Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 16 s 9 s 2007 ABC AD LIBITUM DEL FUEGO EL LENGUAJE PROVERBIOS MORALES GUILLERMO rallas se disgregan, se arruinan los templos ancestrales UÉ hace un chavea del sesenta y ocho como y llora Eros, constructor de ciudades. tú- -cuatro décadas de orgullosa adolescenHablemos un poco más de Guillermo Brown- -Just cia y dos de infancia recuperada te contemWilliam! la gigantesca creación de nuestra inolvidaplan- defendiéndose de la realidad como un viejo toble tía Richmal Crompton. Siempre que encuentro a alpo extraviado en este tercer año triunfal de la revoluguien más o menos de mi edad, de gustos teóricos o étición de peluche? ¿Qué se nos ha perdido a ti y a mí en la cos semejantes a los míos, alguien, en suma, que entienutopía oligocéltica y paganini de Suso de Toro, cuyos de la vida como yo (es decir, que no la entiende en absoluantepasados gobernaron míseras hordas palustres en to) no tengo que bucear mucho tiempo en lo más remotas comarcas precristianas? Tendríamos íntimo y congenial de sus recuerdos para que que estar preparándonos para el bocinazo del aparezca, nimbado de gloria, Guillermo ángel, planchando la toga praetexta y ensayanBrown escribió hace treinta años un Savater do la genuflexión, porque tú y yo somos romaque bordeaba los treinta años. Tú me has repetinos, y los romanos morimos como toreros cirdo a menudo aquel Extra Guillermo nulla salus cunspectos, recibiéndola a porta gayola. Por de Fernando, la divisa de quienes juramos por aquello de la civilización, ya me entiendes. Aunel único anarquista triunfante que los tiempos que a la civilización le hace sólo mellas menohan consentido pero sabes que siempre he neJON res el frenesí de la mocedad, no sobreviviría sin gado esta interpretación engañosamente subverJUARISTI algo de estilo concluyente, y tú y yo se lo debesiva que, con el pretexto de la insurgencia frente mos y podemos dárselo. al tiempo, acata de modo servil la tiranía del espíritu de Pero te veo aún verde, buscando el viejo cobertizo, coun tiempo, el del final del franquismo, que no sólo conmo si no hubieras completado cuando debías el aprendisentía hacer de Guillermo Brown un anarquista triunzaje de la decepción. No hay viejo cobertizo, topo viejo, fante, sino que obligaba a ello. ¿Cómo habríamos podido créeme. Los chicos de hoy ya no tienen siquiera esa palareconocer entonces en sus aventuras la Bildung del perbra y nadie ha propuesto incluirla en los programas de fecto conservador? Y, sin embargo, así era. Tras cada epiEducación para la Ciudadanía. En rigor, esa sería la únisodio de transgresión y desorden, Guillermo aprendía a ca alternativa digna a la movilización total de la infanestimar el valor de la costumbre impugnada. Los dos sucia y su violación- -consentida- -por la propaganda de cesivos modelos en que se inspiró la tía Richmal, su hermasas: la formación espontánea de células proscritas en mano John y su sobrino Tom Disher, consumaron senviejos cobertizos, pero para eso habría que ser inglés y dos destinos que habrían enaltecido a su trasunto literatory de nacimiento, como Guillermo Brown. Dirás que rio. John Crompton sirvió en la RAF hasta 1943, cuando hablo como uno de aquellos idiotas que, en palabras de se retiró por invalidez. Escribió libros sobre caza (del zonuestro amigo Savater, se deleitan en envilecer la reberro) e historia natural, y fue amigo de John Betjeman y lión contra el tiempo. No te equivoques. No deploro que Harold Nicolson. En cuanto a Disher, hizo una brillante te alces contra la Necesidad y contra la Muerte. Lo que carrera en el Ejército británico. A su manera, y a través me deprime es la cerrazón y la inflexibilidad de tu estrade sus correlatos históricos, Guillermo Brown abandotegia, porque la Muerte, como bien sabía el maestro Canó el viejo cobertizo y se batió en los cielos de Inglaterra netti, desbarata con facilidad las estratagemas previsipor la continuidad de la civilización. Esa fue su contribubles. Mientras tú fatigas las soledades en busca del Coción decisiva a la rebelión humana contra el tiempo y la bertizo- -qué curiosos sucedáneos de eternidad os monmás lograda tarea de nuestro héroe. táis los que afirmáis no creer en la vida eterna- las mu- ICE bien María Teresa Fernández de la Vega cuando predica que, en democracia, son tan importantes las formas como los contenidos Lo chocante es que, entendiéndolo de modo tan recto, se comporte frente a la ruptura de las formas de manera tan poco cabal y rigurosa. Cuando, como en Gerona, unos alborotadores rompen la paz ciudadana y prenden fuego a una fotografía del Jefe del Estado- -es decir, hacen añicos las formas- hay algo más grave y significativo que el vandalismo de un grupo de indeseables: la conducta de quienes, desde la ley, tienen la misión delegada de hacerla cumplir y mantener el M. MARTÍN orden público. FERRAND Tomando otra vez a De la Vega como fuente de autoridad, en aras de la libertad cualquiera puede defender cualquier idea siempre que sea a través de la palabra, la tolerancia y el respeto Ninguna de esas saludables condiciones concurrió en el breve aquelarre gerundense. Alfons López Tena, el orate separatista que aporta tipismo al Consejo General del Poder Judicial, entiende que quemar fotografías y banderas entra dentro de la libertad de expresión y, a mayor abundamiento, el secretario de Seguridad Pública de la Generalitat justificó la no intervención de los Mossos d Esquadra porque su actuación hubiera sido como echar gasolina al fuego ¿En qué quedamos? Si el olor a chamusquina es el aroma de la libertad, ¿por qué no contribuir a su más amplia propagación? En un Estado incapaz de hacer cumplir la ley y exigir, por ejemplo, que la bandera nacional luzca en el frontis de todas las instituciones, poco hay que hablar para resumir el caos imperante, la indolencia culpable del Gobierno y, por su pasividad, la irresponsabilidad ciudadana. El humo de las fotografías de Gerona, que ni siquiera es un grito republicano y se queda en desorden ácrata, indica dónde está el fuego de nuestra realidad. No son las palabras las que marcan la actualidad y mucho menos el respeto lo que inspira todo cuanto, crecientemente, altera el sosiego de nuestra difícil convivencia. El incidente no es menor como asegura la vicepresidenta, porque, como también dice, es recurrente La algarabía pirómana que comentamos no es el fruto de un arrebato instantáneo, de un descontrol sobrevenido. Fue convocada con antelación, para protestar por la presencia del Rey en Gerona, por el Sindicat de Estudiants dels Països Catalans y otra media docena de organizaciones en las que se aúnan la rabia contra el sistema y el orden- -algo que, como el acné, se cura con el tiempo- -y la percepción de ayuda con cargo al Presupuesto. A partir de ahí, ese dejarlas pasar que proclaman el buenísimo de José Luis Rodríguez Zapatero o el tenue desdén de De la Vega es, más que nada, una mezcla de insensatez e irresponsabilidad. En defensa de los derechos ciudadanos que proclaman la Constitución y el buen sentido no se deben tolerar la barbarie y el salvajismo. D ¿Q -La culpa la tienen los que nos votan, que no lo hacen lo suficiente para que podamos gobernar sin el apoyo de los nacionalistas