Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17 s 9 s 2007 ECONOMÍA 43 Juan Velarde Fuertes R. BARRE, POR ECONOMISTA, POLÍTICO EJEMPLAR n el otoño de 1976 había yo acudido a una reunión en la universidad de Tolouse. En el hotel, encendí la televisión. Apareció el recién nombrado primer ministro Raymond Barre. Nos encontrábamos todos los países zarandeados por el primer choque petrolífero. En España, el desconcierto era evidente, al estar golpeados los dirigentes de la política económica por los problemas sociopolíticos de la Transición. Barre hablaba de cómo iba a enfrentar la situación en Francia. Como dice Jacques Julliard en Le Nouvel Observateur de 30 agosto 5 septiembre 2007, lo hacía prometiendo a los franceses sudor y lágrimas pero apuntando certeramente a la salida. Confieso que envidié a Francia porque, al contrario E que en España se decía la verdad. Actuaba así Barre, nacido en 1924 y fallecido el 25 de agosto de 2007, porque era un buen economista. Fraçois Perroux, un gran maestro de esta ciencia, me dijo: Es el mejor de mis discípulos Su Economie Politique (Presses Universitaires de France, publicado bajo la dirección de A. Marchal, 1956) se convirtió en cita normal en Francia y, desde luego, en España. De excelente manual lo calificó Sampedro en su Realidad económica y análisis estructural (Aguilar, 1959) Matizando algo lo que indica Jacques Attali en A quoi sert un économiste? en L Express el 30 de agosto de 2007, Barre no fue un investigador en la ciencia económica; fue un gran profesor, y por eso, también enseñó a la sociedad. Raymond Soubie, consejero social suyo, en declaraciones a Le Point de 30 agosto 2007, muestra cómo, después de haber acertado a enfrentar el primer choque petrolífero, logrando, por ejemplo, una excelente reconversión de la siderurgia con el menor coste social y económico imaginable, al llegar el segundo, el de 1979, confesó: Hay que reemprenderlo todo; va a ser difícil hacerlo aceptar Pero superó este desánimo. Era un conservador recio, que despreciaba el populismo y toda demagogia, pero partidario de pactos sociales. Julliard también señala que su etapa se recuerda aun en las centrales sindicales francesas como la edad de oro de las relaciones sociales Por eso, probablemente, me consta que admiraba a Fuentes Quintana y al Pacto de La Moncloa. Pero demagogia, nunca. Comprendiendo que perdía apoyo electoral declaró: ¿Reducir la jornada de trabajo? Pero, ¿cabe pensar seriamente en eso? Hay que estar de acuerdo con su biógrafo Henri Amouroux: Si no se lee a Tocqueville, no se entiende a Barre Ante Europa, su posición la expuso en el prólogo a un magnífico libro de Marcelino Oreja Europa ¿para qué? Respuestas europeas a problemas actuales (Plaza Janés, 1987) aceptando explícitamente la conclusión que Marcelino Oreja ha dado a su obra siguiendo a Teilhard de Chardin... Es la paciencia humilde y tenaz la que defino y salva al mundo Se comprende por todo eso que Mitterrand confesase que era el único político contrincante a la presidencia de la República que le hacía meditar sobre si sería capaz de derrotarle, por ser Barre un hombre de Estado El consejo de Caja Madrid analiza hoy la venta de su 9,9 de Endesa en la opa ABC MADRID. El consejo de administración de Caja Madrid mantendrá hoy una reunión en la que se tratará el futuro de la entidad en el capital de Endesa, del que posee el 9,9 Según informaron a Servimedia fuentes cercanas al consejo de la entidad presidida por Miguel Blesa, en el orden del día oficial de la reunión no figura este asunto, pero el tema se debatirá entre los consejeros ya que Endesa celebra el día 25 la junta extraordinaria de accionistas. La primera incógnita que deberá despejar la caja es el sentido de su voto en esa junta, en la que se decidirá si se modifican los estatutos de la eléctrica y se levanta el blindaje que limita al 10 el derecho de voto de cualquier accionista. Como se recordará, Enel y Acciona han vinculado el éxito de su opa a que se elimine ese blindaje y el consejo de Endesa se ha pronunciado favorablemente a la iniciativa de ambas empresas, como lo hizo en su día en la opa de E. ON. El sentido del voto de Caja Madrid es relevante ya que, con un 9,9 de la eléctrica, su peso actual en la compañía en derechos de voto es casi idéntico al de Acciona y Enel, que lo tienen limitado de momento al 10 pese a que sus participacions son del 21,03 y del 24,9 respectivamente. Plusvalías de 2.500 millones Asimismo, Caja Madrid deberá hacer público, dado que tiene dos representantes sentados en el consejo de Endesa, el propio Blesa y Alberto Recarte, si venderá sus acciones a Enel y Acciona en la opa, cuyo plazo de aceptación finaliza el 1 de octubre. La venta de su participación en la eléctrica le otorgaría a Caja Madrid unas plusvalías superiores a los 2.500 millones de euros. Lo previsto por los consejeros es que, más allá del debate que se produzca hoy sobre la opa, se convoque otra reunión del consejo más adelante para abordar formalmente todas estas cuestiones y tomar la decisión definitiva, que será, según la mayoría de analistas, la de vender su participación.