Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos ello, a nadie le importe. Pero, una buena foto, y todo un país puede quedar sensibilizado. Latidos de un mundo convulso (organizado por el Espai Cultural de Caja Madrid) es un pequeño homenaje a los no pocos profesionales españoles que han cumplido con su parte en diversos puntos del planeta, acudiendo allí donde el ser humano deja de serlo. La exposición traza un recorrido por la desgraciadamente amplia geografía de la infamia, con cien fotografías que muestran diversos escenarios conflictivos de los últimos treinta años. La guerra en Irak, los enfrentamientos fratricidas acaecidos en la década de los 90 en la ex Yugoslavia y Ruanda, conflictos dramáticamente enquistados como los de Oriente Medio y el País Vasco, y situaciones tan desoladoras y extendidas como la marginación, la explotación infantil, la violencia sexista, la pobreza, la inmigración, las deportaciones y las mutilaciones son la hoja de ruta de esta muestra comisariada por Sandra Balsells, que también contribuye con sus trabajos como fotoperiodista en los Balcanes, Oriente Medio y Haití. La intención es recoger los trabajos de una serie de LUNES 17- -9- -2007 ABC Periodismo no comment La exposición y el libro Latidos de un mundo convulso reúnen los trabajos de diez reporteros españoles de reconocido prestigio, realizados en diversos escenarios conflictivos POR IGNACIO SERRANO RUIZ MADRID. Un día cualquiera en un lugar de África de cuyo nombre no quiero acordarme. Kadi, una niña de cinco años, es introducida a la fuerza en una cabaña donde le será practicada una ablación de clítoris. A Kim Manresa, fotoperiodista catalán, un amigo suyo le ha invitado a presenciar el ritual, y tratando de superar el horror de tan brutal experiencia, destapa el objetivo de su cámara y comienza a trabajar. Aunque Kadi no lo sepa, su sufrimiento ya no quedará recluido en aquella choza; llegará adonde quiera que vayan las fotografías de Kim. En la vida de un fotoperiodista, a la impotencia o el miedo muchas veces se les suma la precariedad e incluso la amenaza a su integridad física. Estos fotógrafos, auténticos David contra el Goliat de la indiferencia, suelen quedar en el anonimato, pese a que cumplen con valentía una de las funciones más trascendentales del periodismo: alertar a la sociedad sobre la necesidad de reacción ante la injusticia. No es raro que al llegar noticias sobre conflictos de cualquier parte del mundo se escriban miles de líneas sobre sus causas y, sobre todo, de sus consecuencias y que, a pesar de Un catálogo de calamidades La exposición traza un recorrido por la desgraciadamente amplia geografía de la infamia Esta imagen lleva el gráfico título de Escondido fotoperiodistas que han sido mostrados individualmente, para aglutinarlos en torno a una misma generación. Por otro lado, la exposición pretende poner sobre la mesa el eterno debate de lo que se debe enseñar y lo que se debe ocultar. En mi opinión, vivimos en una sociedad que cada día es más conservadora desde el punto de vista visual, en el que cada vez es más difícil mostrar según qué tipo de imagen asegura. Balsells destaca que uno de los principales escollos para los fotoperiodistas es la falta de interés que los grandes medios de comunicación demuestran con gran parte de su trabajo. En muchas ocasiones, la mayor dificultad para desarrollar la labor fotoperiodística es que los medios no han apuntado a este tipo de trabajos. Son fotógrafos que se lo han tenido que ir montando a base de mucho sacrificio, de mucha perseverancia, dedicando un gran esfuerzo personal. En otros paí- Precauciones informativas Dos niñas desplazadas por el conflicto en Kosovo, refugiadas bajo una manta GERVASIO SÁNCHEZ