Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MARTES 18- -9- -2007 ABC Las medidas vigentes A. S. S. Mientras la amenaza de un ataque vuelve a tomar fuerza, Irán sigue sometida a sanciones económicas para obligarle a suspender su programa atómico. En noviembre de 2006, el OIEA negó su ayuda para construir una planta de agua pesada. En diciembre, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó un paquete de sanciones financieras y tecnológicas para limitar el intercambio de productos o tecnología relacionada con la energía atómica. En febrero de 2007, el OIEA suspendió casi la mitad de los proyectos de cooperación con Teherán. En marzo, la ONU prohibió exportar armas a entidades relacionadas con el programa atómico iraní. El vicepresidente iraní Aghazadeh habla en la Conferencia del OIEA en Viena; al fondo, el director del organismo, El Baradei AP Francia y Holanda piden sanciones contra Irán al margen de la ONU El director del organismo nuclear de Naciones Unidas, El Baradei, alerta contra el nuevo tono bélico de la diplomacia francesa y recuerda la lección de Irak ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Irán, Irán e Irán. La Asamblea General del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) comenzó ayer su sesión número 51 con el conflictivo programa atómico iraní como tema principal. En un ambiente muy caldeado, Viena vuelve a ser el escenario de la disputa entre Occidente y el régimen de los ayatolás. Un protagonismo que Teherán ostenta desde hace ya casi 4 años, los mismos que el OIEA lleva tratando de discernir si el país islámico busca o no hacerse con el arma nuclear. Una incertidumbre que la comunidad internacional afronta por la doble vía diplomática y de las sanciones. Justo ésta es la que Francia parece estar dispuesta a llevar a su máxima expresión, incluso bélica. Hay que estar preparados para lo peor declaró el domingo el ministro galo de Exteriores, Bernard Kouchner, en un programa de televisión. Un escenario al que el jefe de la diplomacia francesa no dudó en poner nombre: Y lo peor es la guerra Aunque el ministro francés indicó que esos planes no son a corto plazo, sí advirtió que es algo que los estados mayores ya están estudiando. Los preparativos se dirigen a evitar lo que Estados Unidos y sus aliados en la UE sospechan se esconde tras el plan teóricamente pacífico de Teherán: fabricar la bomba atómica. Tenemos que negociar hasta el final- -indicó Kouchner- -pero la posesión del arma atómica por parte de Irán sería un auténtico peligro para el mundo Para evitarlo, y antes de un hipotético ataque, Francia apuesta por endurecer el régimen de sanciones que la ONU ya aplica al país persa. Unas sanciones que saldrían del marco de Naciones Unidas y se basarían en un acuerdo europeo. Esta posibilidad, ya planteada hace unos días por el presidente Nicolas Sarkozy, acerca a Francia a la política de mano dura de Washington hacia Irán. De hecho, desde el Palacio del Elíseo se ha llegado a pedir a las empresas francesas con intereses en Irán, como Total o Gaz de Francia, que no inviertan en el país. De momento, la canciller alemana, Angela Merkel, estaría por la labor. El primer ministro holandés, Maxime Verhagen, también respaldó ayer una política de sanciones complementaria de las establecidas por el Consejo de Seguridad. Pero no hay consenso al respecto entre todos los socios comunitarios. El Gobierno austriaco criticó ayer la retórica marcial de Kouchner. Más contundente se mostró el director general del OIEA, Mohamed El Baradei, que recordó primero que sólo la ONU puede autorizar una operación militar de castigo y deseó que se haya aprendido la lección de Irak, donde- -dijo- -700.000 civiles han muerto por la sospecha de que un país poseía el arma atómica El que fuera Nobel de la Paz en 2005 pidió calma y afirmó que aún no se han encontrado pruebas de que Irán busque el arma nuclear. Aunque el OIEA tampoco ha podido aún certificar que no haya intencionalidad militar, El Baradei negó que el programa atómico iraní suponga un riesgo inmediato que justifique ir más allá de la diplomacia. El director del OIEA ha reiterado en varias ocasiones la necesidad de que todos cedan en sus posturas: que Occidente suspenda las sanciones y que Irán deje de enriquecer uranio. En ese sentido, Irán y el OIEA han cerrado recientemente un acuerdo por el que Teherán se compromete a colaborar para despejar las dudas que aún existen sobre su programa atómico antes de fin de año. Un trato que para varios países occidentales no servirá más que para permitirle ganar tiempo y mejorar su tecnología nuclear. Precisamente, Estados Unidos ha convocado el próximo viernes en Washington una reunión con los otros cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Rusia, China, Francia y R. Unido) y Alemania para analizar la posible imposición de una tercera tanda de sanciones a Irán. El viernes, en Washington Aviso a navegantes ABC. es Más información sobre el programa nuclear iraní en abc. es internacional