Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ECONOMÍAyNEGOCIOS En portada s Gescartera: llega la hora de la justicia Los acusados DOMINGO 16 s 9 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) nicado del Ministerio de Hacienda, entonces dirigido por Cristóbal Montoro, GiménezReyna reiteraba ante su dimisión todos los argumentos expresados respeto a que no ha cometido irregularidad alguna A lo largo de la investigación judicial del caso se dieron a conocer nuevos datos, como el de que la CNMV aprobó la conversión de Gescartera en agencia de valores pese a que se habían detectado anomalías en sus operaciones y había sido expedientada. También trascendió que la presidenta de la CNMV Pilar Valiente, ha, bía mantenido reuniones con los responsables de la sociedad, Antonio Camacho y Pilar Giménez- Reyna, por mediación del hermano de ésta, Enrique, que estuvo presente en los encuentros. Estos datos, que vinculaban a personas y organismos de la Administración con el fraude, llevaron a los partidos políticos a crear una comisión de investigación parlamentaria sobre el caso, que el PSOE quiso utilizar como ariete en su estrategia de acoso al Gobierno, y el PP para defender su actuación. En una entrevista con ABC, Rodrigo Rato aseguró que el PSOE utilizaba el caso para cobrarse la factura política que tenía pendiente por el asunto Filesa, en el que se juzgó y condenó a varios responsables del partido por financiación ilegal. En septiembre, el Congreso de los Diputados aprobó, por 309 votos a favor y una abstención, crear la comisión de investigación del caso Gescartera que tendría dos meses de plazo para tratar de esclarecer lo ocurrido. Los grupos pidieron la comparecencia ante la comisión de alrededor de trescientas personas que incluían, aparte de los implicados judicialmente, ministros, obispos, militares y ejecutivos de diversas empresas, ya que entre los perjudicados por el fraude aparecieron obispados, organismos militares y policiales además de varios miles de particulares. Antonio Camacho Pilar Giménez- Reyna José María Ruiz de la Serna Julio Rodríguez Gil El reparto de papeles en Gescartera, según el escrito de acusación del fiscal MADRID. El escrito de acusación del fiscal pormenoriza el papel de cada uno de los acusados en la trama del fraude. Estos son los papeles que algunos de los acusados jugaron en la trama, según el Ministerio Público: Antonio Rafael Camacho Friaza, el iniciador. Según el fiscal, creó las sociedades que desarrollaron una actividad claramente dirigida a lucrarse defraudando a sus clientes y se lucró personalmente por valor de al menos 1.158.452.606 pesetas. José María Ruiz de la Serna, el cerebro. Junto con Camacho, daba las instrucciones a todos los implicados para engañar a los clientes y tuvo una intervención decisiva Provenía de la CNMV lo que le permitió engañar a la Comisión al conocer los modos de actuación de ésta. Pilar Giménez- Reyna, la presidenta. Además de funciones de captación de clientes y fondos, facilitó la relación de Camacho y Ruiz de la Serna con responsables de la CNMV Miguel Ángel Vicente González, el informático. creador de un rudimentario sistema informático con el que Gescartera controlaba las inversiones de los clientes de renta fija y variable, aparentando operaciones. Julio Rodríguez Gil, el conseguidor de identidades. Además de facilitar testaferros para los engaños de Gescartera, el fiscal le considera responsable de los efectos usados para engañar a la CNMV Agustín Fernández Ameneiro, el asesor. Además de elaborar un estudio de asesoramiento para los clientes, se encargaba de la liquidación de las operaciones ficticias. Carlos Ortín Barrón, el captador. Al margen de aportar clientes a la sociedad, se encargaba de elaborar los documentos de carácter tributario para los clientes. Aníbal Sardón Alvira era el encargado de formalizar los contratos de los clientes con Gescartera y se encargaba del control de sus posiciones, los certificados y la documentación de sus inversiones. El dietario Mientras, la juez Palacios tomaba declaración por segunda vez a Pilar Giménez- Reyna, declaración que reveló la existencia de un dietario en el que la presidenta de Gescartera anotaba datos sobre la gestión de la sociedad, y que resultó una auténtica