Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16- -9- -2007 DEPORTES www. abc. es deportes ESPAÑA GRECIA 1 c 24- 18 24- 18 2 c 3 c 17- 21 18- 21 Acumulado 41- 39 59- 60 103 España ya sí que huele el oro Los de Pepu jugarán hoy ante Rusia la final de su Eurobasket después de la lección de coraje mostrada ante una Grecia que vendió cara su derrota JAVIER HERNÁNDEZ MADRID. Sin pretenderlo, Eslovenia le hizo un flaco favor a España al dejar escapar viva a Grecia en el choque de cuartos, un equipo peor que un dolor de muelas. Por mucho que España, manu militari de por medio, se hubiera dado un paseo en la segunda fase, los de Panagiotis Giannakis siguen siendo de armas tomar. Es lo que tiene defender el título de campeona de Europa. Enfrente, más galones. Los golden boys son campeones del mundo. Pero la lógica no siempre se cumple en el deporte y, si ha de ser así, ante los helenos desde luego hay que sudar la camiseta. Ambos equipos brindaron un partido desde la épica. Sin la vistosidad de esos momentos mágicos que España ha ofrecido hasta ahora en el torneo, que no siempre se puede arrollar al rival, ni tampoco con la Grecia que se había pasado poco menos que escondiendo sus armas en este Europeo. Las afiló para el mejor momento, crecida tras el partido ante Eslovenia. Sólo que se equivocó. Éste es el Eurobasket de España. Como Grecia veinte años antes había conseguido el título, ahora es el momento de los golden boys Tienen un Mundial y quieren un Eurobasket, veinte años después que Giannakis y Gallis le dieran el primer título a la que, hasta ayer, era la campeona en ejercicio. Es lo que tienen los equipos que se quieren hacer sitio en la enciclopedia. Pero ese éxito hubo que buscarlo a través del sacrificio, porque Grecia supo tirar, claro, por un callejón polvoriento y sucio. Nada que ver con aquella final de Japón. Poco sitio para la fantasía, sobre todo después de ver cómo España, sin ese juego festivo que le caracteriza, se puso once puntos arriba mediado el segundo acto tras un triple de Cabezas (37- 26) Diamantidis y Papaloukas encabezaron la táctica de guerrillas. Manos por aquí y por allá, cortar líneas de pase y a intimidar bajo el aro. Eso, unido al atasco ofensivo generalizado de España- -sólo sostenido por el perímetro- -y las pérdidas de balón (16 más 11 robos de los griegos) les permitió volver del destierro, aunque fuera con daños colaterales como la tercera personal de Papaloukas. Por el bando español hacía muchos minutos que Pepu tenía sentado a Reyes (dos personales en el primer acto) Los pequeños detalles iban en contra del anfitrión. Spanoulis y Diamantidis tenían controlado el tiro exterior español. Desactivado este asunto, los de Pepu seguían sin coger el ritmo y Grecia se ponía por delante en el marcador. Lo logró tras un robo del ex base de los Rockets de Houston- -qué gran partido- -a Calderón (47- 49, min. 25) A partir de ahí, la igualdad viajaba en el marcador. Si España quería ganar tenía que domar a los helenos, que, pese a jugar dos partidos en menos de 24 horas, no daban síntomas de fatiga. Todo lo contrario. Se fueron agigantando después del triple de Vassilopoulos (55- 58, min, 27) al que siguió una réplica de Navarro. Los nervios empezaron a hacer acto de presencia al