Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN LUNES 17 s 9 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Katia Ballano Göring CISMA POR EL PAZO DE MEIRÁS a batalla por el pazo de Meiras- -el Gobierno de Galicia lo considera herencia cultural española- -que desde hace unos meses libra la familia Franco con la Xunta ha captado la atención de The Times, que ha reparado en que, en efecto, estos son tiempos difíciles para los herederos del general Francisco Franco El diario británico recordaba que el pazo fue supuestamente concedido por el pueblo gallego para homenajearle por la victoria en la guerra civil de 1936 al 39 La mansión de tres torrecillas requería una renovación después de un incendio que se produjo en 1978 Sin embargo, la familia ignoró una oferta económica para repararlo y, el 30 de agosto, cuando una delegación de arquitectos, historiadores y arqueólogos acudieron a realizar un estudio, no se les permitió el paso por lo que el Gobierno gallego, que pretende abrir el pazo al público, ha llevado el caso a juicio, amenazando a los Franco con una multa de 45.000 libras esterlinas si se niegan a cooperar The Times mencionaba, además, el hecho de que José Luis Rodríguez Zapatero es nieto de un republicano ejecutado por Franco razón a la que el periódico achaca que haya cortado los fondos a la fundación de Carmen Franco Polo, hija del dictador y consideraba improbable que los Franco reciban ya más financiación Por otro lado, The Washington Post se hacía eco en un reportaje de un aumento significativo del laicismo tanto en Estados Unidos como en Europa. Atribuía esta circunstancia a la ola de ataques terroristas que desde el 11- S han azotado a diversas ciudades del mundo occidental, siendo el atentado del 11- M el más brutal perpetrado en Europa. La visión de fanáticos religiosos asesinando a 3.000 personas provocó que muchos comenzasen a custionarse y a rechazar cualquier religión Un indicio de esta tendencia en Europa es que las asociaciones de no- creyentes tratan de atender la creciente demanda en Reino Unido, España e Italia y otros países europeos de bodas civiles, funerales y celebraciones para recién nacidos. Están ayudando a organizar ceremonias en las que se evite la mención de Dios, el cielo y los milagros, para celebar, según dicen, esta única vida que conocemos Optimismo correcto Optimismo correcto es una frase acuñada en los últimos días por el Gobierno y los principales agentes económicos. Supongo que esta frase establece la existencia de dos optimismos: el correcto y el incorrecto Los españoles, acosados por las subidas- -en algunos casos del 15 por ciento- -en artículos de primera necesidad como pan, huevos, leche, pollo, etcétera, nos preguntamos cuál es la diferencia y si deberíamos participar de ese optimismo correcto del que hacen gala el Gobierno y los agentes que manejan la economía en España, porque, si con el optimismo correcto los españoles estamos como estamos, ¡como estaríamos con el optimismo incorrecto Muchos españoles creemos que en España nos están engañando para hacernos creer que este país, dada su poderosa industria, su excepcional balanza de pagos, la nula deuda de las familias, la fácil adquisición de la vivienda, la ausencia de cargas hipotecarias y sus sueldos medios por encima de los 2.500 euros es el fiel reflejo del país de Jauja. Cuando las grises nubes que cubren el horizonte económico se vuelvan negras y comiencen a descargar torrencialmente, ¿qué dirán estos taumaturgos de la economía? ¿que hemos pasado del optimismo correcto al incorrecto ¿Cómo pueden hablar de optimismo, sea el que sea, a los millones de españoles que viven con 950 euros netos al mes y ven cómo día a día se va reduciendo su calidad de vida? Manuel del Rosal García Madrid Nuestra identidad Soy republicano por convicción, hijo y nieto de republicanos. Pero antes que eso soy demócrata; y en cuanto tal, respeto la decisión mayoritaria de los españoles, incluidos los catalanes, que aceptó en referéndum la Constitución que establece la monarquía constitucional como forma del estado. Y considero que el Rey, en cuanto Jefe y representación del Estado, merece el respeto inherente a su condición. Por ello, como catalán y republicano, repudio el que unos pocos centenares de radicales independentistas hayan quemado un retrato de los Reyes, y no contentos con ello, hayan reiterado su mofa hacia la monarquía