Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 DEPORTES Mundial de Fórmula 1 s Gran Premio de Bélgica LUNES 17 s 9 s 2007 ABC Fernando Alonso no suelta la pieza Recorta otro punto a Hamilton en Spa, donde Raikkonen logra su cuarta victoria de la temporada JOSÉ CARLOS CARABIAS ENVIADO ESPECIAL SPA. Penetra el Mundial de Fórmula 1 en la fase culminante de su tortuoso año de agentes secretos y queda la sensación de que Fernando Alonso no suelta el hueso. Da un aire a esos perros guerreros que luchan por su supervivencia y no cejan en su empeño por enterrar un buen fémur detrás de su caseta. No había muchas dudas sobre la tensión competitiva del asturiano, y Spa fue un peldaño más en la escalera de color que enfoca un final de temporada abierto a cualquier suceso. Raikkonen venció en el bosque de las Árdenas, seguido de Massa porque la ley no escrita de la F- 1 decreta sentencias inapelables. Ferrari era más rápido por puesta a punto, aerodinámica, motor o vaya usted a saber qué, y su victoria estaba enmarcada de antemano. No se sabe qué pensar respecto a la sabiduría de los pronosticadores de la F- 1. Tienen una fama parecida a la de los antiguos hombres del tiempo. Llega Monza, con su meteórica estirpe de circuito supersónico. Feudo Ferrari, dicen los enterados. Acaba la carrera con un doblete de McLaren. Llega Spa, trazado de pilotos, técnico para manos hábiles. Para Alonso y así. Termina la cita y doblete para los cohetes de Ferrari. ¿Quién entiende nada? Hace semanas que el padre de Hamilton, Anthony, ha aparcado su papel de estrella televisiva. Meses atrás la memoria concita imágenes comunes. Un personaje nuevo, sonriente, ocurrente en apariencia, profesional del abrazo, del juego visible de las relaciones públicas. En Silverstone, patria querida del cachorro Lewis, sentimiento británico exacerbado, Anthony Hamilton terminó con esguince en el pulgar. Firmó tantos autógrafos como Beckham, un pulso en la cúspide. Por los circuitos del mundo ha paseado su imagen fresca, estimulante por cordial, el antiguo trabajador del suburbano de Londres que se empeñó en llevar a su chaval a la Fór- Fernando Alonso aguantó el pulso de Hamilton y ganó su carrera particular mula 1. Pero Anthony ha desaparecido de la escena. Y no vamos a poner en duda a estas alturas la solvencia de los cámaras para buscar imágenes potentes. El padre de Hamilton ya no sonríe. Lleva tiempo preocupado. Como su chico. Alonso acometió una salida a la contra. Su puesta en escena ha bajado varios puntos desde que corre para McLaren. Desde que Heidfeld y Hamilton le sobrepasaron en el arranque de Australia, su antiguo impulso para abrasar adversarios con el semáforo verde se ha diluido. Y en Spa volvió a vivir colgado del alambre. Hamilton amenazó su posición un segundo después del rugido inicial de motores. Intento pasar por la izquierda y Alonso se cerró hasta el final de recta. La amplitud de la pista permitió al inglés colocarse a la par con el español en el primer giro, pero Alonso ganó la trazada al girar. Hamilton mordió a su adversario por la izquierda y el asturiano, un hueso entre las fauces, se abrió hacia ese lado para defenderse. Hamilton se fue a la hierba y en vez de frenar, fue de nuevo osado. Aceleró para pisar el as- REUTERS Salida temeraria falto que el remozado circuito ha colocado donde antes había un muro y volvió a atentar contra el tercer puesto de Alonso, inalcanzables Raikkonen y Massa. Los dos enemigos y compañeros negociaron la entrada al Eau Rouge (doce por ciento de ascensión hacia una curva ciega) en la misma distancia. El McLaren número 1 aceleró y Alonso aplicó cloroformo a la carrera. Ya estaba dictada la sentencia, si los asuntos colaterales no decretaban lo contrario. No hubo paradas castigadoras, ni tuercas al aire con la pistola ni estrategias fuera de control. Cuatro jinetes lanzados al disfrute personal sobre el circuito que más seduce a los pilotos sin otro objetivo que conservar su botín. Hamilton aún tuvo un desliz, presa tal vez del inquietante tic- tac que suena a sus espaldas. Se salió en la vuelta 43, pisó una pintura y dibujó una estela verde sobre la curva Parada del Autobús. Su padre no gana para sustos desde que Alonso no suelta la pieza. ABC. es Massa y Raikkonen compartieron el podio con el español AP Toda la información sobre el Mundial de Fórmula 1 en http: abc. hoymotor. com especiales formula 1