bomba para la investigación, tanto judicial como, sobre todo, política. El descubrimiento, con fechas y participantes, de los contactos de responsables de Gescartera con altos cargos de la Administración, entre ellos la entonces presidenta de la CN- MV Pilar Valiente, provocó un endurecimiento de la batalla política y, días después, la dimisión de la propia Valiente, que había rechazado tener responsabilidad alguna en el escándalo desde el estallido de este. El dietario de Pilar Giménez- Reyna permitió conocer, entre otras cosas, que su papel en la empresa no era meramente decorativo como había afirmado en su primera declaración ante la juez Palacios. A través de su hermano estuvo detalladamente informada de la tramitación del expediente que la CNMV abrió a la agencia en 1999. Otra anotación revela que Enrique Giménez- Reyna había transmitido a su hermana el revés que Pilar Valiente habría propinado al entonces director de supervisión de la CNMV David Vives, a cuenta de un intento de inspección a Gescartera. Igualmente, la agenda de Pilar Giménez- Reyna contenía una nota que involucraba directamente a Pilar Valiente. P. Valiente. Expediente queda absolutamente limpio, resuelto, despejado y sin reserva que objetar y, del mismo modo, a Luis Ramallo, ex diputado del PP, y entonces vicepresidente de la CNMV El 5 de abril de 1999, la presidenta de Gescartera escribe en su dietario: Día horribilis, tarde horribilis. Confío en Luis plena- EL FISCAL Durante nueve años los acusados desarrollaron una actividad claramente dirigida a engañar a los clientes Pide entre tres y once años para los catorce implicados por apropiación indebida y falsedad LAS VÍCTIMAS Cuatro mil inversores, incluyendo obispados, organismos militares y policiales y otros, se vieron afectados por la estafa masiva SUPERVISIÓN LA CNMV aprobó la conversión de Gescartera en agencia de valores pese a que se habían detectado irregularidades mente Finalmente, en otra nota atribuida a Pilar Giménez- Reyna, los investigadores creyeron ver que Pilar Valiente pasó información privilegiada a uno de los responsables de la ONCE sobre la fusión del BBV con Argentaria. La anotación, referida a la compra de 2 millones de acciones del BBV es del 28 de septiembre de 1999. El 19 de octubre se anunciaba la fusión de ambas entidades. Pese a que desde su defensa se sostuvo que las anotaciones eran impresiones personales de Pilar Giménez- Reyna, lo cierto es que Pilar Valiente presentó su dimisión a las cuarenta y ocho horas de conocerse los datos del dietario. Paralelamente, la investigación en el Congreso de los Diputados tropezó desde el primer momento con el silencio de los principales implicados. Camacho y Pilar Giménez- Reyna se acogieron a su derecho a no declarar, a pesar de lo cual el diputado Juan Fernando López Aguilar formuló las cerca de 70 preguntas que tenía preparadas, encaminadas muchas de ellas a buscar la posible implicación de miembros del Gobierno y altos cargos del PP en el escándalo, y que no obtuvieron respuesta. Pilar Valiente, sin embargo, sí utilizó su comparecencia ante la comisión parlamenta- ria para defenderse de las acusaciones. Durante más de siete horas de interrogatorio por parte de los diputados, la ex presidenta de la CMNV se presentó a sí misma como la bestia negra de Gescartera, la causa de todos los males de la agencia. Los directivos de Gescartera están en la cárcel, la agencia de valores está intervenida, las irregularidades han sido plenamente descubiertas. Y tengo que decir que no me tembló la mano al adoptar las decisiones que tomé aseguró en su comparecencia. Valiente dijo también ante los representantes políticos que el dietario de Pilar Giménez- Reyna era falso y que el director de supervisión, Vives, mintió cuando la acusó de obstaculizar la investigación. Si la investigación parlamentaria proporcionaba sorpresas un día sí y otro también, tampoco la judicial se quedó atrás. La instrucción del caso permitió conocer los vínculos de Camacho con relevantes miembros del PP, pero también con destacados dirigentes del PSOE. Manuel Chaves, presidente de la Junta de Andalucía, estuvo invitado a la boda en Cuenca de Camacho, aunque no trascendió si llegó a ir. Sí se supo, en cambio, que por intermedio de La Junta, inversora