Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA MARTES 18 s 9 s 2007 ABC Los empresarios españoles prometen a Lula apoyar su ambicioso plan de inversiones Zapatero da la espalda a Chávez y presenta a Brasil como el gran socio estratégico de España en Iberoamérica LUIS AYLLÓN MADRID. La visita que el presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, ha realizado a España deja dos ideas claras. Por un lado, que los empresarios españoles confían en él y que están decididos a participar en el ambicioso plan de inversiones en Brasil que ha puesto en marcha. Por otro, que el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, escarmentado de las aventuras de aproximación a Hugo Chávez, quiere consolidar la imagen de alianza estratégica con los países más importantes y más serios de Iberoamérica y, especialmente, con Brasil. Ayer, la presencia de Lula convocó a La Moncloa a unos sesenta empresarios, presidentes de las principales compañías, muchas de ellas con fuertes inversiones en Brasil, como Telefónica, Banco Santander, BBVA, Repsol YPF, Gas Natural, Iberdrola, Endesa, Sacyr, ACS, OHL, Acciona, Abengoa o Iberia, entre otros. 250.000 millones de dólares A ellos se dirigió Lula para exponerles el Plan de Aceleración del Crecimiento (PAC) que prevé inversiones en Brasil por 250.000 millones de dólares (cerca de 180.00 millones de euros) hasta el 2010, especialmente en infraestructuras, energía y telecomunicaciones. El presidente brasileño, que agradeció que, desde que llegó al Gobierno, las empresas españolas le expresaron su voluntad de seguir invirtiendo en su país, pidió a los empresarios que mantengan esa actitud, que ha hecho que España sea hoy el segundo inversor en Bra- Zapatero conversa con Lula durante la reunión con empresarios españoles en el Palacio de la Moncloa sil, con 35.000 millones de euros acumulados, sólo por detrás de Estados Unidos, tal y como recordó Zapatero. El jefe del Ejecutivo reiteró que las empresas españolas han hecho una apuesta decidida y preferente por Iberoamérica y, en concreto, por Brasil, y aprovechó para pedir a las compañías que incorporen a su actividad criterios de responsabilidad social Zapatero, que aludió a la bonanza económica de los dos países, señaló: ambos estamos construyendo una relación sólida y estratégica a ambos lados del Atlántico y Brasil es un país prioritario en nuestra política comercial Ayer, se firmaron varios acuerdos (sobre permisos de conducir, apertura de centros culturales y trabajo de familiares de diplomáticos) y una declaración conjunta para profundizar en el Plan de Asociación Estratégica firmado en 2003 y renovado en 2005. Lula puede irse satisfecho de España por los elogios recibidos. Y no sólo de parte de Zapatero, que dijo sentir por él un gran aprecio y una gran admiración sino también de los empresarios. FRANCISCO SECO Alierta y Sánchez Galán conversan con Goirigolzarri (BBVA) y Atienza (Red Eléctrica) Posiblemente las palabras más entusiastas fueron las del presidente del Santander, Emilio Botín, quien aprovechó, una vez más, para extender sus loas a Zapatero, al asegurar que ambos son los mandatarios con más vocación de liderazgo en el espacio económico iberoamericano y sueñan con que sus países progresen, maduren y se modernicen Creemos en Brasil. Hemos estado a las duras y ahora vienen las maduras dijo Botín. Como él, el resto de los empresarios que intervinieron, se mostraron dispuestos a participar en el gran plan de inversiones de Lula. César Alierta, presidente de Telefónica, que se encuentra a la espera de una resolución de la reguladora de la telefonía brasileña para poder comprar el 23,6 por ciento de Telecom Italia en Brasil, recordó que su inversión en ese país alcanza ya los 31.000 millones de dólares, lo que la sitúa como la primera empresa inversora allí. También hablaron Anto- FRANCISCO SECO Elogios empresariales nio Brufau, (Repsol YPF) Salvador Gabarró (Gas Natural) y Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola) así como el presidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y el del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Javier Gómez Navarro. Antes de abandonar Madrid, Lula, acompañado de su esposa, acudió al Palacio de la Zarzuela, para asistir a un almuerzo ofrecido por los Reyes y al que también asistieron los Príncipes de Asturias y el jefe del Ejecutivo y su esposa.