Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16- -9- -2007 99 José Tomás desata la locura en tarde amarga para Liria MURCIA Plaza de toros de La Condomina. Sábado, 15 de septiembre de 2007. Lleno de no hay billetes Toros de El Pilar, de magnífica estampa, nobles y de buen juego, salvo 1 y 5 Pepín Liria, de grana y oro. Bajonazo (ovación) En el cuarto, pasó a la enfermería. José Tomás, de rioja y oro. Estocada (dos orejas y petición de rabo) En el cuarto, que mató por Liria, estocada y descabello (ovación) En el quinto, pinchazo y estocada (dos orejas) El Fandi, de azul cielo y oro. Pinchazo, estocada y descabello (oreja) En el sexto, estocada (oreja) BLAS DE PEÑAS MURCIA. Nuevo triunfo de José Tomás. Por partida doble: colgó el no hay billetes en La Condomina y cortó cuatro orejas. La nota amarga fue la cogida de Pepín Liria, que sufrió una cornada en la bolsa escrotal. José Tomás cortó las dos orejas de su primer toro por una faena de locura. Si en las chicuelinas entusiasmó, con la muleta fue el acabóse. Con una muñeca prodigiosa y un empaque excepcional, puso a la gente los vellos de punta al comenzar con unos naturales ajustadísimos. Siguieron dos trincherazos de cartel y tres series soberbias con la derecha. Dos pases de pecho fueron cumbres. Llegaron luego manoletinas de ¡ay! Cuando montó la espada, cobró una magnífica estocada, que hizo rodar al toro sin puntilla. Los tendidos, puestos en pie, comenzaron a gritarle ¡torero, torero! mientras comentaban que estaban ante un torero de otra galaxia. Frente al incómodo quinto, cuajó otra faena extraordinaria. Sometió al toro al darle la distancia justa. Centró su labor a izquierdas, con naturales muy largos, sentidos y lentos, culminados con pases de pecho de categoría. Los circulares resultaron ceñidísimos. Abrochó con bellos ayudados. Pinchó antes de cobrar una estocada y consiguió otras dos orejas. Liria, sin suerte con el difícil primero, salió dispuesto a jugár- Natural de José Tomás, que cortó cuatro orejas por dos magníficas faenas sela ante el cuarto, al que recibió a portagayola. El toro le avisó ya en los dos primeros naturales y, cuando culminaba la tercera serie, le prendió de fea manera. El Fandi cortó una oreja a cada toro. Cuando paseaba la última, José Tomás abandonó la plaza al tener que coger un avión a Nimes, donde torea hoy. ANTONIO VIGUERAS Puerta grande a la clase de Manolo Sánchez VALLADOLID Plaza de toros de Valladolid. Sábado, 15 de septiembre de 2007. Menos de tres cuartos. Toros de Zalduendo, de desigual y pobre presencia; flojos y deslucidos, excepto el buen 4 Manolo Sánchez, de verde y oro. Dos pinchazos, estocada corta y dos descabellos (saludos) En el cuarto, estocada trasera (dos orejas) Salió a hombros. Cayetano, de corinto y oro. Media (saludos) En el quinto, bajonazo trasero, pinchazo, estocada que hace guardia y dos descabellos. Aviso (Silencio) Julio Benítez El Cordobés de blanco y oro. Estocada corta desprendida y dos descabellos (silencio) En el sexto, pinchazo y media (silencio) J. L. HERNANZ VALLADOLID. La deslucida corrida de Zalduendo ayudó poco a los matadores. Sólo se salvó el cuarto, que correspondió a Manolo Sánchez y al que apro- vechó en una buena faena, mezcla de estética y valor, premiada con dos orejas. En la primera parte toreó al ralentí en pasajes de muchos quilates y, mediado el trasteo, se metió entre los pitones en un arrimón de infarto. Con el bombón que abrió plaza, volvió a mostrar su clase ante la embestida dulzona de un animal sin entidad, con el que pecó de despegado. Cayetano se mostró por encima de un lote deslucido en su presentación en Valladolid. Frente al inválido primero sólo pudo dejar retazos de su buen corte en un conjunto carente de emoción. Algo más le permitió el quinto, al que enjaretó buenos muletazos, aislados y sin continuidad por la falta de motor del zalduendo. Pero con la espada estuvo muy desafortunado y eso le hizo perder un posible trofeo, porque el público estuvo toda la tarde con Cayetano. Julio Benítez- -que sustituía a Manzanares- -pasó sin pena ni gloria con un lote sin posibilidades. Se entregó en dos labores anodinas. Cayetano no tuvo suerte en su presentación en Valladolid FRANCISCO HERAS