Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MIÉRCOLES 19 s 9 s 2007 ABC AD LIBITUM LLORA NO MAMA a correcta administración de una manta común en el lecho conyugal, asunto en verdad delicado, es una condición necesaria, aunque no suficiente, para la buena marcha y deseable perpetuación del matrimonio. Más, incluso, que otros epígrafes más relevantes y trascendentales en la siempre compleja arquitectura de la pareja. Un punto de egoísmo en el abrigo de uno de los cónyuges puede dejar al otro con el culo al aire y expuesto al siempre peligroso relente del amanecer. Si multiplicamos el problema por diecisiete tendremos a la vista un esquema claro y comprensible del problema nacional español. M. MARTÍN En la cama de nuestra FERRAND convivencia se agitan, junto al representante del Gobierno de España, los de las Autonomías surgidas del Título VIII de la Constitución y, como era previsible y no fue previsto, el más mínimo movimiento de cualquiera de los dieciocho ocupantes de un tálamo tan singular y latifundista genera un resfriado en uno, o varios, de los demás. Cuando, a mayor abundamiento, alguno de los encamados sufre crisis frecuentes de victimismo el sosiego colectivo se hace imposible y todos se quedan sin dormir, nerviosos y con ojeras. No hay más que vernos. El desproporcionado efecto centrifugador que generan las fuerzas políticas periféricas está deformando nuestras hechuras históricas. Inspirados en el tango de Enrique Santos Discépolo, los socios de José Montilla han convertido en lema unas frases de Cambalache- ¡El que no llora no mama y el que no afana es un gil! -y, guiados por ellas, pasan la noche berreando y reclamando lo que, según entienden, les pertenece. José Luis Rodríguez Zapatero, tan sensible a cualquier llanto que le pueda costar el inquilinato de La Moncloa, le ha retorcido la voluntad a Pedro Solbes- -cosa fácil- -y éste ha reconocido que se quedó corto en la previsión de inversiones en Cataluña en el primer año de aplicación del nou Estatut. En resumen, el Gobierno compensará su error con la transferencia a la Generalitat de 826 millones de euros. Las bases del cálculo presupuestario son más elásticas que las mantas. Aquí nunca pasa nada y la ciudadanía se ha acostumbrado a un grado de pasotismo que, aunque resulte confortable, es peligroso. Alguien se quedará con los pies al aire porque el plus de manta que se le adjudica a Cataluña no brota de un manantial y las cuentas del Estado son menos elásticas que la voluntad de sus gestores. No importa. Todo sea por la grandeza, presente y futura, de Zapatero, un líder sin criterios pero con firme voluntad de perpetuación. El Estatut, ese pozo de incertidumbres constitucionales, ha previsto un 18,8 por ciento de inversión del Estado en Cataluña y, en nuestro singular ordenamiento, las partes tienen más fuerza que el todo. Especialmente si Zapatero es el guardián de ese todo. EL QUE NO VISTO Y NO VISTO EL PAGANISMO DE LOS IMBÉCILES se recomienda mantener la cabeza cubierta durante L Jesús de Nazaret de Benedicto XVI han resla evacuación y mantener el peso del cuerpo sostenido pondido en España la derecha con Dragó y la izpor el pie izquierdo. quierda con Suso de Toro. Dragó, con el cuento de La cuestión no es baladí, frase que en periodismo se que José Tomás convierte en Jesucristo al toro, lo cual es emplea como el kikirikí en la Maestranza o el trincheradar por supuesto que Jesucristo iba rapado, pues los tozo en las Ventas. Mientras Al Qaeda pone precio a la caberos de José Tomás, tan sin cuernos, tienen algo de bueyes za de un caricaturista sueco, en nuestras redacciones deKobe. Y Suso de Toro, con un artículo de fondo que sus portivas se debate sobre los efectos del Ramadán en Yayá lectores (el presidente Rodríguez, el poeta Gamoneda, el Touré, el pivote del Barça que comparte con nuesministro Molina, y así) habrán celebrado como tro ministro Molina la arrogancia política del cala grande estocada al catolicismo español. talán, y en Mahamadou Diarra, el pivote del Ma- -La muerte es una fuente de preguntas sobre drid que al menos durante un mes encarna al la vida- -concluye el Zaratustra compostelano. hombre ideal de la ministra Salgado para todo el Con estos silogismos trascendentales, Dragó y año, pues ni bebe ni fuma ni comete actos impuSuso de Toro pugnan, con Gala al fondo, por el tíros. ¿Y no son un Ramadán, pero en laico, los hotulo de Sócrates de la Tercera República, a la que rarios que propone en comisión ministerial el arpor edad les conviene ir corriendo mediante la bitrista Buqueras y Bach? Todo esto choca, natuprogresistización de la muerte o lo que el minisIGNACIO RUIZ ralmente, con las nuevas ideas de Bermejo, que tro Bermejo llama raya final de la existencia. QUINTANO viene de leer a Pepe Rodríguez y a Lunatcharski, -Con que una última raya, ¿eh? el comisario de Lenin. Del primero ha aprendido que Bermejo, aficionado a los toros, y más ahora, que pue morir es nada y del segundo, que el fin de los minisde pagárselos, es gente de progreso: hoy se dice de iztros es proporcionarnos la felicidad. quierdas y con Franco se decía... de otra cosa, que en Felicidad se ha convertido en el nombre de la religión: eso, precisamente, consiste el progreso a la española, si desvergonzada, hedonista y que invita a la frivolidad de bien progreso indica dirección, y los chestertonianos encargo D. Bernat, por ejemplo, niega a Dios con la desostienen que, desde el comienzo del mundo, no ha habiterminación de un baturro, y, sin embargo, adora a Rodo una época que tuviera menos derecho a emplear la padríguez, el divino presidente que, haciéndolo ministro, labra progreso que la nuestra. Pero Bermejo es gente de lo ha hecho feliz. Es el éxito de los catecismos de, ¡triunfo progreso en el sentido bodeleriano propagado por Jean del nominalismo! Victorino Mayoral, que en el nombre Clair: lleva el encaste, y en el apellido, el cargo. Mas no hay na- -Nada más absurdo que el progreso... La creencia da, decía Chesterton, que fracase tanto como el éxito: en el progreso es una doctrina de perezosos... Todo lo- -Veo que los hombres que se mataban entre ellos soque se llama el progreso, es lo que yo llamo el paganisbre la ortodoxia de los homoousianos (defensores de un mo de los imbéciles Jesús consustancial con Dios Padre) eran mucho más Todos nuestros progresistas, en efecto, van de pagasensatos que los que se pelean por una Ley de Educanos, razón por la cual el Ministerio de Exteriores y el ción. Porque aquellos trataban de establecer un reino de Ayuntamiento de Madrid patrocinan una exposición la santidad, y trataban de definir, en primer lugar, qué con la pretensión de abrirnos los ojos sobre el peligro de era realmente santo. Pero nuestros educacionistas molos monoteísmos, equiparando, de paso, a Teresa de Caldernos están tratando de establecer una libertad religiocuta con el imán Jomeini, de cuyo Librillo Verde por sa sin tratar de definir qué es religión o qué es libertad. cierto, Ernest Gellner extrajo enseñanzas como ésta: L A