Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID LUNES 17 s 9 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) mento en el que su empresa cumple 40 años. Así lo explicaba el mismo Foster tras la adquisición. La creación de esta nueva infraestructura nos permite crecer y desarrollarnos de la forma que nosotros queremos: permanecer fiel a nuestros valores y continuar respondiendo con la mejor ejecución de nuestro trabajo. Es un momento excelente para la compañía El responsable de 3i respondía al británico con lo siguiente: Estamos encantados de formar equipo con Foster Partners, y de ayudarles a alcanzar sus objetivos de expansión y diversificación de negocio La elevada liquidez que ha conllevado la operación, junto al elevado volumen de trabajo que Foster ya tenía en España y el que ha logrado en diversos concursos para los próximos años, ha sido otro de los grandes motivos que le ha llevado a tener una presencia permanente aquí. En la actualidad, el estudio madrileño está dedicado casi a tiempo completo a dos grandes proyectos: la Torre Repsol, uno de los cuatro rascacielos que se levantan en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, y las Bodegas Portia del Grupo Faustino, en la Ribera del Duero. Si bien es cierto que el prestigioso arquitecto ha diseñado ya en la capital una planta del hotel Puerta de América, así como varias estaciones de servicio, la torre Repsol se convertirá, cuando finalicen las obras, en 2009, en su gran estreno en Madrid. El otro gran proyecto que Foster tiene actualmente en curso en nuestro país son las Bodegas Portia, del Grupo Faustino. Ubicadas en la Ribera del Duero burgalesa, el arquitecto británico está construyendo parte de los 11.300 metros cuadrados sobre una loma, lo que permite enterrar de forma natural parte de sus elementos más importantes. En Madrid, trabaja también en dos edificios de la Ciudad de la Justicia en Valdebebas y el Museo del Aire en Getafe. Además, del resto del territorio nacional destaca el último contrato que ganó a principios de año: la Unidad de Ocio y Cultura de la futura Ciudad del Motor de Alcañiz, en Aragón. El prestigioso arquitecto competía en esta ocasión con otros destacados nombres de su gremio, como Jean Nouvel, Dominique Perrault y Ben Van Berkel, entre otros. Todas estas obras se unirán a las ya realizadas por el resto de nuestro país, como son el metro de Bilbao o la torre de Collserola en Barcelona. Presencia permanente FOTOS: ABC El rascacielos de la Castellana, que ha sido adquirido por Caja Madrid, es el proyecto emblema de Foster en Madrid. También ha diseñado una planta del hotel Puerta de América (arriba a la dcha. y dos edificios de la Ciudad de la Justicia en Valdebebas (a la derecha) LA TORRE REPSOL, EL CAMPUS DE LA JUSTICIA... Le costó aterrizar en la capital, pero tras proyectar la sede de Repsol, a Foster le llueven los proyectos en Madrid. Su nombre es sinónimo de excelencia POR C. FOMINAYA M. OLIVER MADRID. Norman Foster es sinónimo de garantía, prestigio y excelencia. Por eso su presencia en Madrid elevará a la ciudad a los altares de la arquitectura contemporánea. La cantidad de proyectos que cuenta en la ciudad ha podido animar, finalmente, a Foster a abrir una delegación en la Castellana. De momento, sólo una decena de personas trabajan en la nueva sede abierta en Madrid por Foster Partners. La idea es que a finales de septiembre pueda estar funcionando a pleno rendimiento con un equipo de más de 25 profesionales en todos los aspectos de la arquitectura. El proceso de selección del nuevo personal se abre en dos caminos: por un lado, han venido los arquitectos del estudio de Londres que llevaban proyectos en España; y por otro, se busca gente local con experiencia global. Todos ellos tendrán que trabajar si se da el caso en cualquier desarrollo internacional que logre el estudio, o en cualquier concurso logrado por la compañía desde Australia a Estambul. El equipo está ubicado en una planta de 500 metros cuadrados del número 13 de paseo de la Castellana, a la altura de la plaza de Colón. Se trata de un edificio de principios de siglo en muy buen estado, en el Otros proyectos que sólo han hecho una intervención mínima para recuperar el espacio ya existente. El interior tendrá el sello de Foster, aunque la mano del arquitecto británico no será muy intensa ya que únicamente se han limpiado las reformas anteriores. Uno de los primeros grandes encargos en los que trabajará el estudio de Madrid será el de rematar las obras de la Torre Repsol, al final del paseo de la Castellana. El edificio tendrá una altura de 250 metros, repartidos en 49 plantas sobre rasante, y se diferenciará de sus tres vecinos rascacielos en que será el único que disponga de un auditorio en su interior con capacidad para 300 personas. Un gigantesco arco Además tendrá un gran signo característico respecto a las demás torres, y es que estará enmarcada por un gigantesco arco que protegerá los tres bloques del edificio y que estarán dedicados a oficinas. La Ciudad de la Justicia de Valdebebas acogerá otros dos edificios de Foster: el Tribunal Superior de Justicia y la Audiencia Provincial. El primero contará con una entrada alta y estrecha, abierta a un patio central en forma de triángulo, que cortará el edificio dirigiendo la mirada hacia las siete escultóricas salas de vista de la planta superior. El segundo, por su parte, tendrá formas onduladas. Seis plantas rodearán un gran patio circular de paredes ondulantes bajo una cubierta acristalada. En la planta baja, un espacio de agua reflejará la luz natural y refrescará y humidificará el ambiente. Las dos primeras plantas acogerán 33 salas de vistas, en grupos de dos y tres, comunicadas entre sí por puentes. En Getafe, por último, el estudio proyecta ya el Museo del Aire. Consistirá en una plataforma giratoria donde se emplazarán los aviones históricos tanto de la Fundación Infante de Orleans, como los del actual Museo del Ejército del Aire de Cuatro Vientos. Será uno de los mejores museos aeronáuticos del mundo apuntó el regidor Pedro Castro.