Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA LUNES 17 s 9 s 2007 ABC Atrapados por las tragaperras En España hay un millón y medio de ludópatas, adictos incurables a los juegos de azar, que no pueden parar mientras tienen dinero y que harán cualquier cosa para conseguirlo s Afecta a gentes de alto o bajo poder adquisitivo, y tanto a hombres como a mujeres POR DOMINGO PÉREZ MADRID. Dora parece un ama de casa corriente. Su marido era comerciante y no regresaba al hogar hasta la noche. Sus hijos tampoco aparecían hasta las ocho o las diez. Se pasaba casi todo el día sola. Iba al mercado. Arreglaba la casa. Hacía la comida... y cada jornada, sin excusa se acercaba al bingo. He llegado a estar siete y ocho horas seguidas jugando, un cartón tras otro. No podía irme hasta que ya no me quedaba ni un euro Su adicción resultaba incontrolable, casi tanto como sus cuentas bancarias, como los sablazos a las vecinas, como las cuentas pendientes en las tiendas del barrio, como las tarjetas en números rojos, como sus tejemanejes con los bancos, como los créditos rápidos pedidos a usureros poco recomendables... Llevaba 15 años sumida en la misma dinámica y sólo se ha descubierto el pastel cuando su esposo se ha jubilado. Estando en casa, el marido empezó a detectar cosas raras, correos de entidades bancarias desconocidas, llamadas de extraños, salidas misteriosas... La siguió durante varios días y vio que no salía con las amigas a tomar un café o de compras. Sus pasos siempre la encaminaban al mismo sitio, al bingo. El hombre preguntó, indagó y comprobó que su familia estaba en la ruina y su mujer enferma. Dora lleva seis meses sin jugar, pero tiene la tentación muy cerca, a una manzana de su portal y sabe, porque se lo ha dicho el psicólogo que la trata y porque se lo ha oído a sus compañeros de terapia, que puede recaer en cualquier momento... y por un lado teme esa posibilidad, pero al mismo tiempo la anhela. El caso de esta pareja no es un hecho aislado. En España se calcula, según explica el psiquiatra Jesús Ramos Brieva, autor del libro Superar la ludopatía (Espasa Calpe) que un dos por ciento de la población es ludópata, lo que supone aproximadamente un millón y medio de personas Claro que los afectados son muchos más. Primero los familiares, que en la mayoría de las COMUNICACIÓN Antonio García Barbeito Periodista EN LA RADIO, HAY QUIEN ES INVISIBLE SI NO INSULTA CLARA GUZMÁN SEVILLA. Sevillano de Aznalcázar, Antonio García Barbeito dice tener alma popular, porque sólo desde el alma popular se puede entender el alma universal Veterano periodista curtido en todos los palos de la profesión, acaba de ser fichado por ABC como articulista y para encabezar algunos proyectos en Sevilla TV Por ese motivo ha abandonado Popular Televisión, medio de la cadena Cope, donde trabajaba. ABC es como esa mujer que uno sueña conquistar, que ahora ha dejado que me acerque y que yo lo estaba deseando Cuenta Barbeito, como se le conoce abreviadamente, que de niño le hablaba a la lechera y le gustaba el sonido de su voz en aquel utensilio. Todos los días contaba historias en aquella radio de onda limitada Luego, con el tiempo, esa voz ha despertado conciencias, pero sin molestar. En la radio, hay quien es invisible si no insulta. Es esa gente que se cree que ha venido aquí para salvar el mundo, aunque lo único que hace es enfangarlo. El fuego es como algunas personas que lo destruye todo con la lengua Colaborador diario de Herrera en la onda de Onda Cero, confiesa sentirse un locutor feliz. Nadie me dice hacia dónde dirigir mi palabra ni contra quién. No hablo al dictado y sobre todo nadie toma antes de oírme Omepraxol, un protector del estómago. La radio que hace Carlos Herrera es la más sana de España. Es un producto comestible que podría