Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo DOMINGO 16- -9- -2007 ABC Peligro, veneno Para los investigadores del CSIC resulta muy inquietante que, por un lado, la Administración autonómica diga que la liberación de la clorofacinona (anticoagulante) para acabar con los topillos en los campos de Castilla y León es un sistema selectivo y bajo control, y por otro se recomiende a los cazadores que no consuman piezas de caza abatidas en las zonas tratadas con veneno, como tórtolas, liebres o palomas, por el riesgo de intoxicación. De hecho- -apunta Javier Viñuela- -ya se han confirmado los primeros casos de liebres y rapaces muertas por el tóxico. Todos los animales que comen grano están en peligro (perdices, paseriformes, gangas, ortegas... El 80 de las liebres que nos llegan muertas tienen síntomas de envenenamiento La liebre- -añade Viñuela- -es un animal oportunista que tan pronto puede comer grano suelto como el que se coloca dentro de tubos, que comerse un topillo que ya ha sido envenenado. Y si alguien come una de estas piezas- -advierte- -puede incluso llegar a morir Los topillos campesinos se han adueñado en los últimos meses de los campos de labor en Castilla y León DAVID ARRANZ Matar topillos a cañonazos Científicos del CSIC revelan que los topillos que han afectado en plaga a Castilla y León desaparecen por igual de las áreas tratadas con veneno que de las otras, sólo que en las primeras, amén del gasto, se aniquila también a especies cinegéticas de gran valor POR VIRGINIA RÓDENAS MADRID. Juan Fargallo y Javier Viñuela, especialistas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) demuestran con el único estudio existente en España sobre las fluctuaciones de la población de topillos que el factor determinante relacionado con su abundancia, y por ende con su control, es la densidad de depredadores (mamíferos y aves) Los desmesurados tratamientos fitosanitarios empleados por los agricultores castellanoleoneses los han expulsado de los campos, yermos de vida animal y, por tanto, sin presas que comer, cuando no perseguidos con saña a menudo ilegalmente con escopeta, cepo y veneno. Por eso, resulta paradójico que los políticos indemnicen de modo tan generoso con el dinero de todos los contribuyentes a los que en gran medida han sido culpables de la plaga de topillos, mientras que no han gastado un solo euro en estudios técnicos y científicos sobre la realidad de lo que está pasando, lo único que puede ayudar realmente a solucionar estos problemas subraya a ABC Fargallo. Es más, según el investigador Javier Viñuela, las medidas vistosas que ha tomado la Junta de Castilla y León para contentar a los agricultores han sido hasta contraproducentes porque si quemas un campo de rastrojos donde hay topillos, Dudas razonables En zonas tratadas con clorofacinona (anticoagulante) se ha reducido el topillo (Microtus arvalis) en un 56- 58 cifra similar a las de áreas sin tratar, según el CSIC. El uso de veneno tras la plaga del 93 redujo a la mitad la población alemana de milano real que inverna en Castilla y León las poblaciones reproductoras de aves comunes realizado a escala europea, dirigido en España por la Sociedad Española de Ornitología (SEO BirdLife) ha corroborado la tendencia decreciente de la comunidad de aves comunes propias de los medios agrícolas (alondras, codornices... desde 1996. Además de los biólogos Fargallo y Viñuela, los científicos Guillermo Blanco e Ignacio Torre han colaborado en la dirección del único seguimiento de topillo campesino en nuestro país- -realizado en la comarca segoviana de Campo Azálvaro, de 1997 a 2007- Demuestra que cuantas más parejas de cernícalos crían el año anterior, menor cantidad de topillos hay el año siguiente. Estos resultados- -subraya Fargallo- -son la única información objetiva con la que se cuenta hasta el momento, y no conjeturas, dimes y diretes y datos recogidos sin rigor que sólo aportan incongruencias y desinfor- Importancia de los predadores no los vas a matar porque habitan bajo el suelo, y cuando el animal salga y no tenga comida, correrá en su busca y se desplazará hasta los regadíos que se querían salvar. Además, los fitosanitarios no parecen afectar demasiado a estos roedores porque se sabe que en especies con altas tasas reproductoras, como las ratas, con el veneno se mata a las primeras generaciones, pero se engorda a las siguientes Asimismo, datos del programa SACRE de seguimiento de mación, y densidades poblacionales que debieran estar recogidas en el Libro Guinness de los Records, ya que en una revista científica especializada nadie se los creería. Parece que hasta ahora se ha preferido gastar decenas de millones de euros en compensaciones por daños y soltar veneno, que unidades de millón en tratar de prevenir mediante investigación, que no es traer a científicos alemanes y británicos durante 24 horas para dar un golpe de efecto mediático E incluso participar en recetas de cuento: los habitantes de la palentina Villotilla han requerido el apoyo de la consejera de Agricultura para su concurso de flautistas, tras los que buscan echar el topillo al río. Pero los investigadores del CSIC, que no están para bromas, añaden que a día de hoy ni siquiera tenemos evaluaciones fiables de los daños causados por el topillo campesino, salvo las obviamente interesadas estimaciones de los gricultores. Estamos seguros de que hay algunos que han sufrido pérdidas importantes, pero la información lanzada al aire se contradice un poco con los datos obtenidos sobre las cosechas: las de cereal y patata de 2007 han sido las