en el mismo lugar al día siguiente. Lamento también que ello haya acaecido en mi ciudad, y la mala impresión que estos sucesos puedan producir en el resto de España. De ninguna de las formas, el grupúsculo de energúmenos autores del desafuero pueden ser considerados como representativos de Gerona o Cataluña. Los catalanes no somos así; y por ello lamento también que nuestras autoridades, y nuestros representantes políticos, aunque sean republicanos, nacionalistas o independentistas, no se hayan apresurado a condenar tales hechos. Como también lamenté las agresiones al Partido Popular en la ofrenda floral del 11 de septiembre, y el que esa misma tarde, en un acto institucional en el que intervinieron el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, y dos ex presidentes de la Generalitat, ninguno de ellos, tan preocupados de nuestra identidad, tuviera la decencia de condenarlo. Freddy G. Bru. Gerona L Interés en adoctrinar Legislar para conseguir una enseñanza de calidad es lo reclamado desde todos los sectores implicados en la educación, alarmados por el informe PISA, y con la llamada de atención que nos hace la OCDE, advirtiéndonos del riesgo de la pérdida de competitividad, por lo que aconseja a España que se implante la filosofía del esfuerzo como lo hace Sarkozy, quien inaugura el curso escolar tomando medidas en favor de una cultura del esfuerzo. Nuestra ministra debe de tener otras prioridades y pretende arreglar este desaguisado imponiéndonos un Bachillerato que engrosará todavía más el fracaso escolar, con lo que la permanencia de Espa- ña en el furgón de cola está asegurado. Lo justifica argumentando que lo hace para evitar las elevadas tasas de abandono escolar, y para ello propone una evaluación menos rígida y más flexible. Con esta medida pretende cumplir formalmente con los objetivos de la UE, hasta alcanzar un índice de abandono del diez por ciento, frente al treinta por ciento actual. Señora ministra, rebajar el nivel de exigencia en la escuela es negativo para los alumnos, lo es para los profesores, lo es para los padres y lo es para la sociedad, que es rabiosamente competitiva. Da la impresión de que usted tiene mucho más interés en adoctrinar que en instruir. Buena prueba de ello es la imposición de la asignatura de EpC. Concluyo afirmando que este Gobierno considera una claudicación cualquier men- ción al esfuerzo del alumno, a la autoridad del profesor, a la potestad disciplinaria de los centros y opta por medidas siempre a la baja. Laureano Yubero Valladolid Horarios y productividad Escribo tras leer el artículo sobre horarios y productividad, que es una de las más bajas de Europa. Es un círculo vicioso. Cenamos a las diez y el programa de televisión de mayor audiencia acaba cerca de la una de la madrugada. Dormimos cinco o seis horas porque entramos a las ocho y vivimos lejos, con lo que no hay tiempo para desayunar en casa, así que desayunamos en el trabajo. Cuando alguien llama a las oficinas a las diez, la mayoría de los empleados están en la cafetería desayunando. Esta- mos muchas horas y producimos poco y mal porque perdemos el tiempo y además vamos dormidos por la vida. ¿No podríamos intentar hacer como en el resto de Europa? comer a la una o así, acabar la jornada a las seis, cenar a las ocho y cambiar los horarios terribles de la tele de forma que acaben a las once. De esta forma veríamos más a nuestros hijos y se produciría más y mejor porque la gente iría despierta al trabajo. P. Serra Madrid ¿Soy un ser extraño? Varias personas me han reflejado un síntoma que parece ser general: le llaman síndrome pots- vacacional, según el cual se sufren distintas tipologías al regresar de las vacaciones. Contrariamente a lo que supuestamente debería sentir, puedo asegurar que después de haber pasado más de 20 días en Alemania doy gracias a Dios de poder volver al trabajo. Pues valoro lo que tengo y procuro buscar lo positivo de cada momento, que actualmente sería: seguir viva, tener trabajo, una familia que no cambiaría por nada del mundo, unos amigos inestimables, un sentido en mi vida, etcétera. Y aunque como ocurre en un buen lienzo, también en mi vida hay matices, luces y sombras, intento elegir un modo de vida que consiste en fijarme no solamente en los aspectos más grises, en lo que dejo atrás, sino disfrutar de los días buenos y de las luces que siempre existen. Pilar Crespo Álvarez Tarragona