venderse en una alacena de exquisiteces Mientras tanto, alimenta a El Cangui, su alter ego en los artículos que acaba de estrenar en ABC de Sevilla, personaje en el que algunos han querido ver el alma popular de El Séneca de Pemán. Los lectores de ABC en el resto de España podrán disfrutar de su pluma una vez por semana en las páginas de España. Espiando a su mujer ocasiones también deben recibir ayuda psicológica o psiquiátrica. Luego- -prosigue el doctor- -los jugadores problema que son personas que tienen un problema serio con el juego, pero les falta un pequeñísimo paso para poder ser diagnosticados como ludópatas. De este tipo se calcula que hay entre un dos y un tres por ciento más de la población Así, entre ludópatas, familiares afectados y jugadores problemas podemos estar hablando de seis a siete millones de personas. Una cuestión inquietante que, sin embargo, no encuentra la debida respuesta en el Sistema Nacional de Salud. Cubiertas por la Seguridad Social, en España sólo existen dos unidades especializadas en ludopatía, en el hospital barcelonés de Bellvitge y en el Hospital Universitario Ramón y Cajal. Y una, más pequeña, dedicada a las adicciones en general en el 12 de Octubre. Fuera de ahí hay que buscarse la vida en psiquiatras y psicólogos privados o incontables sociedades de antiguos jugadores que actúan al estilo de alcohólicos anónimos por todo el país. A una de ellas acudió Eduardo. Siempre lamentaré el día en que empecé a echar monedas a las tragaperras Su historia se parece a la de muchos otros. Su suegra enfermó y su mujer empezó a pasar mucho tiempo en el hospital. Pasaba solo mucho tiempo. Se aburría. Reglas para dejarlo Cortar las fuentes de financiación Prohibidos los anticipos, anulación de firmas en cuentas corrientes, fuera tarjetas, avisar a los amigos de que no presten... Aclarar las deudas pendientes Confeccionar una lista de todas las deudas (bares, familiares, amigos, embargos, juicios... para poder hacerlas frente. Buscar soluciones personales Llevar solo el dinero justo para los gastos diarios, presentar a la familia siempre justificantes de compra o tickets Asistir a terapia, ocupar el tiempo libre con alguna actividad, buscar nuevos objetivos familiares, profesionales, culturales. Empezó a salir. A echar unas moneditas en las maquinitas... Cuando quise darme cuenta estaba enganchado. Tenía unos problemas económicos tremendos. Me encontraba angustiado. Siempre callado, triste, pero no podía parar de jugar. Se lo dije a mi mujer. Busca- mos ayuda. Dejé de jugar siete meses, pero volví a recaer. Ya llevo tres recaídas y esta es la cuarta vez que intento solucionar mi adicción. Ya son seis meses seguidos sin jugar... A ver lo que dura El doctor Ramos apunta el perfil del ludópata: Suele ser alguien solitario, que no tiene que dar muchas cuentas a nadie de su tiempo. Lleva muchos años metido en la adicción. Sólo es descubierto cuando se produce un gran agujero económico. Pasa a ser hosco e irritable. Es fiel a un tipo concreto de juego al casino, al bingo, a las tragaperras o, desde hace poco, a los casinos on line Fantasea con recuperar el dinero en una buena racha, pero al mismo tiempo no puede dejar de jugar mientas tiene un euro. Para conseguir dinero puede hacer casi cualquier cosa: mentiras, prostitución, robo, estafa... No es raro que acabe solo, divorciado o tirado en la calle. Y es incurable Las estadísticas- -insiste- -hablan de dos hombres afectados por cada mujer, pero los últimos estudios revelan que la mujer es mucho más clandestina, se oculta. Está marcada por la sociedad y no acepta el tratamiento. Es mucho más difícil de localizar. Además, cae igual gente de alto como de bajo nivel adquisitivo Más información sobre la ludopatía en: www. cop. es colegiados M- 13641