Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 DEPORTES Campeonato del Mundo de Motociclismo s Gran Premio de Portugal LUNES 17 s 9 s 2007 ABC Faubel y Pol celebran la carrera de su vida Sensacional victoria táctica de Héctor sobre Talmacsi, en la recta, mientras Espargaró disfrutaba de su primer podio TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN ESTORIL. Faubel sentía el fragor del público como si estuviera en Cheste. Pol Espargaró vivía el mejor día de su vida como si corriera en Montmeló. La victoria del valenciano y el primer podio del barcelonés hicieron estallar a los cuarenta mil aficionados españoles que invadieron Estoril. La fiesta de la cilindrada de 125 era el preludio de una nueva jornada histórica para el motociclismo nacional, que presenció otro triunfo y dos cajones más en las restantes categorías. En total, dos éxitos de los tres posibles y cinco banderas de las nueve expuestas. Los pilotos nos acostumbran mal. Héctor celebró el hito más bonito de su carrera. Pol, que no utiliza maquinilla de afeitar porque no tiene un pelo que cortar, disfrutó por fin de un cajón que se merecía desde que se quedó con la miel en los labios en Jerez, donde fue cuarto. Ambos conquistaron el podio en una fiesta inolvidable para los seguidores, que encendieron tracas en las gradas y mezclaron ese humo con el que una proyección que se asemeja a las de Lorenzo, Pedrosa y Bautista. Un diamante en bruto que comienza a brillar. Héctor, una táctica suicida Espargaró, el niño que no quiere crecer tan deprisa El mejor Espargaró es el que viene detrás, el menor La frase era conocida desde hace tiempo y no gusta nada a Pol, porque su hermano mayor, Aleix, le ha enseñado mucho, casi todo lo que sé Aleix creció tanto que la moto de 125 se le quedó pequeña. Eso teme ahora Pol. Nacido el 10 de junio de 1991, ha conseguido su primer cajón con 16 años. Melandri lo hizo con 15. Lo mejor del barcelonés es su ambición. Campeón de España 2006, sólo sale a ganar. Deberá tomar el testigo de Faubel y Talmacsi. producían las gomas quemadas por sus ídolos. El 16 de septiembre será otra fecha para la historia. Porque el pequeño de los Espargaró abrió la veda de El chaval se entrometió en la guerra por el título que mantienen Faubel y Talmacsi, hasta mandar a falta de tres vueltas para el final, mientras los dos aspirantes a la corona protagonizaban una batalla de adelantamientos. En ese duelo el valenciano, esta vez, fue más listo. Mostró la frialdad necesaria para vencer. A la hora de la verdad, los dos candidatos superaron a Pol y se jugaron el cetro en diez kilómetros de infarto. Se impuso la estrategia. Héctor se dio cuenta de que tenía mayor punta de velocidad que su adversario y arriesgó un órdago a la grande. A diez puntos de Gabor en el Mundial, hizo una apuesta de ruleta rusa: se dejó adelantar por el húngaro y se jugó el himno en la última recta. Apostó a todo o nada. Ganó. Ahora se encuentra a cinco puntos del líder. El lector avezado en este negocio se preguntará: ¿Y a Pasini, qué le pasó esta vez? El italiano encabezó el cotarro hasta que se salió de pista y perdió sus opciones. Faubel y Talmacsi las conservan intactas. Cinco puntos de diferencia y cien en juego. El título les espera. Faubel confirmó su progresión con la victoria de ayer en Estoril EFE Rossi escapa de la crisis con una exhibición majestuosa T. G. -M. ESTORIL. Magistral, portentoso, soberbio. Rossi y Pedrosa ofrecieron a la afición el mejor duelo particular de la temporada en una demostración cuasi circense del más difícil todavía. Si Faubel encendió la mecha con Pol y Bautista levantó al público de los asientos, Valentino y Dani dejaron claro que con neumáticos más competitivos pueden regalar batallas antológicas como la presenciada en Portugal. Único, irrepetible, el italiano derrotó al español en un cara a cara que los seguidores anhelaban desde el principio del Mundial. Stoner, tercero en concordia, observó desde la barrera la pelea entre los líderes de Yamaha y Honda, que confirmaron en la pista la mejora de las gomas Michelín. Si Dani le adelantó pronto, Rossi superó al australiano después de una reacción desde la quinta plaza, a la caza del pupilo de Puig. El líder del campeonato no pudo aguantar el ritmo de los dos hombres que estaban destinados a quitarle el título y se conformó con el tercer puesto, viendo los toros a cubierto. ta y Rossi adquirió el liderato, para perderlo inmediatamente en un error similar. Ambas escenas se repitieron en el penúltimo giro y el catalán volvió a mantener el mando. Hasta que el mejor piloto de todas las épocas arriesgó en una curva, medio kilómetro después, y sentó sus poderes. Retornaba a la victoria tres meses más tarde. Assen vislumbró su última sonrisa. La recuperó en Estoril. Es su cuarto triunfo en 2007, el 88 de su trayectoria profesional. Necesita dos más para empatar con Ángel Nieto en el libro de los dioses. De momento, ha impedido que Stoner se proclame campeón mundial. Si también quiere evitarlo el domingo, en Japón, deberá aventajar en dos puntos al australiano. Evitó que Stoner fuera campeón Rossi no pudo doblegar a Pedrosa hasta la última vuelta REUTERS En un combate precioso, Valentino y Dani se golpearon siete veces. El heptacampeón le adelantó cuatro veces, el tricampeón le respondió en tres y fueron las tres últimas acciones, en las vueltas finales, las que decantaron una guerra al límite técnico de sus máquinas. Pedrosa se pasó de frenada cuando restaban cinco pasos por me-