ya hay gravísimos problemas como Irak y Afganistán El ministro galo intentó tranquilar a su anfitrión asegurando que, por parte de Francia, no hay amenaza militar hacia Irán Admitió además que la guerra es lo más terrible y para evitarla hay que continuar el diálogo Kouchner, no obstante, manifestó que debemos plantearnos la imposición de muy serias sanciones contra el régimen de los ayatolás y evitar que Teherán continúe adelante con el enriquecimiento de uranio. La propuesta, aunque suavizada, tampoco fue del agrado de las autoridades rusas. Lavrov respondió que la ONU ya ha decretado sanciones y la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) está satisfecha de cómo Irán cumple su compromiso de despejar las interrogantes problemáticas de su programa nuclear Por tanto, añadió el ministro ruso, ¿qué objetivos persiguen las sanciones unilaterales? en referencia a las adoptadas por EE. UU. y la UE. El problema de Kosovo provocó otro desencuentro entre Lavrov y su invitado. Mientras Kouchner se mantuvo en la línea de Washington y Bruselas, de que las conversaciones entre serbios y kosovares no se prolonguen más allá del próximo 10 de diciembre, el ministro ruso afirmó que no puede haber límites fatales Lavrov advirtió otra vez que una independencia de Kosovo no consentida por Belgrado puede abrir la caja de Pandora en otras partes del mundo. LA DERIVA DE LATINOAMÉRICA a Fundación Carolina, una de las grandes iniciativas del Gobierno del PP- -y en concreto de Miguel Ángel Cortés- -que el actual Gobierno ha tenido la inteligencia de apoyar- -a diferencia de tantas otras cosas- -tiene un programa en el que periódicamente visitan España Jóvenes Políticos Iberoamericanos que se reúnen con representantes de la clase política, el empresariado y los medios de comunicación. Siguiendo el modelo creado hace décadas por la USIA norteamericana- -con perdón- se pretende dar a conocer la imagen real de España a futuros dirigentes de los países hermanos. Ayer, un grupo de periodistas tuvimos ocasión de almorzar con políticos de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. El normal intercambio de ideas dejó de manifiesto- -a mi entender- -algo preocupante aunque no nuevo: la radicalización de los sectores chavistas en ese grupo de países. Así, los bolivianos defendían la intervención de los recursos de Repsol en su país porque la riqueza tiene que revertir al pueblo boliviano argumento que como motivo de debate se puede admitir. Pero cuando el interlocutor español pregunta si es legítimo que Petróleos de Venezuela SA emplee la riqueza surgida de las entrañas del país en pagar los derechos de antena del mundial de fútbol 2006 en Alemania para que sea visto gratis total en Bolivia, y que ello se haga en detrimento de los legítimos poseedores venezolanos de esa riqueza, la reacción es furibunda. Para los chavistas de todos los partidos hay una obligación de solidaridad internacional en proveer entretenimiento gratis. Es decir, unos empresarios españoles no pueden arriesgar su capital en invertir en Bolivia, crear riqueza y llevarse unos dividendos según la legislación vigente en un momento dado, porque la materia prima que explotan es en realidad propiedad intransferible del pueblo bajo cuyos pies descansa. Pero sí es legítimo que dos fronteras más allá, la riqueza que yace bajo los zapatos de los venezolanos se dedique a dar circo televisivo a bolivianos y no pan a los cerros que rodean Caracas. Una nueva generación de políticos lo defiende con fe apabullante. L AFP Petraeus, en Downing Street El general norteamericano David Petraeus y el primer ministro británico, Gordon Brown, se reunieron ayer en Londres para tratar el futuro de las tropas británicas en Irak. El encuentro se produce una semana después de que Brown autorizara la desmovilización de unos 550 soldados británicos del Palacio de Basora. La crisis financiera golpea la imagen de buen gestor de Brown El ministro de Economía ha admitido que la situación obliga a descartar la celebración de elecciones generales el próximo mes EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Gordon Brown se ha visto cuestionado precisamente en lo que parecía su fortaleza. La crisis financiera ha venido a derribar su imagen de constructor de una sólida economía, que era su principal aval al llegar a primer ministro tras diez años al frente del Tesoro, y a demostrar las debilidades de un sistema que el laborismo ha contribuido a acentuar. No es sólo la prensa conservadora la que está cargando contra el Gobierno por lo que ya ha bautizado como lunes negro -en paralelismo al miércoles negro de hace justo quince años, que fracturó definitivamente la credibilidad económica de los tories sino que también la de izquierdas está señalando a Brown. Así, The Guardian indicaba en su editorial de ayer que el derrumbe del banco Northern Rock y el seísmo provocado en los mercados financieros, ha comenzado a amenazar la propia reputación de Brown como administrador de la economía Como canciller del Tesoro- -decía el periódico- Brown estaba orgulloso de su regulación financiera de ligera presión. Esto es lo que permitió al Northern Rock crecer tan rápido. Éste ha terminado ahora en un caos y los mercados están en confusión Después de dos días sin hacer caso a las insistentes llamadas a la calma por parte del Gobierno, los clientes e inversores del Northern Rock sólo comenzaron a tranquilizarse ayer tras el anuncio de Alistair Darling, sucesor de Brown como titular de Economía y Hacienda, de que el Banco de Inglaterra garantizaba la integridad de los depósitos de la entidad afectada. Ello contravenía una normativa que los laboristas introdujeron hace seis años- -completa garantía de recuperación sólo hasta los primeros 3.000 euros, garantía del 90 por ciento hasta los 50.000, y ninguna más allá de esa cifra- -y que había provocado la desconfianza de la gente. Las colas en las oficinas del Northern Rock comenzaron a remitir, y sus acciones en Bolsa repuntaron ligeramente tras haber perdido más de la mitad de su valor en dos jornadas. También otros bancos hipotecarios recuperaron gran parte de lo perdido. Está por ver el efecto que la crisis tendrá en el juego político. Por lo pronto, Darling ha admitido que ello obliga a descartar la celebración de elecciones generales el próximo mes. Esta era una posibilidad que se guardaba Brown para sorprender a los tories aprovechando el alza laborista con la que las encuestas le han recibido. El adelanto electoral podría ahora programarse para la próxima primavera. Más que una ventaja inmediata en los sondeos, la crisis ha brindado a los conservadores un flanco por el que poder atacar a Brown, precisamente en un asunto, el de la ecomomía, en el que hasta ahora los tories apenas podían incidir debido a la pública aceptación del buen hacer laborista en la materia. El líder conservador, David Cameron, proclamó que: Bajo el laborismo, nuestro crecimiento económico ha sido construido sobre una montaña de deuda Aunque la actual crisis puede haber tenido su gatillo en EE. UU. durante la última década la pistola ha sido cargada en casa Kosovo es la caja de Pandora La economía era el punto fuerte de los laboristas; ahora los tories tienen un flanco por donde atacar