Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA El desafío independentista s Las selecciones deportivas MIÉRCOLES 19 s 9 s 2007 ABC César Alonso de los Ríos ESTO VA QUE ARDE l Tribunal Supremo no podrá salvar la bandera como símbolo. Es lógico: con leyes no se pueden cubrir los agujeros negros de la conciencia colectiva. La Nación no es un hecho administrativo. Si acaso, el Estado. El desguace simbólico no sólo no les está suponiendo costes presupuestarios a los rebeldes, sino que, incluso, les está favoreciendo. En virtud de un Estatuto sobre el que pesan varios recursos por anticonstitucional, el Gobierno que preside Rodríguez Zapatero ha tomado ya una medida escandalosamente injusta para el resto de las regiones: ha decidido compensar a Cataluña con treinta mil millones de euros. ¿Exigirá el mismo trato la Generalidad valenciana en nombre de su propio y nuevo Estatuto de autonomía? ¿o acaso no lo defendió así el Partido Popular con el argumento de que nunca podría ser superado por otro? La protesta de los socialistas extremeños ante los ventajismos catalanes es ya una cláusula de estilo. De oprobioso estilo. Así que ni siquiera el Partido Socialista de Cataluña se ha visto obligado a sacar la bandera al balcón para asegurar el privilegio de siete años de infraestructuras por adelantado. Más aún, en estos mismos momentos, los chicos de Esquerra Republicana están tan crecidos, se sienten tan sobrados, que hacen declaraciones públicas contra la permanencia de Cataluña en el Estado y, por su parte, el nieto de Maragall pide la independencia para ya mismo. Las muchachadas republicanas y convergentes salen a la calle. Los mozos de escuadra observan el incendio de fotos del Rey sin mover un músculo. Han recibido órdenes de mantenerse en la neutralidad por respeto a la libertad de expresión. Están creciendo tanto las tentaciones independentistas en estos momentos en las huestes de Artur Mas que Durán Lleida amenaza con la ruptura. Esto va que arde. Se huele a Intifada en el País Vasco y a algarada en Cataluña. ETA quiere tener las calles permanentemente tomadas, y los nacionalistas catalanes tienen nostalgias de la rosa de fuego E Diputados nacionalistas posan con las camisetas de Cataluña, País Vasco y Galicia en la Puerta de los Leones del Congreso FRANCISCO SECO Hinchas en el hemiciclo El PSOE y el PP se alían en el Congreso para frenar una nueva ofensiva nacionalista a favor de las selecciones autonómicas s CiU y PNV exhibieron en el hemiciclo prendas del equipo catalán y del vasco, mientras los populares enseñaban la elástica roja de España J. L. LORENTE MADRID. Populares y socialistas se aliaron ayer en el Congreso para frenar una nueva ofensiva de los grupos nacionalistas que tenía por objetivo abrir la puerta a la participación en competiciones oficiales de las selecciones deportivas catalanas, gallegas y vascas. Los promotores de las dos iniciativas debatidas en la Cámara Baja- -CiU y ERC- -contaron únicamente con el respaldo de una treintena de votos de sus propios diputados, el PNV IU y el Grupo Mixto, frente a 270 parlamentarios de los dos partidos mayoritarios. Incluidos los del PSC, partido que, por el contrario, ayer votó a favor de la selección catalana en el Ayuntamiento de Barcelona. En su proposición de ley, ERC pedía que los deportistas puedan negarse por cualquier motivo, incluso ideológico, a jugar con la selección española en competiciones internacionales. CiU, por su parte, planteaba una reforma de la ley del Deporte para que las federaciones autonómicas puedan integrarse en los organismos deportivos internacionales. Lo más destacado del debate fue la guerra de camisetas que tuvo lugar en el hemiciclo. A semejanza del conflicto originado con las banderas, el diputado de CiU Josep Maldonado quiso dar más fuerza a sus argumentos exhibiendo la camiseta azul de un equipo autonómico de Cataluña. Muchos niños catalanes tienen colgada en su habitación una prenda similar, que sueñan lucir algún día aseguró Maldonado. Yo no disfruto cuando vence la selección española confesó, por su parte, el parlamentario de ERC Joan Puig en un momento de su intervención. El diputado del PNV Aitor Esteban también dijo lo mismo, mientras enseñaba la camiseta de una selección vasca. Yo también quiero dejarles claro cuál es la camiseta a la que el sentimiento de mi grupo va unido: a estos colores- -dijo mientras mostraba la prenda deportiva verde con la ikurriña en el centro- -es a lo único que nuestro sentimiento va unido, la que nos emociona El contrapunto lo puso el di- El PSOE abrió la puerta al debate en 2004 Este nuevo enfrentamiento parlamentario sobre las selecciones autonómicas viene precedido de la polémica suscitada por la negativa de la Federación Española de Fútbol a autorizar un partido de la selección catalana contra Estados Unidos. Este debate ha sido un asunto recurrente en esta legislatura, después de que el PSOE aceptase en 2004 un moción de ERC- -su socio preferente- -a favor de las selecciones autonómicas. Desde entonces, los nacionalistas han intentado- -sin éxito- -que se cumpliese aquella moción. En un discurso cargado de ironía, González pidió a los nacionalistas que sean valientes y pidan al presidente del Barcelona, Joan Laporta, que en vez de ejercer de político, renuncie a participar en la liga española y únicamente lo haga en una propia catalana. El socialista Agustín Jiménez, que se escudó en argumentos de tipo jurídico para justificar el voto negativo del PSOE, subrayó que el Gobierno actúa en esta materia de acuerdo con la legalidad e invocó preceptos incorporados a la jurisprudencia por el TC. Remarcó que el bloque de constitucionalidad es el que determina la competencia exclusiva del Estado en materia de selecciones deportivas internacionales. Después de la votación, los nacionalistas volvieron a la carga con sus camisetas y anunciaron a la prensa que querían una foto de familia en la escalinata de la Puerta de los Leones, Allí, los diputados de CiU, ERC y BNG fueron retratados sonrientes, sujetando sus colores favoritos y una bufanda en catalán que decía: Una nació, una selecció No disfruto con España Foto de familia en la escalinata putado del PP Francisco Antonio González, que no quiso ser menos que sus colegas nacionalistas y se llevó al Pleno el maillot rojo tradicional de España. Yo no me siento ofendido por esta camiseta, todo lo contrario. También me siento representado por aquélla, por aquélla y por aquélla. Ésa es la diferencia dijo González señalando las prendas de las selecciones autonómicas que exhibieron los nacionalistas. ABC. es Comente la guerra de camisetas en el Congreso y consulte las opiniones de otros lectores en abc. es