término del tercer cuarto, cuando la Bomba hace una entrada a canasta y Diamantidis va a por él. No hay canasta y se produce un rifirrafe entre ambos jugadores. Giannakis tenía el partido en su sitio, con el marcador apretado (59- 60, min. 30) el ritmo trabado y los españoles algo desquiciados. Quedaba jugárselo todo a la carta del último acto. España supo mantener la cabeza fría- -salvo la técnica a Rudy- -en un final apretado. Llevado en volandas por su afición, supo coger una pequeña ventaja tras un contragolpe de Calderón (74- 68) A partir de ahí, carrusel de tiros libres: Calde Jiménez, Garbajosa y Navarro para neutralizar los dos triples- -mal defendidos- -de Vassilopoulos y Zisis. Canastas para la gloria, para la final de un torneo que se le resiste a España (5 platas hasta hoy) Y ya toca. 82 77 4 c 23- 17 82- 77 España JUGADOR Pau Gasol Rudy Fdez. Cabezas Navarro Calderón Reyes Jiménez Sergio Rguez Berni Rguez Marc Gasol Mumbrú Garbajosa TOTAL Min 36 12 6 27 33 9 35 3 4 30 PT T 2 T 3 TL R A 23 7 10 0 1 9 10 6 1 2 0 1 0 0 2 2 3 1 3 0 0 1 1 0 0 0 0 23 2 4 5 6 4 4 4 2 18 2 2 4 8 2 2 2 3 2 0 0 0 0 2 2 1 0 5 0 2 1 2 2 2 3 0- -0 0 0 0 0 0 0 3 1 0 0 1 0 0 0 0 0 0 6 0 1 0 0 6 6 5 4 82 11 21 11 22 27 28 30 12 JUGADOR Diamantidis Chatzivretas Kakiouzis Nikoudis Papadopoulos Papaloukas Spanoulis Tsartsaris Vassilopoulos Pelekanos Bouroussis Zisis TOTAL Grecia Min PT T 2 T 3 TL 38 6 1 3 0 3 4 4 8 3 0 1 1 2 0 0 22 8 3 5 0 1 2 2 27 8 2 5 1 2 1 2 16 2 1 5 0 0 0 1 17 3 1 5 0 2 1 1 31 24 9 11 1 3 3 5 24 7 2 5 1 3 0 0 12 10 0 3 3 5 1 2- -2 6 1 1 1 1 1 1 77 20 44 8 22 13 18 R 9 0 2 2 3 2 2 5 1 0 31 A 3 0 1 1 1 2 5 1 0 0 14 LO MEJOR La sangre fría en los decisivos tiros libres del último minuto Un nuevo recurso que no se había visto a España en el torneo: cuatro jugadores no fallaron desde la línea de tiros libres en el momento decisivo, el último minuto. LO PEOR Los robos en las líneas de pase de los jugadores españoles Diamantidis, fuera, y Papadopoulos, Kakiouzis y Tsartsaris, dentro, lograron robar muchos balones (11- 5) y cortar la fluidez del ataque español. Pau Gasol entra a canasta en un momento del partido ante Grecia EFE Callejón sucio y polvoriento Por fin estalló La Bomba M. Á. BARBERO MADRID. No estaba siendo un torneo agradable para Juan Carlos Navarro. Primero, por su situación contractual en la preparación, pues él quería irse a la NBA con su amigo Pau Gasol y todo se complicaba y alargaba. Pero si ese protagonismo no fue buscado y, mucho menos, de su agrado, una vez en el torneo acaparó los titulares por una inoportuna lesión muscular que le mantuvo alejado de la primera fase. Luego, ya en Madrid, debutó en el paseo ante Grecia y se sintió por primera vez útil en la victoria frente a Rusia (15 puntos) En el intrascendente choque contra Israel ni siquiera se vistió por precaución y jugó tímidamente ante Alemania. Tres partidos con discretos promedios (17 minutos, 11,3 puntos y 1,3 asistencias) que no terminaban de hacerle feliz. Pero ayer salió La Bomba que todos añoraban. Ese jugador capaz de desestabilizar partidos, que contagia su explosividad a compañeros y público. En 29 intensos minutos, anotó cinco triples (sólo falló uno) para 23 puntos y colaboró con 4 rebotes y 2 asistencias. Sencillamente genial.